Elegantísima

Inés Domecq, la influencer sin cuenta de Instagram, vuelve a ser la invitada perfecta a una boda con un vestido cuajado de lentejuelas

La empresaria y diseñadora Inés Domecq ha derrochado estilo este fin de semana con un vestido de Roberto Diz.

Inés Domecq
GTRES

Actualizado a

Piluca Santos
Piluca Santos

redactora web

Si la RAE acompañara sus definiciones con fotografías, Inés Domecq tendría todas las papeletas para aparecer al lado de la palabra elegancia. La aristócrata es una de las mujeres con más estilo de nuestro país y hablar de Inés Domecq es hablar de la invitada perfecta a una boda. Aunque no tiene redes sociales -ni falta le hace- es una de las mujeres más copiadas por sus looks de invitadas, es decir, es una influencer sin cuenta de Instagram. Este fin de semana Inés Domecq ha vuelto a dar una lección de estilo con el conjunto que ha llevado a la última boda a la que ha asistido.

Aunque hace unos meses lanzó su propia firma de moda, que engloba tanto invitada como otra de estilo más casual, The IQ Collection junto a su socia Virginia Pozo (la creadora de Coosy) y ya han vestido a la reina Letizia, esta vez no ha apostado quien la ha hecho brillar no ha sido su propia marca, sino Roberto Diz, su diseñador de cabecera.

Su estilo elegante y depurado, pero con ese toque muy actual que todo buen estilismo necesita, le hace acaparar todas las miradas allá por donde va. Este fin de semana fue en Sevilla, donde se casaron sus amigos Bosco y Micaela, y apostó por un vestido estampado cuajado de lentejuelas de Roberto Diz.

El diseñador sevillano creó para ella un vestido largo con flores con corte en la cintura y falso escote en la espalda que combinó con unas sandalias nude y un bolso rosa. A diferencia de otras ocasiones, esta vez lució el pelo suelto, con mucho volumen y ondas, un peinado perfecto para presumir de pendientes maxi.

El (falso) escote en la espalda de Inés Domecq

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?