La pasarela Adlib sigue marcando tendencia

Cuatro formas de llevar el vestido blanco ibicenco este verano

Es la prenda estrella del verano. Y la reciente Pasarela Adlib de Ibiza, que celebra su 50 edición, confirma nuestra sospecha: hay nuevas y sorprendentes formas de lucirlo.

adlib joyas
Ugo Camera
Lidia A. Costa
Lidia A. Costa

Editora de moda

Actualizado a

El vestido blanco sigue siendo la estrella del verano. Año tras año, esta prenda de aire ibicenco es la estrella indiscutible de los looks estivales. Su combinación más popular, con alpargatas y bolsos tipo cesto y capazos completan ese aire boho y playero que les caracteriza.
Sin embargo, estas prendas tienen infinitas posibilidades estilísticas como cada verano nos confirma la mítica Pasarela Adlib que se celebra en Ibiza desde hace ya 50 años y que hoy es una marca con denominación de origen que pone en valor la tradición, libertad y moda que se reúnen bajo esta célebre etiqueta procedente de la expresión latina Ad libitum, y que significa “en libertad”. Un estilo de vida neohippy que nació en ibiza a finales de los años 60 y que desde 1971 celebra su pasarela impulsada entonces por la conocida como “princesa” Smilja Mihailovitch, fallecida en 1994. 







 

Año tras año esta pasarela es uno de los acontecimientos del verano a nivel nacional e internacional, y el pasado 12 de junio celebró su 50 edición en el pintoresco Baluarte de Santa Lucía, entre las murallas de Dalt Vila, y con la presencia de tres de las grandes tops españolas de los años 90: Verónica Blume, Martina Klein y Vanesa Lorenzo, además de Nieves Álvarez, maestra de ceremonias del evento. 

Si bien es cierto que la Pasarela Adlib cuenta con diseñadores que se alejan de estética ibicenca más tradicional, el protagonista indiscutible de sus desfiles sigue siendo el vestido de color blanco de aire boho-chic. Realizadas en algodones blancos, con detalles de puntillas y bordados y transparencias, estas prendas no solo no pasan de moda sino que cada verano suma nuevas propuestas, algunas realmente sorprendentes, que perpetúan su condición de prenda estrella imbatible del verano. Ligero, fresco, cómodo, con una elegancia sencilla y discreta, y con una fuerte conexión a las tradiciones, cultura y naturaleza de la isla de Ibiza, el vestido blancohippy o boho – como le queramos llamar–, sigue siendo una estrella de los looks del verano más relajados y bohemios. Y la Pasarela Adlib siempre es una gran fuente de inspiración para lucirlo de mil y una nuevas formas. ¡Toma muy buena nota!

1-4
adlib pantalón.

1 / 4

Vestido blanco sobre un pantalón pitillo

La combinación de mini vestidos sobre pantalones rectos es una opción que da buena muestra del talento fashion de su portadora. Y el estilo Adlib también cuenta con estas opciones, como vemos en este look de Vintage Ibiza.
El vestido mini, con bajo asimétrico tipo volantes –también puede lucirse como un blusón–, se lleva a juego con un pantalón de hilo y con detalles de encaje que le otorgan al look un aire más práctico y adecuado para el día a día. Pero si cambiamos las alpargatas por unas sandalias tipo mule con tacón el outfit será ideal para llevar también de noche. Por no decir, claro, que tanto el pantalón como el minivestido se pueden llevar por separado y con looks de lo más versátiles. Y un último dato: la próxima temporada O/I ya nos ha adelantado que los estilismos con pantalones transparentes serán clave, por lo que este look ibicenco resulta una apuesta de lo más visionaria. 

(Info.: vintageibiza.es)

Aisha Bonet
adlib noche.

2 / 4

Vestido blanco con transparencias para la noche

La versión más sofisticada del vestido blanco ibicenco tiene su mejor representación en esta maravillosa prenda de Vintage Ibiza. La marca, que vistió a la Reina Letizia el verano pasado durante la visita de los Reyes a las Baleares, desfila en la Pasarela Adlib desde 2015. Y es una de las firmas más populares de las islas gracias a su perfecta combinación entre artesanía y modernidad. Este vestido es una joya en sí mismo. Sus transparencias y bordados con paillettes lo hacen la opción perfecta para tus salidas nocturnas, incluso si no son demasiado formales. Piensa que esta prenda puede lucirse con un toque más relajado, con sandalias planas plateadas por ejemplo, y un bolso tipo bombonera en tela de esos que ya son todo un must-have. Pero también puedes elevar su look hasta hacerlo 100% de fiesta con sandalias de tacón stiletto y clutchs rígidos metalizados. Y en cuanto a las transparencias, juega con ellas en la medida en que quieras enseñar más o menos. Ya lo ves: este vestido es ideal incluso para una novia. 

(Info.: vintageibiza.es)

Aisha Bonet
adlib joyas

3 / 4

Vestido blanco con joyas doradas y sombrero

El exceso del color dorado no lo es tanto en las propuestas de Elisa Pomar, una joyera que realiza piezas que recrean la joyería tradicional ibicenca, incluso recuperando piezas del payés de la isla, y con un gusto especial y maravilloso.
Como vemos en este look de vestido blanco, sumar pendientes maxi, collares y anillos dorados en una misma propuesta, tomando la inspiración de los trajes tradicionales de payesa en los que se da gran profusión de joyas, no solo no resulta excesivo sino que en realidad dan ganas de lucirlo ya. La sencillez de uno de estos vestidos en hilos y algodones naturales y blancos combinan de maravilla con estas joyita de aire vintage y realizadas por la diseñadora en plata dorada y en oro. Su técnica de filigrana, como en el caso de los pendientes XL, aligera su aspecto, por lo que si te apetece añadirle aún más complementos, puedes hacerlo sin problema. ¿Qué tal un sombrero en blanco y negro?.

(Info.: elisapomar.com)

Aisha Bonet
adlib sombrero.

4 / 4

Vestido blanco con sombrero tipo borsalino

Quizás una de sus propuestas más sorprendentes, este look de la diseñadora Virginia Vald –también crea alta costura de inspiración Adlib– resulta un ejemplo perfecto de la versatilidad sin límites del vestido blanco boho por excelencia. Sus transparencias, plisados, detalles con encaje y escote profundo encuentran el contrapunto perfecto en un borsalino clásico de fieltro marrón y aire masculino. Si bien es cierto que el detalle de las flores en el ala le dan a este sombrero un toque más femenino, la novedad más interesenta de esta propuesta reside en el carácter dandy del accesorio que contrasta con la delicadeza y bohemia chic del vestido. Si quieres potenciar aún más su versión casual, llévalo con zapatillas de lona blancas tipo Superga o sandalias planas finitas. Y si hace “fresco”, una cazadora vaquera será perfecta. 

(Más info.: virginiavald.com)

Aisha Bonet

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?