INVITADAS DE VERANO

El color perfecto para las invitadas de verano es el amarillo, así lo dice Paula Echevarría

Porque es el tono que más resaltará tu bronceado y te sentirás Beyoncé

STREET STYLE VESTIDO AMARILLO CORTO
IMaxtree
Ángela García
Ángela García

Periodista especializada en tendencias

Actualizado a

El fin de semana está para hablar de las invitadas mejor vestidas que acuden a todo tipo de eventos de gala estos días: cumpleaños, babyshower y por supuesto bodas. ¡Qué ganas teníamos de bodas! Y de invitadas, por supuesto, porque compartir es vivir y que ellas suban a redes sociales los modelitos que lucen nos ayuda a decidir qué llevar para no caer en lo mismo de siempre.

Si entre semana nuestras influencers y celebrities favoritas nos dejan sus ideas para vestir en el día a día, y ahora en verano presumen de los mejores trajes de baño y vestidos para la playa, es llegar el sábado y el domingo y se convierten en las más elegantes para acudir a los compromisos sociales pertinentes.

El color está más presente que nunca en las opciones de invitada este verano 2022, una tendencia que venimos inaugurando desde la primavera cuando nombrábamos al naranja como el color más vitmaminado y de moda para todas las invitadas pero no es el único. Laura Matamoros y su vestido rosa de plumas, María Pombo y el vestido verde tres en uno que llevó en la boda de su hermana mayor o el vibrante rojo que parecía de alta costura de Meri Turiel (que en realidad es de Mango y está super agotado) nos dejan muy claro que en las bodas de 2022 hay espacio para todos los colores del arcoíris y la última en sumarse a este pantone tan alegre ha sido Paula Echevarría.

Acudiendo a la boda de unos amigos nos dejaba el regalo de este vestido firmado por The 2nd Skin en amarillo limón que realza su perfecto bronceado, a pesar de estar solo al comienzo del verano.

Los detalles que no podemos dejar que pasen desapercibidos en este estilismo son varios. Lo primero el llamativo y acertado color, ese amarillo limón tan fresco y desenfadado daba un paso hacia la elegancia más absoluta gracias al diseño del vestido: un palabra de honor que cae sobre el cuerpo sin ceñirse en absoluto. Los pocos adornos de este diseño se encuentran en la parte delantera, por una parte tenemos la abertura central por encima de la rodilla, algo que también vimos en los vestidos de novia de Lucía Pombo, y que facilita llevar una silueta tan entallada de una manera más cómoda. Y por otra, la gran lazada en el escote que cae sobre el cuerpo con fluidez y buen gusto propio de la firma made in Spain que ha llegado a vestir a la Reina Letizia en más de un acto oficial.

Para poner el broche final a este vestido que es una oda al sol, la actriz ha hecho una firme apuesta por el color eligiendo sandalias de tacón y clutch en un malva claro que complementa y equilibra el vibrante amarillo. El toque más tropical y veraniego (si es que necesitaba un punto más) lo ponían los originales maxi pendientes de Lausett en forma de hojas de palmera a tono con el vestido y sumando el verde al look. Un resultado inspirador, lleno de alegría y que nos hace pensar que las invitadas más atrevidas y divertidas del verano irán de amarillo hasta que llegue el otoño.

Más Sobre...

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?