Ana Rujas: "Mis virtudes son mis defectos"

Inconformista y exigente, la polifacética actriz Ana Rujas disfruta explorando su inmenso universo creativo. Ahora, trabaja en el guion de Cardo (Atresplayer) y vuelve al teatro con La mujer más fea del mundo. Además, retoma su faceta de modelo para descubrirnos la belleza arty de FF Vértigo de Fendi.

Ana Rujas nos presenta la colección FF Vértigo de Fendi
Paula Méndez.

Actualizado a

El afán creativo de Ana Rujas no tiene límites. Desde que su rostro se hiciera habitual en la pequeña pantalla gracias a series como Cuenta Atrás, 90-60-90 o Punta Escarlata, Ana Rujas (Madrid, 1989) ha trabajado sin pausa como actriz y modelo y, más recientemente, como escritora y guionista. Adora el mundo audiovisual– estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid–, creó su propia compañía, Teatro Beauvoir, y en 2019 estrenó La mujer más fea del mundo, un monólogo escrito junto a Bàrbara Mestanza y que vuelve a representar en las Naves del Español, en Matadero Madrid, del 11 al 16 de mayo. También trabaja en el guion de Cardo, un retrato generacional escrito con Claudia Costafreda, producido por Javier Calvo y Javier Ambrossi, ‘Los Javis’, para Atresplayer Premium y que, pese a su secretismo, ya ha generado mucha expectación.

Hablamos con la polifacética actriz de sus nuevos proyectos, incluido un libro con el que busca profundizar en su búsqueda de la libertad. Y todo esto, mientras nos descubre FF Vértigo, la nueva colección cápsula creada por la artista visual Sarah Coleman y Silvia Venturini Fendi, directora artística de accesorios y ropa masculina de Fendi. Ellas dos han conseguido reinterpretar el icónico logo FF con un efecto psicodélico y deconstruido que evoca una fusión de inspiración seventies con un optimismo muy noventero.

Modelo, actriz, escritora, guionista… ¿Cuál de las profesiones te define mejor? Diría que soy una inconformista: siempre estoy buscando la verdad y mis proyectos van ligados a la mayor honestidad posible, algo que intento tener en la vida. Pero todo ayuda, cada una de mis experiencias me sirve para poder partir de mí y luego volar a otros lugares. Todo suma.

El inconformismo, ¿es una virtud o un defecto? Mis virtudes son mis defectos. Mi inconformismo me trae por el camino de la amargura, pero a la vez es maravilloso. Soy muy crítica, algo que a veces es genial y otras, odioso. Me exijo mucho a mí misma y a los demás. Y también soy un poco dispersa, algo que tiene su parte buena porque me hace estar atenta a todo lo que pasa a mi alrededor.

Escribiste con Bàrbara Mestanza La mujer más fea del mundo, y ahora Cardo para TV y junto a Claudia Costafreda. ¿Qué diferencias o similitudes existen entre ambas formas de escritura? Obviamente, hay una gran diferencia entre escribir para teatro y para televisión. En teatro te diriges a un público presente durante ese ritual y en ese espacio concreto. No se puede diferenciar la obra del público, tanto para teatro como para televisión. Somos la misma cosa. Al menos a mí me gusta no marcar diferencia entre el espectador y yo misma. En cuanto a Cardo, que nació como un proyecto para televisión, a la hora de escribir pensamos en el desarrollo de la trama a través de los capítulos. Me permito poner en boca de muchos personajes mis pensamientos, mi opinión. Claudia y yo lo estamos pasando muy bien escribiendo juntas.

¿Cómo surgió la historia de Cardo? ¿Cuánto tiene de autobiográfico? Nació de la necesidad de utilizarme a mí misma para llegar a más gente. A partir de la incorporación de Claudia Costafreda al proyecto volamos desde el mío a otros lugares comunes y generacionales en los que ella también ha volcado sus vivencias.

Cardo habla de una generación en la que se corre el riesgo de llegar a los 30 años con la sensación de no tener nada que ofrecer al mundo. ¿Qué crees tú que aporta al mundo María, su protagonista? Mi generación está a caballo entre un pasado plácido, un presente convulso y un futuro incierto. Justamente lo que ofrece María es que no tiene nada que ofrecer. Es la búsqueda de la identidad.

¿Te llama especialmente la atención escribir historias de mujeres? Cuando escribo no pienso en géneros sino en temas que me interesan.

¿Cuáles son tus referentes? Para mí es un referente cualquier persona que se guía por sus instintos y hace realmente lo que quiere antes de lo que se espera de ella. Por ejemplo, la artista conceptual Tracey Emin es una mujer que me ha inspirado muchísimo, a la que siempre he seguido. El director de cine Rodrigo García ha sido otro referente. Últimamente escucho mucho al filósofo Ernesto Castro, me resulta muy inspirador.

La mujer más fea del mundo, Cardo… ¿Por qué este interés en el físico femenino? El tema de la relación entre el físico y la felicidad es algo que me inquieta de siempre. El físico te pone en tela de juicio muchas veces, determina quién eres y qué has venido a hacer aquí, para bien y para mal. Pero la cuestión es qué está bien y qué está mal. Y es una reflexión que me planteo constantemente. Ahora estoy escribiendo un libro, La otra bestia, que se editará con Random House y que nace de la necesidad de buscar un seudónimo para sentirme mucho más libre.

¿Qué esperas de Cardo? Mi obsesión es que sea honesta y que con ella la gente se sienta menos sola.

Ya habías coincidido con ‘Los Javis’ en Paquita Salas pero, ¿cómo es trabajar con ellos como productores de tu propia historia? Están dando la oportunidad a gente joven, algo supernecesario. Su compromiso es enorme. Son conscientes de que tienen una responsabilidad artística y están obsesionados con eso. Y yo comparto totalmente con ellos esa forma de ser.
¿Cómo son tus gustos en moda? No tengo un estilo definido, cambio continuamente. En la vida hay que cambiar.
¿Cómo fue la experiencia de volver a ejercer de modelo en este shooting para InStyle? Me encanta hacer fotos cuando el tema me interesa, como en este caso. Fendi es una firma que sigo desde hace tiempo y de esta colección con Sarah Coleman me encanta su aire setentero. ¡Me quedo con todos sus bolsos, gorros y vestidos cortos!
¿Cuáles son tus básicos de moda actualmente? He vuelto a usar polos y también me sigo poniendo una chaqueta vintage que guardo desde los 16 años con una chapa de Mercedes, de mi época más punky. 

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?