¿Por qué Kim Kardashian ha necesitado la gestación subrogada para su tercer embarazo?

La decisión del matrimonio West-Kardashian ha sido realmente comentado, pero... ¡nosotras tenemos la respuesta a todas vuestras dudas!

Kim Kardashian

Actualizado el

Kim Kardashian y Kanye West acaban de anunciar el nacimiento de su hija. Su decisión de ser padres mediante la maternidad subrogada para su tercer embarazo ha sido más que comentada y esto ha llevado a que todos nos hagamos una pregunta muy obvia. ¿Por qué?

La respuesta es sencilla. A pesar de haber estado embarazada en dos ocasiones anteriores, cuando nacieron sus dos hijos North y Saint, los problemas de salud de Kim Kardashian no aseguraban un parto seguro. Parece ser que la más popular del clan Kardashian sufre una enfermedad denominada placenta accreta, una afección rara que consiste en la adhesión de la placenta en la pared uterina provocando efectos secundarios que pueden ser una grave amenaza para un embarazo saludable.

La infección y el sangrado masivo pueden causar problemas de salud en mujeres embarazadas y suponen un riesgo para los bebés, como bien explicó la ginecóloga Alyssa Dweck, autora de The Complete A to Z for Your V, a InStyle USA. "Normalmente, cuando nace un bebé, la placenta se separa fácil y de forma natural del útero", dijo Dweck. "La placenta accreta hace que sea mucho más difícil eliminar la placenta".

Kim Kardashian ha expuesto de forma muy abierta sus problemas de salud, llegando incluso a escribir artículos muy detallados sobre ello en su página web personal.

"En el último embarazo tuve preeclampsia, una afección grave que puede contraerse durante el embarazo; a menudo, la única manera de deshacerse de ella ese dar a luz temprano para protegerse y a la vez proteger al bebé"."Hace que tu cuerpo y tu cara se hinchen, algo que fue muy incómodo para mí. Tuve preeclampsia muy temprano y tuve que dar a luz a las 34 semanas, casi seis semanas antes", escribió.

"Inducimos el parto y tuve a North poco después. Inmediatamente después de dar a luz, la placenta generalmente sale y la mía no. Mi placenta permaneció unida a mi útero, debido a una afección llamada placenta accreta. Es una afección de alto riesgo, eso sucede cuando la placenta crece demasiado adherida a la pared uterina", ha explicado Kim.

"Mi médico tuvo que meterme el brazo y extraer la placenta con la mano, sacándola del útero con las uñas. ¡Qué desagradable y doloroso! Mi madre lloraba, nunca antes había visto algo así. Mi parto fue bastante fácil, pero lo peor vino luego ¡fue la experiencia más dolorosa de mi vida! Me dieron anestesia epidural por segunda vez, pero íbamos a contratiempo, así que tuve que lidiar con ello", continuó. "Me comentaron que algunas mujeres fallecen como consecuencia de este tipo de partos sin la atención adecuada. Estoy muy agradecida de que mi médico haya podido detectar esto y abordar el problema de inmediato".

En el reallity Keeping Up with the Kardashians, fue la propia Kim quién anunció su decisión de optar por la gestación subrograda porque tener otro bebé por su propia cuenta podría suponer un riesgo grave. "He llegado a la conclusión de que mi mente no iba a poder cargar con otra situación igual. Entonces ahora quiero explorar la subrogación", le dijo a su madre, Kris Jenner.

Parece que explorar esa opción ha funcionado de la mejor manera para la familia.

Loading...