Marc Jacobs da una lección de excesos para cerrar la New York Fashion Week

Luz fantasmagórica, música de órgano y ligera inspiración española para una colección de que eleva los volúmenes.

Actualizado el

1-12
GettyImages-918438298. El Marc Jacobs más dramático

1 / 12

El Marc Jacobs más dramático

El comienzo del desfile ya hacía intuir hacía dónde quería dirigirnos el diseñador. La luz y la música elegida por Marc Jacobs era el toque perfecto para sus diseños más excéntricos. Abrigos XXL con colores muy llamativos que las modelos lucían junto a sombreros de ala ancha negros y pañuelos que no dejaban ver apenas sus rostros. Además, los volúmenes de los diseños fueron los grandes protagonistas de una pasarela con aires fantasmagóricos, que no dejó indiferente a nadie. Nueva York se rinde de nuevo a Marc.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438702. Arlequín picassiano

2 / 12

Arlequín picassiano

El diseñador quiso apoyar su colección en piezas llenas de color. Cuadros de diferentes tonalidades que combinaban con las pelucas de las modelos. 

GETTY IMAGES
GettyImages-918438724. El sombrero estrella

3 / 12

El sombrero estrella

Además de jugar con los volúmenes y las formas, la pasarela se llenó de modelos que con grandes pañuelos negros cubrían su cabeza y terminaban el look con sombreros negros de ala ancha. Todo ello para crear unas sombras en el rostro de las modelos. El diseñador no pierde detalle.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438776. Lazadas en flor

4 / 12

Lazadas en flor

Algunas modelos lucieron piezas que resaltaban su figura pero sin dejar atrás el objetivo del diseñador de dotarlas de piezas extravagantes. En esta ocasión vemos a la modelo luciendo una tela en forma de flor alrededor del cuello. 

GETTY IMAGES
GettyImages-918438936. Formas geométricas

5 / 12

Formas geométricas

Al final del desfile pudimos ver a las modelos luciendo piezas llenas de volúmenes con telas estampadas. Diseños que creaban formas y siluetas de lo más exageradas.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438948. Superposición de telas

6 / 12

Superposición de telas

Jacobs optó por diseños donde las telas se superponían, como el caso de este vestido negro que encima lleva telas en diferentes tonos verdes.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438920. Complemento sorpresa

7 / 12

Complemento sorpresa

El diseñador sorprendió a los presentes con este diseño original. Un mono corto que lograba envolver también la cabeza de la modelo. Y no quiso perder detalle añadiendo una riñonera negra que funcionaba como cinturón y colgando al cuello de la modelo una funda para el teléfono. 

GettyImages-918438338. Combinación perfecta

8 / 12

Combinación perfecta

El diseñador supo jugar con los colores que van a triunfar esta nueva temporada, combinados de una manera que resultaban atractivos para el público allí presente.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438958. Riqueza de tejidos

9 / 12

Riqueza de tejidos

El desfile fue de lo más extravagante y dejó apreciar la diversidad de tejidos que el diseñador había utilizado.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438886. De temporada

10 / 12

De temporada

Marc utilizó colores que han estado muy presentes y que parece que van a seguir triunfando en próximas temporadas, como el caso del burdeos.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438992. Abrigos con hombreras

11 / 12

Abrigos con hombreras

El diseñador apostó por piezas XXL que, además, remarcaran una silueta. Utilizó para ello abrigos con hombreras para crear formas imposibles en las modelos.

GETTY IMAGES
GettyImages-918438864. Sube el volumen

12 / 12

Sube el volumen

Este diseño es un claro ejemplo para hacer resumen de lo que ayer quiso enseñar Marc Jacobs: un juego de volúmenes. 

GETTY IMAGES

Marc Jacobs volvió a triunfar en la presentación de su colección en Nueva York. Estamos en una de las semanas más importantes para la moda internacional y por ello el diseñador estadounidense no quiso reservarse nada, mostrando sus diseños más atrevidos en la pasarela.

La iluminación mínima creaba un ambiente ideal donde la atención hacia los diseños era total. El programa avanzaba algunos de los hitos de la colección, de “grandes florituras, trazos amplios y siluetas o telas preciosas”, y en la presentación pudimos ver que cumplió con lo prometido.

El desfile empezaba con abrigos XXL en colores de lo más llamativos que, además, conseguían cubrir totalmente a las modelos. Las hombreras también han estado muy presentes, gracias a las cuales Jacobs remarcaba las siluetas de sus maniquíes y creaba formas geométricas.

Los volúmenes fueron los grandes protagonistas pero los colores también tuvieron su lugar en el desfile y el diseñador combinó además de tejidos diversos, colores dramáticos que creaban looks de lo más originales. Algunos de inspiración picassiana (ese arlequín) y con aire español. Además, para conseguir este objetivo final, algunas de las modelos llevaban el pelo tintado de colores que combinaban con sus diseños. ¡Los looks beauty están pensados al más mínimo detalle!

La superposición de telas fue una de las claves y pudimos ver diseños de lo más llamativos. Las lazadas de telas en forma de flores fueron muy repetidas y conseguían el objetivo de la colección: crear exceso de forma constante.

Estamos llegando al final de la semana de la moda por excelencia y ya hemos podido ver grandes desfiles que quedaran en nuestra retina para siempre (o al menos hasta la próxima cita). Es por ello que Marc Jacobs no quiso quedarse atrás y aprovechó la cita para captar la atención del público. ¡Y lo logró!

Te puede interesar:

New York Fashion Week Desfiles Pasarela
Loading...