Los peores 'looks' de la alfombra roja de los Oscar

¿En qué momento decidieron ponerse 'eso'?

1-7
Salma Hayek

1 / 7

Salma Hayek

La alfombra roja de los Oscar está llena de propuestas de todo tipo y, como es lógico, no todo podían ser aciertos. Cada año encontramos algunos looks con los que las celebs no acaban de acertar y este año Salma Hayek ha sido una de ellas. Su vestido de Gucci no era una buena opción para su figura y su estilo ya que no encajaban en absoluto y tampoco ayudaban su barra de labios borgoña que resaltaba frente al rosa del vestido y el clutch plateado, un brillo más que con las paillettes del vestido sobraba.

Whoopi Goldberg

2 / 7

Whoopi Goldberg

Un estampado precioso, sí. Un vestido de Christian Siriano muy sofisticado, también. Pero a la actriz no le hacía justicia y añadiendo unas gafas de sol aún menos.

St. Vincent

3 / 7

St. Vincent

El negro puede ser el mejor aliado y salvarnos cuando no sabemos qué llevar, pero también puede terminar con desastres como este Saint Laurent. En el que un total look consigue un efecto de lo más lúgubre y nada acertado.

Lindsey Vonn

4 / 7

Lindsey Vonn

Pero el negro nos ha dejado más de un ejemplo de lo que no debemos hacer. Aquí otro diseño de Christian Siriano, en el que nos queda claro que llevarlo todo (tul, transparencias, flecos...) no significa llevarlo bien. Mejor poco y bien que mucho y mal como es este caso. 

Taura Stinson

5 / 7

Taura Stinson

En este caso Taura Stinson añadió un poco de brillo al negro y no quedo tan mal como los anteriores pero aún así, queda claro que no fue la mejor opción que podía haber elegido.

Agnes Varda

6 / 7

Agnes Varda

Jugar con los estampados también tiene riesgos y la directora belga parece no saberlo porque ha escogido un print arriesgado y al lucirlo en tres prendas diferentes ha conseguido un 'efecto camaleón' que no nos ha gustado en absoluto. 

Andra Day

7 / 7

Andra Day

Y si además le añaden un print llamativo conseguirás el 'efecto cortina' de Andra Day y su Zac Posen.

Actualizado el

No todos los vestidos encajan con todo tipo de mujer. Cada persona tiene unas formas, un color de piel, de pelo y unos rasgos que la hacen diferente y que, como consecuencia, hacen que unas cosas le favorezcan más y otras menos. Algo que no es fácil en absoluto y que requiere años de práctica o un buen estilista detrás. Dos conceptos que las actrices que suelen pasear por la alfombra roja de los Oscar tienen más que controlados. No obstante, no todas lo demuestran así y este año tenemos nuestra pequeña selección de desastres estilísticos, elecciones que nos cuesta entender.

La primera es la de Salma Hayek. La actriz ha elegido un vestido de Gucci que no encaja con ella en absoluto y que además no ha sabido interpretar correctamente. Por si los brillos del diseño no fueran suficientes ha añadido un clutch plateado que hacía aún más llamativo el look y, además, ha optado por un borgoña para los labios totalmente en discordancia con el rosa del vestido.

Algo parecido le ha ocurrido a la actriz Whoopi Goldberg. Su vestido es original y sofisticado y su estampado podría habernos conquistado... Pero no lo ha hecho porque en absoluto es un diseño que cuadre con su figura y sobre todo porque añadir unas gafas de sol a un vestido de ese tipo es todo un sacrilegio.

Otro ejemplo es la cantante St. Vincent que se ha decantado por un arriesgado vestido de Anthony Vaccarello para Saint Laurent. Un modelo con el que triunfas o caes en picado. Y esto último es lo que ha conseguido ella –y todavía más con un tocado que no se entiende en el conjunto– creando un estilismo total black que rozaba lo lúgubre. Muy similar al efecto que ha logrado Taura Stinson –pero con algunos toques de brillo que tampoco han logrado arreglar mucho la situación– y Lindsey Vonn –con un vestido que lo mezclaba todo (flecos, tul, transparencias...) pero no acertaba con nada–.

Por otro lado, encontramos las personas que abusan del total look, estilo en el Agnès Varda se ha llevado la medalla de oro en esta ocasión. Juntar pantalón, chaqueta y kimono en un estampado demasiado atrevido y recargado solo puede tener como resultado el estrambótico estilismo de la directora belga.

Y cerramos con los volúmenes, una de esas opciones en las que hay que tener muy seguro que son un acierto y si no se está, dejarlas de lado. La cantante Andra Day y la actriz Rita Moreno son dos ejemplos claros de lo que no hay que hacer. La primera con un vestido pomposo y estampado que bien parecía una cortina, y la segunda con una apuesta que podría haber salido de Las Meninas de Velázquez.

Te puede interesar:

looks de moda Premios Premios Óscar alfombra roja Celebrities
Loading...