¿La industria de la moda está fallando en la elección de sus modelos?

En uno de los años más feministas que hemos vivido hasta ahora, quizás el mundo de la moda se haya quedado atrás.

Actualizado el

PORTADA

Actualizado el

El #MeToo también barrió la industria de la moda el mes pasado, después de un explosivo informe, publicado en The New York Times, detallado acoso sexual y acusaciones de abuso contra los legendarios fotógrafos de moda Bruce Weber y Mario Testino. A principios de este invierno, varias marcas y editoriales también cortaron lazos con Terry Richardson, otro fotógrafo de alto nivel que se enfrenta a acusaciones de abuso. Los problemas de mala conducta sexual en la moda finalmente fueron reconocidos: en el programa de televisión The View la modelo Ashley Graham contó ante las cámaras su testimonio sobre la vez que un asistente de fotografía la llevó a un armario y se sobrepasó con ella cuando tenía 17 años. En Twitter, Kate Upton acusó al cofundador y director creativo de Guess, Paul Marciano, de "hostigar sexualmente y emocionalmente a las mujeres". Y con todo esto se exigió un cambio.

Respondiendo a esa llamada, hace unos días el Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos (CFDA), una influyente organización comercial sin ánimo de lucro, anunció, junto con el grupo de defensa The Model Alliance, coordinar áreas privadas para modelos en la Semana de la Moda de Nueva York en donde se puedan cambiar de ropa sin ser vistos. Esencialmente, el proyecto resalta lo que es aparente: las modelos han estado sujetos a entornos de trabajo inseguros durante décadas. "Crear los vestuarios privados es un reflejo del momento en el que estamos ahora", dice Sara Ziff, directora fundadora de The Model Alliance, a InStyle, y señala que las quejas de las modelos sobre fotografía invasiba y falta de privacidad han caído en saco roto por mucho tiempo. "Esta iniciativa muestra que la industria se está tomando en serio las preocupaciones sobre el acoso sexual y espero que sea solo un primer paso hacia más cambios que son necesarios", argumenta Ziff.

Es un paso en la dirección correcta, aunque sea muy pequeño. Las modelos han testificado durante mucho tiempo que se las trata como objetos desechables que deben aguantarse y callarse. En octubre, la modelo Cameron Russell lo hizo evidente cuando compartió más de 50 testimonios anónimos de abuso sexual en Instagram. La mayoría de las historias fueron presentadas por modelos, tanto hombres como mujeres, que fueron coaccionados en actos sexuales enmascarados por fotógrafos y directores de casting como parte del trabajo. "En uno de mis primeros castings en Nueva York, una diseñadora me entregó una camiseta grande con toneladas de agujeros y me dijo me que podía cambiar en la esquina ante los ojos de la gente", dice uno de esos testimonios. Durante los desfiles de moda, se esperaba que las modelos, a menudo adolescentes, se desnuden y cambien sin importar cuándo ni dónde.

Modelos cambiandose
GETTY IMAGES

En septiembre, Kering y LVMH se unieron para presentar un nuevo estatuto destinado a proteger a los modelos que trabajan con sus marcas, que incluyen a Christian Dior, Marc Jacobs, Givenchy, Gucci, Saint Laurent y Alexander McQueen. La carta incluye las zonas de cambio privadas. También aboga por la prohibición de modelos menores de edad y de bajo peso. Las modelos deben tener al menos 16 años para ser contratadas para un desfile o sesión, y las modelos femeninas deben tener, al menos la talla 34 o superior. Además, los modelos entre 16 y 18 años no pueden desfilar entre las 10 p.m. y las 6 a.m.

Es importante tener en cuenta que estas recomendaciones son solo eso: recomendaciones. Si bien el CFDA proporciona estas pautas a todos los diseñadores en el calendario oficial de la NYFW, no hay ninguna organización responsable de penalizar a las personas que decidan no acatar las normas. Si un diseñador no pone cambiadores privados, no hay repercusión legal o financiera. La esperanza es que un modelo o alguien lo suficientemente valiente como para hablar, los llame.

"Antes del comienzo de cada temporada de la semana de la moda, enviamos memos y avisos a los diseñadores para recordarles estas pautas", asegura Marc Karimzadeh, director de comunicaciones de CFDA. "Esperamos que esto aliente a los diseñadores que están en las diferentes pasarelas del mundo para hacer lo mismo e inspire a las semanas de la moda en todo el mundo para implementar áreas similares".

"Esto es responsabilidad de cada diseñador: si los modelos se encuentran en situaciones incómodas, deben hablar con los responsables de casting y los diseñadores. Aquí es donde debe empezar el cambio. El cambio ocurre cuando nos podemos comunicar". Antes de estas recomendaciones, IMG prohibía a los fotógrafos disparar modelos desnudas, una protección incluida en los credenciales de los medios. Según el director de casting James Scully, un acosador "denunciante", cuyo pedigrí incluye trabajar con Stella McCartney, Carolina Herrera y Tom Ford, y quien ayudó a inspirar a Kering y la carta de LVMH, las cosas tras las bambalinas ya están empezando a cambiar para bien.

"En Brandon Maxwell, había una cortina opaca gigante que medía 30 pies de alto. Solo a las chicas se les permitía entrar a esa habitación y lo mismo con Tom Ford. En general, todos han adoptado esta medida". Scully dice que si bien será difícil hacer un seguimiento de quienes están siguiendo estas medidas, aunque la gente que está allí habla de ello. No todos los diseñadores y directores de casting están siguiendo las reglas. "Hubo un diseñador en particular esta semana que, durante todo el proceso de casting y adaptación, estaba acosando a todas las chicas que estaban en ese programa con sus amigos varones. Y hasta ahora, nadie ha dicho nada al respecto. Pero seguramente que después de los shows, van a reunirse y decir lo que pasó ", sentencia Scully.

Por supuesto, la creación de un entorno en el que los informes de mala conducta se toman en serio empuja a la industria en la dirección correcta, pero no todos los modelos sienten que están en posición de hablar claro, y como contratistas independientes, no tienen un departamento de recursos humanos para informar si algo sale mal.

MAQUILLAJE BACKSTAGE
GETTY IMAGES

Model Alliance planea seguir el cumplimiento de las nuevas pautas a través de una encuesta que se distribuirá a los modelos después de la semana de la moda. "Les dará la oportunidad de darnos su opinión sobre una amplia gama de cosas, incluyendo si sufren acoso sexual, si se les proporcionaron áreas para cambiarse de forma privada y si fueron útiles o hay margen de mejora", dice Ziff. Más allá de estas nuevas pautas, algunos expertos de la industria sienten que existe una demanda y necesidad de redes de apoyo dentro de la moda y no solo durante el mes de las pasarelas. La recientemente formada Humans of Fashion, asociación sin animo de lucro, creada por la modelo Kristina Romanova y la cantautora Antoniette Costa, conecta a profesionales de la industria de la moda (modelos, asistentes, estilistas...) con abogados, doctores y psicólogos.

Romanova, quien se mudó a Nueva York desde Rusia en su adolescencia para comenzar su carrera de modelo, ha experimentado el acoso de primera mano y dice que "casi el 100%" de sus amigos en la industria también lo han sufrido. "La gente piensa que si decides ser modelo, es luz verde para todos los acosadores" refiriéndose a la vez en la que un fotógrafo la retrató cambiándose sin su consentimiento. La organización cuenta con la abogada de Doreen Small como miembro de su consejo asesor, y Susan Scafidi, fundadora y directora del Fashion Law Institute.

En general, todo parece estar cambiando. Scully cree que es solo el comienzo: "El acoso no va a desaparecer por completo", opina, pero agrega que ya hay una nueva generación de modelos y profesionales de la industria que no temen usar las redes sociales para compartir historias de acoso y abusos, como ya hiciera Cameron Russell con esas 50 historias anónimas: "Creo que aquí empieza la forma en que avanzamos a un futuro mejor en el mundo de la moda".

Te puede interesar:

Semanas de la moda New York Fashion Week modelos
Loading...