DESFILES

Colores vibrantes, cuerpos metálicos y aires sesenteros: así es la nueva (e impecable) colección de invierno 2021 de Saint Laurent

Anthony Vaccarello sorprende con un desfile en plena naturaleza hostil.

Colección invierno 2021 de Yves Saint Laurent
Yves Saint Laurent

Actualizado a

Un terreno de naturaleza hostil ha sido el increíble escenario del desfile de la colección de invierno 2021 de Yves Saint Laurent. El último e impecable trabajo de Anthony Vacarello, director creativo de la firma, ha sorprendido con un juego de contrastes inesperados pero que plasma a la perfección la esencia de la maison francesa.

El pasado 2020 supuso un antes y un después en todos los sentidos y, en concreto, en el mundo fashion hemos visto una evolución hacia un concepto virtual que parece haber llegado para quedarse. Yves Saint Laurent cerraba la década comenzando una nueva etapa al celebrar su primer desfile fuera de la agenda de la Semana de la Moda de París, con el fin de marcar su propio ritmo. Desde entonces, Anthony Vacarello no ha dejado de sorprender: la colección de verano 2021, presentada en un fashion film rodado en la isla de Gran Canaria, logró cerrar con broche de oro el atípico 2020.

'Where the silver wind blows' ('Donde sopla el viento de plata') es el título que ha recibido el desfile de presentación de la colección de invierno 2021 de Yves Saint Laurent, con el que Vacarello ha logrado, una vez más, dejar boaquiabierto al mundo de la moda.

Esta presentación llega como "un equilibrio entre el bien y el mal donde lo efímero se impone". El telón de fondo de la misma es el lado más tenebroso de la naturaleza, con un cielo oscuro, un mar con un furioso oleaje, unas impresionantes cascadas... Sin embargo, entre tanta opacidad, aparecen los colores vibrantes que protagonizan muchas de las prendas de la colección y que chocan con este oscuro escenario. Sin duda, una representación artística impecable e inmejorable de la realidad que vivimos a nivel mundial, protagonizada por la soledad y la incertidumbre pero en la que, poco a poco, volvemos a ver la luz.

Vacarello sacude los códigos burgueses de Yves Saint Laurent con piezas y cuerpos metálicos que se unen a los trajes tweed de los años 60 (década en la que también se inspiró en la línea de verano) y a los dobladillos de piel. Otros elementos como las botas extralargas, el pelo, el strass o los diseños en paisley, junto a joyas fantasía XXL, completan los looks y "difuminan la línea entre lo cursi y lo lujoso", como explican desde la firma.

Una colección ligera que busca el equilibrio y "se burla de sus serias ambiciones, invirtiendo las ideas preconcebidas". Maravilla.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?