Un viaje terrorífico

Gucci te quiere hacer gritar de terror con su último desfile

Gucci ha presentado su colección otoño-invierno 2019/20 en la Milán Fashion Week con una propuesta que parece sacada de una película de terror de serie B.

Actualizado a

1-7

1 / 7

El desfile de Gucci en la Milán Fashion Week 2019

¿Ha perdido Alessandro Michele la inocencia y la dulzura con la que nos conquistó? 

Eso es lo primero que hemos pensado después de ver su propuesta para la temporada otoño-invierno 2019/20 en la Milan Fashion Week. Cada detalle, desde las máscaras (a cada cual más terrorífica), los pinchos como elementos decorativos o las lágrimas de cera que caen de los ojos de los modelos, hacen que este desfile parezca sacado de una película de terror de serie B. Nada que ver con los escenarios coloridos y el aura de fantasía romántica que envolvía sus primeros desfiles como director creativo de la firma. 

Puede que el cambio de París a Milán haya tenido algo que ver, aunque la magia de Gucci ya se había oscurecido en su colección crucero 2019, cuando Alessandro Michele nos llevó al infierno con una propuesta llena de toques góticos. Y parece que el director creativo sigue avanzando hacia esa estética más oscura.

Su último desfile ha sido como asistir en directo a una película de terror de serie B con reminiscencias al siglo XVIII. ¿Te vienes a verla con nosotras?

2 / 7

Lás máscaras en el desfile de Gucci en Milán

Las máscaras han sido uno de los elementos clave del desfile de Gucci. Y no hemos podido evitar el nudo en el estómago al ver aparecer a los modelos con máscaras como esta, como si un Jason Voorhees (el protagonista de Viernes 13) de los años 60 hubiera salido corriendo de su cita con el sastre para colarse en el desfile de Michele. 

3 / 7

El desfile de Gucci en Milán

Los pinchos han sido otro de los accesorios clave del desfile. En cuellos, máscaras, colgantes, chaquetas y abrigos, daban un toque sexual y fetichista a los looks. El contraste con las prendas en tonos pastel, con bordados y encajes, lejos de rebajar la carga escalofriante, la potenciaban. 

4 / 7

Gucci apuesta por la estética barroca

Y si hablamos de personajes de terror, no podía faltar un clásico como el Conde Drácula. De nuevo, con un abrigo con pespuntes que parece estar a medio terminar, con maxi solapas y una camisa con el cuello característico del barroco. Aquí, el contraste lo ponían las zapatillas de deporte y los pendientes-funda dorados que cubren toda la oreja. 

Los pantalones bombachos como este, son una constante de toda la colección, en la que las superposiciones de prendas y la mezcla de estampados son el eje de unión. 

5 / 7

Una oda al 'genderless'

Entre las máscaras, también hemos podido reconocer la de Hermafrodito, el hijo de Afrodita y Hermés en la mitología griega y la representación del doble sexo. Una referencia clara al genderless, una tendencia de la que Alessandro Michele ha sido uno de los grandes impulsores, con prendas unisex y desfiles que, como este, unen las colecciones masculina y femenina. 

 

6 / 7

Gucci se une a la logomanía

Gucci también se ha unido a la fiebre por la logomanía con trajes estampados con su logo. De nuevo, trajes oversized con pantalones bombachos y accesorios que ponen el toque terrorífico: cuellos de pinchos, anillos que imitan dedos de metal y lágrimas de cera que caen de los ojos de la modelo. 

7 / 7

El romanticismo de Alessandro Michele

Pero la fantasía romántica tan característica de Alessandro Michele no ha desaparecido por completo. Los colores llamativos, la mezcla de estampados, los tejidos fluidos y con brillo han estado muy presentes en la colección, en looks que, como este, nos recuerdan más a las hadas del bosque que a los clásicos personajes de terror. 

 

Alessandro Michele ha presentado su nueva colección otoño-invierno 2019/20 para Gucci en la Milan Fashion Week y ha sido toda una declaración de intenciones.

Alejándose del espíritu soñador y romántico con el que nos conquistó allá por 2016, el diseñador nos ha mostrado una colección que parece sacada de una película de terror de serie B. Michele ha puesto sobre la pasarela a personajes muy conocidos (y temidos) como Jason Voorhees, de Viernes 13, y el mismísimo Conde Drácula.

Accesorios de lo más terroríficos como las máscaras y los pinchos han acompañado cada uno de los looks de una colección en la que los looks monocolor, los trajes oversized con hombreras y camisas y cuellos que nos recuerdan al barroco se mezclan con tejidos fluidos, estampados de todos los tipos, superposiciones imposibles y looks llenos de brillo y color.

Una colección que se sitúa entre el barroco y los años 60, sin perder la estética retro característica de Gucci, y que nos presenta el nuevo nerd de Alessandro Michele.

Te puede interesar:

Desfiles Milan Fashion Week
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?