ENTREVISTA

Maya Hansen: "Tenemos que ser conscientes de la cantidad de ropa que tenemos en los armarios y plantearnos si merece la pena"

Horas antes de presentar su nueva colección 'Classic Fetish' en la Mercedes-Benz Fashion Week, la diseñadora habla del futuro de la moda y nos cuenta todo sobre su regreso a la pasarela.

Maya Hansen presenta 'Classic Fetish', su colección más elegante y transgresora
D.R.

Actualizado a

Sandra González

redactora web

La moda española está de enhorabuena. Arranca una de las semanas más especiales para este magnífico sector con la 73ª edición de la Fashion Week de Madrid, que tendrá lugar del 8 al 11 de abril. Durante esta cita conoceremos las tendencias para la temporada de Otoño/Invierno 2021-2022 y viviremos el regreso de una de las diseñadoras más transgresoras y prometedoras de nuestro país, que además es una de las encargadas en dar el "pistoletazo de salida" a este evento: Maya Hansen.

Al igual que en la edición del pasado mes de septiembre, la Mercedes Benz Fashion Week (MBFW) tendrá un formato híbrido en el que disfrutaremos de desfiles en pasarela y de presentaciones en formatos de lo más innovadores y adaptados a la situación de pandemia.

Maya Hansen debutó por primera vez en la MBFW en el año 2010 y, desde entonces, ha sabido definir un concepto propio de feminidad con creaciones únicas realizadas con la combinación de materiales y técnicas poco convencionales que han llegado a todos los rincones del mundo, pues celebrities como Lady Gaga, Kylie Jenner, Cindy Crawford o Kate Upton han sido embajadoras de sus diseños.

Este 2021 la diseñadora vuelve a la pasarela para presentar ‘Classic Fetish’, una colección que alude a la sensualidad y al acercamiento en contraste con la realidad difusa que vivimos. Hemos tenido la oportunidad de hablar con ella horas antes de su desfile, que tendrá lugar el jueves 8 de abril a las 18.30h en IFEMA y al que el champagne G.H. Mumm se unirá con más ganas que nunca para apoyar al mundo de la moda y en especial a Maya Hansen, brindando por el éxito de su nueva propuesta.

Nos cuenta de dónde viene su pasión por la moda, habla sobre su carrera (desde sus inicios hasta hoy), nos adelanta en exclusiva detalles sobre su último trabajo así como sobre lo que veremos sobre la pasarela, y lo cierto es que todo apunta a que será una de las propuestas más especiales de la Fashion Week que fusionará moda, música, artes escénicas y un fashion film dirigido por Andrés Jim.

¿Por qué decidiste dedicarte a la moda?

Siempre quise hacer algo artístico, y la verdad es que viniendo de una familia creativa, no fue nada complicado. Hice el ingreso en Bellas Artes, pero finalmente me di cuenta de que para mí era mucho más sencillo trabajar con textiles.

¿Cómo fueron tus inicios en este sector?

No fueron sencillos. Empecé con un proyecto muy pequeñito y vendiendo a amigos y conocidos. Un grupo de rock se fijó en mi trabajo y me contrataron para un proyecto grande diseñando el vestuario de su gira. Esto me dio una estabilidad económica para unos meses que me permitió dejar mi "trabajo" y poder dedicarme por completo a mi marca.

¿Cómo te definirías como persona? ¿Y como diseñadora?

Como persona, he ido evolucionando con el tiempo. Estéticamente vengo de una juventud oscura, dark y a la vez del uso de colores brillantes. Creo que esto se refleja en mis diseños, soy amante de los contrastes. Con el tiempo me voy volviendo más madura, y calmada, pero siempre he tenido un espíritu algo rebelde y muy femenino. No concibo separar mis diseños de mi personalidad, la ropa que hago es moda de autor, claramente.

Vuelves a la Fashion Week. En esta ocasión presentas sobre la pasarela tu nueva colección ‘Classic Fetish’, ¿qué significa para ti este nuevo lanzamiento?

Para mí es una nueva oportunidad de comunicarme desde lo que siempre consideré como mi casa, IFEMA, aunque no sea en el mejor momento. Es genial poder volver a la MBFWM después de un par de ediciones haciendo los desfiles fuera de IFEMA. Hay una energía muy buena allí ahora. Todo el equipo y organización están completamente volcados en hacer una edición de la Mercedes-Benz Fashion Week que sea realmente potente.

¿Qué es lo que quieres transmitir con esta nueva colección?

Volvemos a la esencia del corsé, pero desde un punto de vista exquisito, muy extremo, pero más calmado. Mezclamos piezas de corsetería muy extremas con prendas como camisas blancas de popelín, abrigos de lana, aportando nuevas ideas de estilismo. La idea es incorporar el corsé a un look más urbano.

¿De dónde surge el nombre de ‘Classic Fetish’?

Del contraste entre la sastrería más clásica y las prendas con toque futurista y fetichista en tejidos de vinilo o plástico.

¿De qué manera te ha inspirado la situación actual de pandemia para tus creaciones?

Mucho. Ha sido un momento duro pero muy inspirador. Fueron meses en los que me he acercado de nuevo a muchos clientes de la marca que nos seguían desde hacía muchos años y que nos han apoyado muchísimo siempre.

Uno de tus diseños más característicos es el corsé como sinónimo de sensualidad femenina. ¿Veremos estas prendas en el desfile del próximo 8 de abril en la Fashion Week de Madrid?

Si, veréis muchos. Corsés tipo cinturón con cremallera por debajo del pecho, para combinar con camisas debajo, y algunos de nuestros clásicos corsés foamizados y con nuevos diseños.

¿Qué otro tipo de prendas, colores o figuras forman ‘Classic Fetish?

Pantalones anchos de vestir, abrigos fluidos, camisas XXL, botas altas en ecopiel que hemos fabricado en colaboración con la marca MiaMicci, mascarillas ultra futuristas de plástico… Una estética muy marcada pero elegante.

Entre todos los diseños de ‘Classic Fetish’, ¿hay alguno que consideres más especial para ti? ¿Por qué?

Me gustan todos los looks, pero hay un corsé realizado en plástico traslúcido cortado a láser que es una delicia. También un sujetador en plástico rojo que llevaré yo misma el día del desfile.

¿Cuál dirías que es el diseño de esta colección que más horas te ha llevado de trabajo en los ‘ateliers’? ¿De cuántas horas estamos hablando?

El corsé transparente, solamente en digitalización de patrones puede llevar un día entero. Luego está el proceso de corte a láser, remachado de ojetes, fornituras, anudados… Son varios días de trabajo.

¿Podrías contarnos brevemente cómo es el proceso de la creación de un diseño?

Lo primero es la idea. A veces sale sola y es muy fácil materializarla, otras veces hay que partir de cero. Después se hacen unos primeros patrones, con un tejido en mente, se hacen prueba o toiles. Una vez probado, se hacen las correcciones pertinentes y después se puede empezar a montar la prenda definitiva. Hay que pensar finalmente en el total look, qué prendas combinan mejor con otras, el colorido...

Hace un año, en pleno confinamiento, fuiste de las primeras diseñadoras españolas en crear tus propias mascarillas (que, por cierto, ya las encontramos en todos los colores y en distintos diseños). Estos “nuevos accesorios” se han convertido en el complemento imprescindible para protegernos del Coronavirus y proteger a los demás. ¿También las encontraremos en tu nueva colección?

Sí, en mi nueva colección las modelos llevarán unas viseras de plástico, como toque más vanguardista, pero habrá una actuación de un grupo de bailarinas que llevarán cuatro diseños nuevos.

Hablando de accesorios, la sombrerera Biliana Borissova, ganadora de un Goya y colaboradora de tu firma, también ha trabajado en esta colección. ¿Nos podrías adelantar algún detalle de su propuesta?

Biliana ha realizado uno de los looks más bonitos de la pasarela, una enorme pamela transparente que cerrará el desfile.

Esta presentación tan especial sobre la pasarela, en colaboración con el champagne G.H. Mumm, supone para ti un nuevo comienzo. ¿Qué esperas de esta etapa?

Para mí y para muchos diseñadores creo que es un punto de inflexión en nuestras carreras y esperemos que sea fructífera y que poco a poco vayamos retomando el ritmo y recuperando la fuerza y el brillo que tiene la moda española.

El sector de la moda se ha reinventado. ¿Hacia dónde crees que va a evolucionar?

Sin duda hacia los complementos y prendas básicas por un lado, y hacia la artesanía y el slow fashion por otro. Tenemos que ser conscientes de la cantidad de ropa que tenemos en los armarios y plantearnos si merece la pena. Nuestros clientes están felices porque creamos prendas que son para toda la vida, hechas a medida, con cariño y dedicación. Para nosotros es importante conocer a la persona que va a usar cada uno de nuestros corsés, no nos sirve con un número de talla y por eso siempre damos una atención personalizada. Evolucionar hacia una moda sostenible y de consumo responsable es el camino que hemos elegido.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?