MUY ÚNICOS
CONTENIDO PATROCINADO

Moda Joyas

Los pendientes que podrías llevar el día de tu boda o con unos vaqueros a la oficina

¿Quién dijo que las joyas sean solo para los momentos especiales?

Pendientes XXL G. Valli
IMaxtree

Una joya tiene el poder de transformar cualquier estilismo. Tradicionalmente se han considerado tesoros familiares, que pasan de generación en generación y se reservan para las ocasiones más especiales donde lucirlas con elegancia y respeto hacia la pieza. Desde el boom de la bisutería esta postura se ha visto aún más reforzada, cometemos el error de pensar que esas piezas únicas deben ser guardadas como los tesoros que sin duda son y perdemos la oportunidad de disfrutarlas como de verdad merecen.

Esta razón, la de ser utilizada en eventos puntuales, hace que también limitemos las veces que pensamos en invertir en ellas reservándolas de nuevo a obsequios de aniversario, cumpleaños oel Día de la Madre, pero tenemos que recordar que una joya está diseñada para ser lucida, no para reposar hasta la eternidad en un joyero escondido, y que si la calidad de esta es la correcta, resistirá el paso del tiempo por mucho que la llevemos.

La magia que envuelve el mundo de la joyería hace que las que más aprecien el valor de estas sean las futuras novias que buscan una pieza que las acompañe ese día especial y único. Si bien es cierto que muchas centran todos sus esfuerzos en diseñar el vestido perfecto para la ceremonia, las más perfeccionistas no dejan escapar ni un solo detalle y los complementos son, si cabe, aún más de su interés pues saben que tienen ese poder de elevar lo que vayan a lucir e iluminar sus facciones.

Siempre he considerado la joyería como uno de los mejores sectores en los que invertir pues aunque los bolsos y los zapatos son llamativos, especiales y quizás más codiciados, el valor de una joya nunca disminuye y tiene esa capacidad de hacerte destacar entre el resto. Existen cientos de formas de llevar una camisa blanca, no es lo mismo llevarla sin más, que hacerte un recogido y combinarla con una pieza en oro y diamantes, lo sé, porque lo he comprobado. Y si tienen ese poder con una sencilla camisa, imagina qué puede hacer por un traje de novia.

En una reciente y fugaz visita a Cádiz pude conocer de primera mano los pendientes que serían el sueño de cualquier novia, y que si me casase elegiría con los ojos cerrados. La sorpresa fue descubrir que no hacía falta esperar ese momento si mi capricho era llevar una joya única cada día. Entre las novedades de Gordillo Joyeros encontré un estuche de unidades limitadas perteneciente a "Lempicka Éclat", una actualización de su popular colección Lempicka, que hace posible crear tus propios pendientes gracias a un sistema maravilloso de engranajes desmontables que permitían combinar todas las piezas que formaban este conjunto según los gustos personales.

Desde la pieza más sencilla, rectangular en oro y diamantes, que puedes llevar sola para días más informales en los que no quieres renunciar a tu joya pero prefieres ser más discreta, hasta la pieza protagonista compuesta por un total de cuatro placas que combinan la madreperla, el oro y de nuevo los diamantes, pensada para esos momentos que marcan tu vida como puede ser el día de tu boda. ¿Existe algo más maravilloso que poder tener siempre presente los momentos felices a través de piezas únicas?

ESTUCHE ESPECIAL DE PENDIENTES EN ORO Y BRILLANTERÍA DE GORDILLO JOYEROS
GORDILLO JOYEROS

PRECIO (9.840 EUROS). 

COMPRAR.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?