Entrevistas

Sílvia Abril: "Yo sobrevivo gracias a echarle humor a la realidad"

Tras reprimir las carcajadas en su anterior edición, Sílvia Abril regresa como maestra de ceremonias de la segunda temporada del concurso ‘LOL: Si te ríes, pierdes’. Con ella hablamos sobre la nueva hornada de cómicas, la subestimación del género o por qué el humor puede ser una forma de supervivencia.

Silvia Abril para InStyle
Foto: Andrés García Luján.

Actualizado a

A Sílvia Abril (Mataró, 1971) le basta abrir la puerta de su casa para relativizar cualquier sofoco profesional: “Con escuchar todo lo que tiene que contar mi hija a la vuelta del cole es suficiente”. Porque la actriz sabe bien que “encontrar a última hora de la tarde ese bolígrafo de punta fina azul” requerido al día siguiente en clase puede ser una tarea tan apremiante como cualquier rodaje o gala de premios que se precie. No existe mejor remedio, asegura, “para bajarse y acabar con las tonterías”. Pero en el ámbito laboral, y para suerte de los espectadores, las ‘tonterías’ de Sílvia Abril están lejos del agotamiento. La catalana regresa ahora como anfitriona del heterogéneo grupo de humoristas que conforman el elenco de la nueva temporada de LOL: sí te ríes, pierdes, el concurso de Prime Video en el que quien ríe el último, dona mejor (hasta un premio de 100.000 euros). Un “formatazo” que se estrena el próximo 20 de mayo y en el que Abril, que concursó en la anterior edición, ha podido esta vez reírse a rienda suelta. Lo mismo que lleva haciendo, y provocando, durante toda su vida.

En esta temporada de LOL hay más mujeres cómicas que hombres. ¿Qué ha cambiado en la industria para que esto sea una realidad?

Es una suma de factores: nos han dado la oportunidad, han surgido artistas que quizá no valoraran dedicarse a la comedia al principio… Nos hemos abierto camino y esta es la constatación de que estamos aquí para quedarnos.

Compartes concurso con figuras virales como Carolina Iglesias o Henar Álvarez. ¿Qué diferencias encuentras respecto a esta nueva hornada de humoristas?

Es una generación digital que tiene una visión y un lenguaje diferente, pero todas tocamos asuntos que son universales y transversales: el amor, la amistad, la vida… La brecha es más tecnológica que temática. Su manera de atacarlos es distinta, más abierta… Yo también he siempre sido muy cafre, muy lanzada y atrevida, pero ellas ya lo llevan de serie.

¿Cómo de relevante es la visibilidad de estas nuevas referentes para las más jóvenes?

Es importantísimo, y pienso que sí que los tienen. Lo primero que me dijo Carolina Iglesias cuando nos conocimos fue, ‘Tía, yo me he criado con Homo Zapping’. Otra cosa es que la comedia que practiquen tenga que ver con ellos o no. Cada generación tiene su manera de hacer y de entender el humor, pero los referentes sí que te acompañan en esa etapa inicial.

Silvia Abril para InStyle
Foto: Andrés García Luján.

La Sílvia cómica, ¿nace o se hace?

Nace y luego mejora, se forma, se va ejercitando. Pero yo creo que nace.

¿Supiste desde muy pequeña que podías hacer reír a los demás?

Sí que me di cuenta de que era la payasa de la clase, que hacía reír a mis compañeros, pero luego he trabajado como la que más. Cuando mi hija a veces comenta algo sobre ser actriz, siempre le digo que tiene que currárselo, que aquí no hay nada regalado.

Según la dinámica del concurso, quien se rinde a la risa, pierde. En tu caso, ¿el humor te ha hecho ganar más que perder?

Absolutamente. He ganado una manera de ser en la vida, un sistema inmune estupendo, unas arruguitas que son solo fruto de reír, una manera de lidiar con el mundo –que es cachondearme de todo– que me ha funcionado… Reír es muy saludable.

Pero en este ambiente sociopolítico, en este mal de muchos, ¿reír es un consuelo de tontos?

Yo diría que es un acto de supervivencia. Yo sobrevivo gracias a que le echo humor a la realidad porque, joder, ¡cómo estamos! La guerra de Ucrania, los desastres ecológicos, los casos de violencia de género... Si perdemos la risa, ya me dirás cómo salimos a la calle cada mañana.

Y en esos días en los que no sale la carcajada, ¿de dónde sacas las fuerzas?

Hay un músculo que ya está ejercitado. Es como aquel deportista que se lesiona, está un mes parado y su trayecto hacia la recuperación es más corto porque ya cuenta con un fondo. Y siempre intento ser muy agradecida a la vida: pienso en lo afortunada que soy y tiro hacia adelante.

¿Cómo de difícil ha sido que por fin te tomen en serio?

¿Sabes qué pasa? Que no me interesa demasiado que me tomen en serio, me da bastante igual. Como yo no me tomo muy en serio la vida, me va bien que los que me rodean sean un poco como yo.

Silvia Abril para InStyle
Foto: Andrés García Luján.

¿No sientes cierta rabia por la eterna infravaloración del intérprete de comedia?

Por supuesto, pero es que a mí me hace tan feliz que me la suda. Yo no estoy aquí para ganar premios, así que esa guerra no la voy a lidiar. El reconocimiento lo tengo en la calle, que es lo más importante. Cuando alguien me para y me dice que lleva un mes acompañando a su madre en el hospital y que cada noche se han reído viéndome en la televisión… Para mí ese es un premio mayor que el Goya.

En tus redes te defines con una sola palabra: actriz. ¿Es la que mejor te describe?

Sí, y una actriz que, cuando se pone con el drama también lo goza, pero sobre todo de comedia. Será cuestión de cantidad, de haberla probado tanto, pero a mí házmelo pasar bien. Los dramas ya vendrán.

Mirando hacia adelante, ¿tienes la sensación de que tu mejor papel está todavía por llegar?

Para nada. Soy muy afortunada por las oportunidades que me ha dado esta profesión y considero que las he aprovechado muy bien. Llevo muchos años recogiendo frutos, todo lo que viene es un premio para mí. El proyecto de mi vida es la propia vida que he llevado: la suma de compañeros, de trabajos, de todo lo que he hecho.

Silvia Abril para InStyle
Foto: Andrés García Luján.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?