Royal style

Charlene de Mónaco se salta el protocolo con sus dos 'outfits' más rebeldes

Sus dos apariciones de ayer se han convertido en sendas declaraciones de empoderamiento: por la mañana, un estilo primera dama en la línea más dura de Melania Trump. Y por la noche, un esmoquin con el que se saltó todos los protocolos del principado. Para princesa rebelde, Charlene.

Actualizado a

charlene-de-monaco-sombrero-blanco

Actualizado a

Cada vez que alguien dice que vestir no tiene importancia, un angelito pierde sus alas.

Así debe de pensar Charlene de Mónaco, que a falta de voz propia suele expresarse a golpe de outfit en cada aparición pública que realiza. La última ha sido de cinco estrellas, porque ha sucedido con motivo del Día Nacional de Mónaco, una celebración que en el caso de este muy pequeño principado de la Costa Azul suena tan ampulosa como la vida de papel cuché de la Casa de Grimaldi.

charlene-de-monaco-hijos

Su miembro más plebeyo, la otrora nadadora olímpica sudafricana, esposa del príncipe Andrés de Mónaco y madre de tres hijos, ha conseguido acaparar todas las miradas en competición con los nombres más populares de Carolina y Estefanía. Y a falta de Carlota, la auténtica it girl del Principado, acompañadas de las (aburridas) Tatiana Santo Domingo y Beatrice Borromeo, parejas de los hermanos Andrea y Pierre Casiraghi, respectivamente.

Charlene lo ha hecho ganándoles en el terreno en el que, supuestamente, son expertas: el de la moda.

carolina-estefania-charlene-monaco

La princesa más triste de Mónaco, según reza un sobre nombre con el que no parece sentirse incómoda, arrancó el día dando guerra con un total look blanco compuesto de un abrigo blazer blanco, jersey de canalé de cuello alto en un tono más crudo, pantalones palazzo y un gran sombrero en el mismo color. Un look con el que la princesa no podía pasar inadvertida siquiera sobre el fondo de mármol blanco en el que se desarrolló parte de la ceremonia conmemorativa.

charlene-melania-sombrero-blanco

El conjunto de Charlene en seguida nos ha recordado ipso facto a la propuesta más recordada de Melania Trump en su encuentro con Brigitte Macron el año pasado, luego versionada por ella misma en numerosas ocasiones y que fue objeto, incluso, de innumerables memes en las redes sociales. Un conjunto de Michael Kors con sombrero de Hervé Pierre.

El sombrero es una de esas prendas que, por antiguas y desusadas, resultan hoy llevadas revolucionarias. En esta ocasión de gala no desmerecía, pero se suele elegir estilos más femeninos, como los que cualquiera de nosotras llevaría como invitada a una boda. Pero no ha sido esa la opción de Charlene (como no fue esa la elección de Melania). Y si Dior ha puesto de moda el bucket como respuesta ugly, la princesa ha preferido un fedora de ala ancha y de referencias al Chicago de los años 20 en el que los gángsters campaban a sus anchas.

Nunca sabremos si la referencia ha influido a la hora de rematar su outfit con un complemento tan poderoso, pero lo cierto es que así ha convertido el look en una declaración.

El discurso más rebelde de Charlene continuaba horas después, para una cena de gala y concierto en la que se exige a las mujeres el consabido vestido de postín (y chaqué con pajarita blanca para ellos). Pues bien, la princesa prefería en esa segunda gran aparición saltarse el protocolo y dejar a todos boquiabiertos vistiendo un traje chaqueta negro de corte masculino, con camisa blanca cerrada al cuello.

charlene-de-monaco-andres-noche-gala

Tanto Carolina como su nuera Beatrice han lucido sendos modelos de firma, la primera un vestido de terciopelo rojo con detalles en blanco (colores de la bandera monegasca) de su maison de cabecera, Chanel, y la segunda un diseño en negro con transparencias de la colección resort de 2020 de Dior. No sabemos quién firma el dos piezas de Charlene que competía en elegancia (y ganaba) con su marido royal. Y pese a lo masculino de su esmoquin, remató el look con unas joyas auténticamente principescas, unos pendientes de diamantes y rubíes del joyero real, y unas bailarinas a juego acabadas en punta semiafilada que daban el contrapunto femenino perfecto.

familia-monaco

¡Así se habla, Charlene!

Te puede interesar:

Celebrities looks de moda
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?