Moda sostenible

Alex Rivière o por qué apostar por la sostenibilidad en el mundo de la moda

Su estilo clásico y atemporal, y su firme conciencia por la sostenibilidad y el ‘second hand’ hacen de Alex Rivière, embajadora de Vestiaire Collective, una emprendedora enamorada de la belleza que comparte en Instagram. Síguele la pista.

Actualizado a

Alex Rivière
JERSEY DE PUNTO, DE DOLCE & GABBANA. GABARDINA FLUIDA, DE FENDI. PANTALÓN DE CAMPANA, DE CHLOÉ. BOLSO DE NAPA, DE BOTTEGA VENETA . ZAPATOS MOCASÍN, DE GUCCI. TODO X VESTIAIRE COLLECTIVE.

Amante del lujo como experiencia y de la moda clásica y bien hecha, Alex Rivière, quien se define como “creadora de contenidos digitales”, suma una comunidad en Instagram de casi 700.000 seguidores. Ahora, y gracias a su elegancia y defensa del consumo fashion de segunda mano, esta joven catalana, nacida en Barcelona en 1992 y que este otoño lanza su propia firma, Alex Rivière Studio, se ha convertido en embajadora de Vestiaire Collective, la plataforma global más importante del mundo en compraventa de artículos de moda de lujo pre-loved. Fundada en Francia en 2009 tras la penúltima crisis mundial, y reforzada con la irrupción de la pandemia de la Covid-19, sigue liderando el cambio efectivo en la forma de adquirir prendas. El confinamiento –y una comunidad digital global de 10 millones de personas– han confirmado que el consumo de segunda mano, en este caso de lujo, abre una puerta efectiva a la sostenibilidad y la economía circular en la moda. De ahí los datos esperanzadores que se desprenden de un estudio realizado en Europa por la plataforma durante los últimos meses: la búsqueda de nuevos miembros aumentó hasta un 570%; el depósito de artículos creció un 88% y las ventas se incrementaron en un 119%. Nadie mejor que Alex Rivière, pionera en nuestro país en la creación de campañas digitales en Instagram, para abanderar la importancia de esta tendencia de shopping al alza.

Alex Rivière
JERSEY EN PUNTO DE CANALÉ, DE DOLCE & GABBANA. CHAQUETA EN LANA A CUADROS, CON MAXISOLAPA, DE YVES SAINT LAURENT. TODO X VESTIAIRE COLLECTIVE

¿Crees que la crisis de la Covid-19 lleva acarreado un cambio real en el consumo de moda?

Totalmente. La pandemia es una alerta de que algo tiene que cambiar. Si seguimos así, la tierra no va a aguantar. El mundo estaba yendo demasiado rápido a nivel de consumo, producción, fabricación. Y es momento de hacer un parón y reflexionar para que todos, marcas y consumidores, adoptemos un comportamiento diferente.

¿Qué cambio ves más urgente? ¿El de las empresas o el de los clientes?

Creo que es el consumidor quien debe dar el primer paso, aunque ya veo mucha concienciación, sobre todo en las generaciones más jóvenes. Yo tengo 28 años, pero mis hermanastros pequeños están concienciados con la sostenibilidad en la comida, las marcas, el estilo de vida…

Alex Rivière
TRAJE SASTRE, A CUADROS, DE STELLA MCCARTNEY. RELOJ CON CORREA EN PIEL, DE CARTIER. TODO X VESTIAIRE COLLECTIVE.

The Smart Side of Fashion, el último estudio realizado por Vestiaire Collective durante las semanas de confinamiento, habla del consumo de segunda mano como un ‘consumo inteligente’. ¿Estás de acuerdo?

Absolutamente. Hay que consumir con inteligencia, es la expresión perfecta. La durabilidad de una prenda la decides tú. ¿Por qué guardar algo en el armario si no lo utilizas ya y sigues comprando cosas? Véndelo; alguien seguirá dándole uso.

¿Eres de las que apuestas por comprar menos y mejor?

Yo siempre he defendido la idea de comprar menos y de calidad. Soy de prendas clásicas y atemporales, de buena confección y que duren mucho tiempo.

¿Cuándo fuiste consciente de la importancia de la segunda mano?

Desde pequeña he pasado tiempo jugando en el vestidor de mi madre probándome su ropa y prendas que habían sido de mi abuela y que aún uso. Una americana de Yves Saint Laurent de hace 30 años tiene una confección impecable.

Mi primera adquisición second hand fue un Kelly de Hermés de una edición muy especial, que compré en una tienda de Barcelona. Y me da tanto miedo que se estropee que casi no lo utilizo.

Alex Rivière
JEREY EN PUNTO DE CANALÉ, DE DOLCE & GABBANA. CHAQUETA EN LANA, DE CHRISTIAN DIOR. BOLSITO MINIPOUCH, DE BOTTEGA VENETA. PULSERAS EN ORO, DE CARTIER. TODO X VESTIAIRE COLLECTIVE

Aún hay prejuicios respecto a este tipo de shopping...

Soy muy escrupulosa, una ‘psicópata’ del orden y la limpieza. Por eso, cuando vendo segunda mano, unos zapatos por ejemplo, lo hago porque los guardo en perfecto estado, en sus cajas y todo.

¿Te importa más la tendencia o la sostenibilidad?

Nunca he sido mucho de tendencias ni de compras impulsivas. Soy más de adquirir prendas que con el tiempo se transformen en clásicos.

¿Qué es para ti el lujo?

Lo que no se ve, la calidad, la excelencia, la educación. No es un logo sino una experiencia.

Alex Rivière
Blazer con botonadura dorada, de Balmain. Bermudas sastre, de Jil Sander. Todo x Vestiaire Collective

Tu novio, Christian Sieber, aparece contigo en algunas fotos de tus redes. ¿Vende más una imagen en pareja?

Nunca me ha gustado enseñar nada muy personal; concibo mi Instagram como una galería de cosas bonitas. Pero mi novio, que trabaja en banca y no tiene nada que ver con la moda, es también un perfeccionista empedernido, amante de la belleza, la fotografía, el cine, el arte... Y ya se ha comprado una cámara Leica, un dron... Es mi output creativo.

¿Qué debe tener una firma para que aceptes colaborar con ella?

Digo tantas veces sí como no. Mi foco en mi carrera no es vender cosas a través de IG, sino construir una marca con valor, que explique quién soy yo y cómo es mi estilo.

¿Cuál es la clave de tu éxito en Instagram?

La autenticidad. Todo lo que enseño forma parte de mí. Los looks son auténticos, las experiencias reales, mi pasión por mi trabajo. Solo pretendo compartir aquello en lo que encuentro belleza.

Te puede interesar:

tendencias Solidaridad Segunda mano
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?