Drama royal
CONTENIDO PATROCINADO

Lifestyle lifestyle

La venganza del príncipe Harry, En la Sombra, ya está a la venta: qué biografías de los famosos causaron el mismo (o más) escándalo

Su libro, En la sombra, sigue la estela de otras celebrities cuyas vidas se parecen mucho a un culebrón. Harry ha desencadenado el escándalo en la Casa Real inglesa (y en el mundo).

La del príncipe Harry y otras biografías escandalosas
D.R.

En los últimos días (meses incluso) no hemos parado de oír hablar de la escandalosa biografía del príncipe Harry, titulada En la sombra y una especie de ‘venganza’ de facto perpetrada por el susodicho contra la familia –y la institución– que le crió.

La defensa de su mujer, Meghan Markle, se presupone, pero en las revelaciones de este volumen (parte de un pack literario y audiovisual que pone como hoja de perejil a los Windsor a cambio de suculentos dividendos) hay una vendetta muy evidente contra su hermano William –y la esposa de este, que también pasaba por ahí– a quien acusa incluso de agredirle o planear aquel disparatado disfraz de nazi que Harry lució alegremente años atrás.

También hay lugar para narrar su pérdida de virginidad; las muchas y variadas desventuras de su boda, que más que boda fue dramón; su relación con la ‘malísima’ madrastra Camila o la repercusión que tuvo la muerte de Diana en su salud mental. La de él, queremos decir. Todo con el fin de hacernos ver que aquí hay un bueno (dos, si contamos a Meghan) y una colección de villanos palaciegos que ya los quisiera para sí Marvel. Malos malísimos a los que guarda un rencor cainita aunque, eso sí, de renunciar a los beneficios que le concede el título del duque de Sussex no hablamos… Mejor lo dejamos para otra ocasión.

La del príncipe Harry y otras biografías escandalosas
D.R.

Pero esta de Spare (su título original) no es la única biografía que la ha liado parda. Hay –muchas– más. Sin ir muy lejos, nos encontramos con la de su madre,

firmada por Andrew Morton. Titulada Diana: su verdadera historia, se lanzó con una portada de las que pasan a la posteridad (la protagonista aparece retratada en la versión original con un jersey negro de cuello vuelto) y una curiosa historia entre bambalinas: los entresijos del libro se pergeñaron a tres bandas, dado que Andrew Morton le entregaba las preguntas a un tal James Colthurst quien, a su vez, se les transmitía a Diana y, casi de inmediato, la cadena de mensajería de ponía a funcionar en sentido contrario. Aparte del cómo se gestó, lo principal de esta obra fue la actitud de la protagonista, quien no dudó en vomitar su frustración al mundo mencionando de paso episodios tan escabrosos como sus intentos de suicidio, sus trastornos alimentarios, o la inquina (justificada) que sentía hacia Camila Parker Bowles.

En la nueva temporada de The Crown se narra cómo fue el proceso de elaboración del libro y, para más inri, aparece Andrew Morton, quien está detrás de otra biografía polémica, en esta ocasión no autorizada, como es la de Tom Cruise. Titulada precisamente así (Tom Cruise, una biografía no autorizada), gracias a ella nos enteramos de que Katie Holmes había pasado un casting para convertirse en la pareja del todopoderoso intérprete o que Nicole Kidman llegó a recibir amenazas cuando decidió partir peras con el actor. También que el hombre es bastante homófobo, que la dislexia no se la curó la Cienciología sino un profesor mucho antes de que Tom se integrara en el culto –la Cienciología sale muy pero que muy mal parada en el libro– y que lo de Penélope Cruz fue, si acaso, un tonteo.

La del príncipe Harry y otras biografías escandalosas
D.R.

Y si Andrew Morton es un experto en biografías, la escritora Kitty Kelley tres cuartas partes de lo mismo. La diferencia es que esta última (quien, a sus 80 años, cuenta con un muy prolífico carrerón literario a las espaldas) es conocida por sus biografías no autorizadas…. y por las reacciones que despiertan en sus protagonistas. Ya te adelantamos que no son muy buenas. A ella se debe aquella de Frank Sinatra en la que lo más suave que se decía de él es que era un camorrista. Y en su haber, ese suma y sigue de salseo en la que la señora Kelley es maestra, nos encontramos con Jackie Oh! (así, con exclamación y todo), la vida de

que narra desde el difícil divorcio de sus padres hasta los cuernos –y ataques de– que tuvo que aguantar mientras permaneció casada con el presidente. Además, nos descubre algo que ahora es relevante pero que antes uno, en este caso una, llevaba como podía: los problemas de salud mental. Según la autora, Jackie los tuvo y fueron importantes. Por cierto, Kitty Kelley también hizo una biografía sobre Los Windsor –faltaría más– contando los líos de la familia reinante y los que vinieron antes que ellos. Uno de sus miembros más conocidos, Eduardo VIII, el hombre que renunció al trono para casarse con la americana Wallis Simpson, de hecho también tiene su escandalosa biografía, firmada en esta ocasión por Andrew Lownie. Ojo al título porque se las trae: Traitor. The Scandalous Exile of The Duke and Duchess of Windsor.

Si su historia te recuerda a la de nuestro Harry es porque se parece: príncipe que se enamora de una americana divorciada y renuncia a sus deberes dinásticos para vivir con ella el dolce far niente. Hasta ahí bien. Lo curioso es que esta biografía nos cuenta que, en realidad, los Windsor estuvieron encantados con el apaño y que lo que deseaban era alejar al hijo pródigo del trono porque, para decirlo finamente, era un poquito fan de la cosa nazi. Pero, vamos, que tampoco le fue mal en la vida, ya que la pareja acabó llevando una vida de lujo en Francia muy similar a la que ahora disfrutan Harry y Meghan en California.

La del príncipe Harry y otras biografías escandalosas
D.R.

Y aprovechando que estamos con la monarquía, la biografía de otro rey, Elvis Presley, escrita por Albert Goldman a principios de los 80, fue una de las más polémicas de la época. ¿Motivos? Tacha a Elvis de mediocre y plagiador, además de drogadicto, promiscuo e incluso homosexual. Resumiendo, que no le falta ni una coma. A Goldman le llevó cuatro años de investigación escribir dicha biografía, y debió de gustarle la experiencia porque tiempo después repitió con John Lennon, aunque te adelantamos que este debía de caerle algo mejor.

La del príncipe Harry y otras biografías escandalosas
D.R.

Sin irnos del tema musical, te dejamos otra biografía fetén, Cast a Diva, la vida de Maria Callas escrita por Lyndsy Spence basándose en cartas manuscritas de la estrella de la ópera. En ella se cuenta cómo, a pesar de ser una superstar, durante su matrimonio con Giovanni Manenghini (a la sazón también su manager), este se empeñaba en tenerla en casa con la pata quebrada mientras no se subía a un escenario. También nos habla de sus esfuerzos para mantenerse delgada (pedía que elaboraran pan para olerlo, no para comerlo); los intentos de su madre poir prostituirla –no parece con lo lograra– o los celos que siempre le tuvo su hermana. Y otra cosa muy de diva: el día que se enteró de que Onassis se había comprometido con Jackie Kennedy se puso de punta en blanco y se fue a un estreno. Sí, damas y caballeros, el vestido de la venganza lo inventó Maria Callas.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?