#Yomequedoencasa

Una vela aromática (y decorativa) para cada estancia de la casa

Once velas para once lugares de la casa. En el salón, una vela de porcelana con aroma a casís, flor de loto y olíban, en la cocina, un recipiente de vidrio que huele a olivas frescas, en el dormitorio, notas florales y especiadas que recuerdan a un palacio oriental.

Actualizado a

Velas aromáticas y decorativas para la casa

Es curioso el poder que tienen los olores, puedes estar caminando por un pequeño pueblo del sur francés, soplar una brisa insignificante y, de repente, viajar hasta un momento del pasado en la otra parte del mundo. Resulta fascinante cómo los aromas son capaces de recordarnos cosas que ya creíamos olvidadas, nos permiten volver a estar, por unos instantes, en lugares lejanos en tiempo y distancia. Son capaces de moldear nuestro ánimo, apretar con demasiada fuerza nuestro corazón y provocarnos una lágrima (o nueve) de tristeza o felicidad.

Hay una regla que siempre sigo: nunca me pongo un perfume nuevo en momentos en los que no tengo la certeza de que vayan a ser felices o especiales pues, si lo hago, esa esencia quedará ligada irremediablemente a una memoria gris. 

Al igual que las personas cada hogar tiene un olor propio y característico, en muchas ocasiones imperceptible para sus inquilinos pero sí para sus visitantes. Incluso, ese aroma tan particular, puede ser capaz de impregnarse en la ropa o en el pelo. 

Las primeras impresiones son extremadamente importantes y significativas, como anfitriones, es común querer que los invitados tengan la mejor experiencia posible, que disfruten de la casa y se lleven un buen recuerdo. Para esto las fragancias son primordiales. 

Sin duda, las velas son algo mágico, un elemento decorativo que gusta por su estética y por su capacidad de inundar una estancia con su perfume. Muchas de ellas, como Toile de Jouy de DiorFeuilles D'or de Louis Vuitton, la Fumus de Gucci o la Torre norte 1001 Lights de Lladró, son más que simples velas, son piezas de diseño que incluso consumidas podemos lucir en salones y comedores. 

Hay velas como Feu de Bois de Diptyque que huelen a bosque, a madera y a invierno. Otras, como Douceur Immortelle de L'Occitane te recuerdan a la Provenza, a la tierra bañada por el sol que libera sus aromas más bellos, una mezcla de flores y plantas aromáticas. La vela Orient, de Diptyque, revela en cambio misteriosas notas especiadas y recrea el ambiente cálido de un palacio oriental. 

Disfrutar de los olores que este tipo de velas aromáticas desprenden es todo un lujo y un placer. Por ello, he creado una selección de ellas, una para cada estancia de la casa. 

1-11
vela dior recibidor

1 / 11

Una vela con olor a hortensias para el recibidor

En esta parte de la casa es mejor no tener un aroma demasiado intenso o abrumador, pues será lo primero que sientan los invitados o tú mismo cuando entres por la puerta. En el recibidor he optado por esta vela pequeña con perfume de hortensias y tarro de vidrio soplado con motivo Toile de Jouy, de Dior. La hortensia es una flor sutil muy presente en antiguos escenarios novelescos, perfecta para dar la bienvenida. 

COMPRAR

vela cocina

2 / 11

Una vela con olor a olivas para la cocina

Si bien hay velas (como las de Yankee Candle) con olor a galletas recién horneadas, a canela o a jengibre, que podrían parecer idóneas para un lugar como la cocina. Yo me decantaría por aromas más naturales y menos empalagosos, por eso para esta estancia la vela elegida es la de olivas frescas de H&M.

COMPRAR

vela salón

3 / 11

Una vela de diseño, única y artesana, para el salón

En esta estancia no solo debemos tener en cuenta el aroma de la vela sino también su diseño. Debe ser un elemento decorativo más del salón, esté consumida por completo o no. Por eso he elegido Torre norte 1001 Lights de Lladró, una vela de diseño con envase de porcelana translúcida, fabricada artesanalmente por los artistas de la marca, una pieza única. Su aroma lleva ingredientes muy especiales como el casís, la flor de loto y el olíbano.

COMPRAR

vela duda

4 / 11

Una vela con notas cítricas para el comedor

Las velas con olores cítricos son perfectas para la época de verano, refrescantes y armoniosas, por eso me parecen perfectas para poner en una estancia como el comedor. La elegida ha sido Luce di Colonia de Aqua di Parma, una vela con chispeantes notas cítricas, aromáticas y florales. Podrás notar el aroma de la naranja, el limón, el petitgrain, el neroli, el patchouli o vetiver. 

COMPRAR

vela diptyque chimenea

5 / 11

Una vela amaderada para la sala de estar

Me imagino una sala de estar con sillones tapizados, alfombras y una chimenea de piedra. Allí pondría una vela con un olor ahumado, a madera lentamente quemada y consumida por el fuego. Y así huele la vela Feu de Bois de Diptyque, una fragancia que te transporta al invierno. 

COMPRAR

vela despensa

6 / 11

Velas con olor a plantas aromáticas para la despensa

Puede que no sea muy común poner velas en esta parte de la casa pero si tuviéramos que elegir una para la despensa sería Douceur Immortelle de L'Occitane. Una mezcla de flores y plantas aromáticas, un cóctel de aceites esenciales de siempreviva, albahaca, ciprés, eucalipto y litsea cubeba. 

COMPRAR

vela gucci baño

7 / 11

Una vela de porcelana con abedul para el baño

Para el cuarto de baño, sin lugar a dudas, elegiría una de porcelana, enormemente decorativa. Es un espacio muy personal donde nos relajamos, ya sea con una ducha caliente o nuestra rutina facial de mañana y noche. Por eso el aroma es tan importante como la estética. La vela idónea es Fumus de Gucci, con la fragancia intensa del abedul combinadas con notas vivas de hojas de naranjo y cera de abeja, aromas que bien podrían haber colmado el taller de un artesano florentino. El recipiente es porcelana Richard Ginori y puede reutilizarse como elemento de decoración. 

COMPRAR

vela cuarto colada

8 / 11

Una vela de bergamota y hojas de higuera para el cuarto de la colada

Una fragancia que nos recuerde a sábanas limpias, a algodón, a ropa de cama recién lavada y tendida en el campo. La vela Absolute Linen de Zara Home huele a todo eso, con notas de bergamota y mandarina, asociadas a delicadas notas de grosella y hojas de higuera. Un aroma fresco y floral con un fondo de madera, vainilla y almizcle. Perfecta para poner donde se hace la colada. 

COMPRAR

vela dormitorio

9 / 11

Vela con aromas orientales para el dormitorio

Inspirada en Soir d'Orient, la vela Orient de Sisley es la elegida para el dormitorio por sus misteriosas notas florales y especiadas. Una fragancia seductora que recrea el ambiente cálido de un palacio oriental. Su cera roja intensa recuerda el calor de su rastro, delicadamente amaderado.

COMPRAR

vela louis vuitton zona exterior

10 / 11

Una vela exótica y natural para la terraza o jardín

El jardín o la terraza son lugares que conectan la naturaleza y el aire libre con la comodidad del hogar. Para estas zonas, aunque sean patios urbanitas, lo mejor es elegir una vela que nos traslade al campo o a un frondoso bosque. Por eso he elegido Feuilles D'or de Louis Vuitton, una fragancia intensa que huele a patchouli, a musgo, a raíces y ramas secas, un místico aroma a madera que se suaviza al mezclarse con el incienso y el bálsamo del Perú. 

COMPRAR

vela bar

11 / 11

Una vela inspirada en el cuero para la sala de juegos o bar

Para una sala dedicada por la noche a los juegos, una en la que se celebran fiestas tranquilas donde corre el whisky y suena una música de los años 20 o simples zona con un carrito con licores. Para estas estancias elegiría la vela huevo Arlequín de Fabergé, en Ladenac. Una pieza decorativa con apariencia de tesoro, un perfume seductor con aroma elegante, notas ahumadas, de tabaco y de madera. Un viaje al pasado lleno de detalles y delicadeza. 

COMPRAR

Te puede interesar:

Decoración Perfumes tendencias Marcas Marcas de lujo lifestyle
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?