Comida sana

10 restaurantes sanos en los que saltarse la dieta sin culpa

Te proponemos 10 restaurantes de toda España en los que disfrutar de comida sana, orgánica y ecológica. Platos para no comerse la cabeza en la cocina o en los que inspirarse para intentarlo en casa.

Actualizado el

1-10
BUMPGREEN en MADRID

1 / 10

BUMPGREEN en MADRID

BumpGreen es un lugar gastronómico madrileño donde descubrir y disfrutar el movimiento Slow Food: una cocina cercana, cultivo reconocido y prácticas respetuosas. Esta filosofía tranquila llega a sus comensales a través de la cocina que dirige el gran chef David Ariza, el repostero Jordi Bresó y el resto del equipo BumpGreen. El espacio cuenta con el servicio de restaurante, tienda y take-away. Un imprescindible en Madrid.

XAVIER PELLICER RESTAURANT en BARCELONA

2 / 10

XAVIER PELLICER RESTAURANT en BARCELONA

Xavier Pellicer es un proyecto personal del propio chef. Tanto es así que cada espacio del restaurante recuerda a su hogar. “La apuesta de Pellicer se centra en la biodinámica, con productos ecológicos, de proximidad y saludables, protagonistas estrella de su recién estrenada casa que luce blanca y luminosa, acorde con el concepto gastronómico que ofrece al comensal: Healthy Kitchen, o un equilibro entre el placer de la ingestión y el bienestar de la digestión”. Creo que no se puede explicar mejor. En el centro de Barcelona y exquisitamente sano.

BEGREEN SALAD en VALENCIA

3 / 10

BEGREEN SALAD en VALENCIA

“En beGreen creemos en la alimentación equilibrada como estilo de vida. Pero nuestra filosofía no es solo eso, va más allá de la comida sana. Se trata de conectar con lo que nos rodea”. Así se definen en su web. Una filosofía que se apoya en la mejor calidad (fruta y verdura siempre fresca), la transparencia (los platos se elaboran delante del cliente) y el reciclaje: todos los envases, servilletas, vasos y cubiertos son 100% biodegradables.

FRATELLI FIGURATO en MADRID

4 / 10

FRATELLI FIGURATO en MADRID

La pizza sana llega a Madrid de la mano de dos hermanos napolitanos con una pasión fortísima por la pizza. Los dos hermanos han decidido “reinventar la grande pizza napolitana”. Sus secretos para una pizza Fratelli Figurato son: harinas diferentes y alternativas, que abarcan desde las más tradicionales hasta las de cinco cereales; una fermentación larga de la masa (36 horas); un novedoso horno napolitano, y los ingredientes.

Según palabras textuales de los hermanos, utilizan “ingredientes que escogemos con delicadeza, siendo siempre productos de temporada y con mucha calidad. Nuestro menú es, por tanto, bastante reducido, dada la rotación de los ingredientes, por lo que el menú cambiará varias veces a lo largo del año”.

ASTRID en MÁLAGA. ASTRID en MÁLAGA

5 / 10

ASTRID en MÁLAGA

Tapería Astrid es un bar de tapas situado en pleno centro de Málaga. Lo único que ofrecen a sus clientes es una cocina sana y ecológica. No tienen freidora y los comensales pueden ver como elaboran cada uno de los platos. Lo más destacable de Astrid son sus desayunos, ecológicos como ellos solos, que ya son famosos en la ciudad.

LA TROCADERO en BARCELONA

6 / 10

LA TROCADERO en BARCELONA

Se trata de un lugar de fast food vegana que está situada en el centro de Barcelona. Hamburguesas, perritos, nuggets… Todo vegano y muy sano. En La Trocadero también tienen ensaladas, y van organizando y cambiando la carta según los alimentos de temporada.

FARGO en SEVILLA

7 / 10

FARGO en SEVILLA

Fargo es un restaurante ecológico de Sevilla, localizado en el mismo centro de la ciudad, donde se elaboran platos y postres con productos frescos, ecológicos y locales. Es uno de los tres únicos restaurantes orgánicos en Sevilla, compran a productores locales y ofrecen menú de carne y pescado, pero el menú está lleno de platos vegetarianos y veganos.

A FACTORÍA VERDE en A CORUÑA . A FACTORÍA VERDE en A CORUÑA

8 / 10

A FACTORÍA VERDE en A CORUÑA

Un lugar increíble donde encontrar todo sano, bio y vegetal. También tiene tienda. En su web, A Factoría Verde habla de su cocina así: “Somos cocineros. Tested food quality!!! Nos encanta lo que hacemos y queremos que te sientas igual de bien. Eres nuestro invitado”. Respetando siempre el origen del producto.

SUA SAN en BILBAO

9 / 10

SUA SAN en BILBAO

Su situación es perfecta y sus sabores increíbles y muy sanos. Se encuentra justo enfrente del Guggenheim y está destinado a los amantes de la comida sana. Los precios de Sua San son inmejorables aun teniendo la ubicación que tiene. Visita obligada.

IDÍL·LIC en BARCELONA. IDÍL·LIC en BARCELONA

10 / 10

IDÍL·LIC en BARCELONA

Ania es una polaca que descubrió a través de un documental lo dañino que puede ser el azúcar refinado para nuestro organismo. Un tiempo después monta Idíl·lic. La propuesta es clara y contundente: brunch y desayunos de 10 de las mañana a 20 h. Todo casero y muy muy rico, sin necesidad de azúcar ni de gluten ni de lactosa. Y, por su puesto, con platos dirigidos a veganos y vegetarianos.

"Sin stock, sin congelar, sin precocinar, sin preparaciones externas".

La comida sana y saludable tiene una alta demanda en este momento. El siglo XXI ha venido dispuesto a demostrar que el ser humano sabe aprovechar su inteligencia y cuidar tanto su interior como su exterior, a la vez que mantener el planeta a salvo. Los restaurantes y tiendas bio se multiplican día a día. Lo ecológico es al fin importante, aunque no lo suficiente todavía.

Uno de los movimientos que acompaña esta tendencia es el Slow Food. Pero en realidad sabemos poco de este movimiento. Un movimiento que cada vez suena más pero que lleva dando guerra desde 1986 y que es originario de Italia. Pero empecemos por el principio.

El origen del movimiento Slow Food

Aunque ahora se entiende como un movimiento internacional (no hay un rincón del mundo que no se haga cargo de él), ya que es un movimiento que opera en todos los continentes del planeta, nació en Italia.

Se trataba de una asociación que nacía en Bra, allá por 1986 de las manos de Carlo Petrini. Pero en un principio no se llamó así, al principio esta asociación viviría bajo el nombre de ArciGola.

Hoy día, solo en Italia, tiene más de 35 mil personas inscritas en más de 300 sedes locales. Slow Food está presente en más 150 países y el movimiento sigue creciendo.

Los objetivos del movimiento alimentario

En los estatutos de Slow Food hay diferentes objetivos que describen claramente el movimiento. Como por ejemplo el de “otorgar dignidad cultural a las temáticas relacionadas con la comida y la alimentación”.

O el que sería uno de los más representativos e importantes: “Individualizar los productos alimenticios y las modalidades de producción ligados a un territorio, en una óptica de salvaguardia de la biodiversidad, promoviendo su categorización y protección en tanto que bienes culturales”.

Otro de sus objetivos sería: "Promover la práctica de una calidad de vida distinta, basada en el respeto al ritmo y tiempo naturales, al ambiente y la salud de los consumidores”.

Te puede interesar:

salud Restaurantes planes lifestyle
Loading...