¡Feliz año nuevo chino!
CONTENIDO PATROCINADO

Lifestyle lifestyle

6 restaurantes chinos donde celebrar el Día del Pato Pekinés por todo lo alto

La gastronomía del país asiático se reinventa como cocina de autor. Súmate a la fiesta (sí, también la del Año Nuevo Chino) probando las nuevas versiones de sus platos más reconocidos

Shangrila Dimsum
D.R.

Es frecuente encontrar restaurantes fusión donde lo asiático marida con otro tipo de gastronomía a elegir. Cada vez más. Esto hoy, porque lo que abundó en su día fueron los restaurantes chinos donde el arroz tres delicias y los rollitos de primavera eran santo y seña. En los últimos años, el restaurante chino de barrio ha perdido fuelle  en favor de opciones que aportan un twist a lo que todos conocíamos: los hay que adoptan la alta cocina; quienes recurren a los platos más típicos de mercado; aquellos que utilizan productos típicamente españoles para crear magia y reinventar… Aprovecha que comienza el Año Chino (el 22 de enero es la gran fiesta) y que el 18 se celebra el Día Internacional del Pato Pekinés.

para darte un homenaje como los de antes en alguno de los restaurantes madrileños que han reinventado la idea que teníamos de la gastronomía china. Que aproveche.

Restaurante Don Lay
D.R

Don Lay. En el ‘subtítulo’, un apellido de alcurnia: restaurante de alta cocina cantonesa. La cosa promete. Obviamente, en la carta no falta el pato laqueado o pekinés, que es casi emblema y  uno de los fijos para todo aquel que se acerque a este local en el número 117 de la calle Castelló. Pero la mencionada carta esconde muchas otras especialidades; de hecho, deslumbra por su abundancia. Y es que además del pato en cuestión, por ejemplo, ofrecen todo un apartado de platos laqueados, incluido el cochinillo (que hay que encargar con antelación dos días antes) o la panceta. Respecto al pescado (ya no laqueados, obviamente), no faltan la lubina, el bogavante, el rodaballo o el rape. Todo un despliegue de medios y platillos donde también encontrarás un guiño para el sabor picante, que cada día gana más adeptos. 

Reservar

Hong Kong 70 in Chinatown
D.R.

Hong Kong 70 in Chinatown. Concebido como un mercado callejero de Hong Kong (lo cual indica que no es un restaurante estrictamente chino, sino ‘hongkonés‘), resulta curioso estéticamente pero también gastronómicamente. Este restaurante lleva el ‘apellido’ Chinatown porque se encuentra en el barrio de Usera, el popularmente conocido como Chinatown madrileño (Nicolás Sánchez 11). Hasta allí tendrás que ir para degustar el pato asado al estilo pekinés, pero también otras cosas ricas. Pasamos lista: cangrejo picante, cazuela de waguyu con salsa sate, dim sum variados, coliflor china baby salteada con un toque picante (maravilla), cazuela de arroz con salchicha cantonesa y cerdo ibérico ahumado… Y no seguimos porque habría tanto que contar que mejor verlo. Y probarlo.

Reservar

Shangrila Dimsum Bar332B
D.R.

Shangrila Dinsum. Los mas fans recordarán este restaurante de toda la vida (abrió sus puertas en Madrid en el 63; el primer chino de la capital), que ahora se reinventa como dinsum bar en Leganitos 26. Pero sigue siendo fiel a su filosofía: cocina tradicional china, con tienes caseros, como la hacían las abuelas. Así que vas a encontrar los salteados tan habituales, los tallarines que se comen en las casas del país asiático (de hecho, una de las propuestas obedece a la receta original de la abuela de uno de los propietarios), platos picantes y también bastante casquería. Obviamente, también hay mucho din sum, que rellenan de todo tipo de especialidades y, sí, no falta el pato asado, que siempre es una de las elecciones favoritas. No puede estar más rico todo (reservas en el teléfono 919 35 54 48).

Royal Mandarín
D.R.

Royal Mandarín. El restaurante chino del Gran Casino de Colón es experto en cocina cantonesa sin occidentalizar. Y con ello no hablamos solo de la manera en cómo se prepara sino también de qué es lo que se prepara. Aquí hay, por ejemplo, lenguas de pato lacadas (dicho así lo mismo no te convence, pero si le echas valentía verás que son exquisitez), callos de ternera al vapor, ensalada de medusa o sopa de nido de ave. Todo servido en un local colorista, con profusión de luces y dorados, que contribuye a esa fiesta de lo sentidos en el que se mezcla la explosión de sabores con la visual. Imponente el pato laqueado, que cada vez recluta más fans. 

Reservar

Restaurante China Crown
D.R.

China Crown. Un referente. Este restaurante de la calle Ramón de la Cruz número 6 es punto y aparte. Porque se trata del buque insignia del grupo gastronómico que lleva su nombre, porque ha llevado la cocina china imperial a otro nivel y también por su pato imperial, ese plato que todo el mundo quiere probar y que sirven también en versión laqueada. Nacido en los años 80, en plena movida madrileña, sus propuestas son obra de una concienzuda investigación realizada por los hermanos Bao, quienes continúan al frente del proyecto. En su carta, ademas del mencionado Pato Imperial de Beijing, cuya preparación es prácticamente una ceremonia, cuenta con un menú degustación que cuesta 45 € por persona y contiene ocho platos que son otros tantos símbolos de los lugares que recorre la ruta imperial. Imprescindible. 

Reservar

Lamian by Soy Kitchen
D.R.

Lamian by Soy Kitchen. Pequeño pero matón, este restaurante de la Plaza de los Mostenses 4 fue una apuesta muy personal de su creador, el chef Julio Zhang, propietario e impulsor de esa otra maravilla llamada Soy Kitchen y del más nuevo Soy Sohho, en el que prima el servicio delivery. Lamian, su primera criatura, sigue conservando su esencia tradicional de cocina china con un toque punk. Porque ninguna de las propuestas de Zhang están exentas de cierto aire de rebeldía.  Y si no, ojo a los nombres: wanton en mano de dragón, taco de pato mareado o los ramen que tan famoso le hicieron a lo largo de su trayectoria (Jackie Chan no es Bruce Lee o el más nuevo Renacimiento Lamian). Puro espectáculo pero con unos sabores absolutamente distintivos.

Reservar  

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?