La dieta DASH está de moda

Una nueva tendencia causa furor en los Estados Unidos en materia de nutrición. Es la conocida como dieta DASH y te contamos en qué consiste.

Actualizado el

¿Qué tiene de especial esta dieta de la que todo el mundo habla? Nació en los Estados Unidos y dicen que es más sana que nuestra querida dieta mediterránea. Con el fin de comprobarlo, nos hemos puesto en contacto con la nutricionista de la empresa de reparto de comida saludable a domicilio Olivias Box, Chiara Corradetti, que es diplomada en Nutrición Humana y Dietéticia y especializada en Nutrición Clínica.

La dieta DASH

Chiara sostiene que la dieta DASH es una dieta muy similar a la dieta mediterránea y que simplemente hace especial referencia al consumo de sal. Los alimentos en los que está basada esta dieta son las frutas, las verduras, los productos lácteos bajos en grasas, los granos integrales, las carnes rojas magras, las carnes de ave, los pescados, los huevos, los frutos secos, las semillas y otras grasas saludables como el aceite de oliva y el aguacate. ¿Habéis encontrado vosotras alguna diferencia con respecto a nuestra dieta? ¡Brillan por su ausencia!

Los puntos a favor de la dieta DASH

Si algo tiene de bueno este tipo de alimentación es que trata de limitar, como nos indica Chiara, el consumo de alcohol, los alimentos con sal añadida, las bebidas azucaradas, los dulces y la bollería industrial. También los preparados con granos refinados y otros alimentos con alto contenido en grasas. Si esta dieta se recomienda para las personas que tienen hipertensión es porque su secreto prioritario es la reducción de la sal en nuestros platos. La sal que normalmente consumimos lleva sodio y cloro y el sodio es lo que hace que suba nuestra tensión. Más allá de esto, no hay nada que la distinga de nuestra habitual forma de comer.

La dieta DASH

¿Por qué está tan de moda?

"Tenemos que pensar que la dieta DASH ha sido diseñada por nutricionistas norteamericanos y que en Estados Unidos abundan los alimentos procesados, dulces, grasos, con mucha sal y en grandes cantidades", sostiene la nutricionista.

"Lo principal es no crucificar a la sal"

Chiara Corradetti recomienda que no nos tomemos a rajatabla lo de evitar la sal. "Ya en su día la gran enemiga de las dietas fue la grasa y sin embargo una proporción de grasas saludables adecuadas beneficia la pérdida de peso, no hay que excluirlas totalmente", confirma. "La sal es necesaria para el correcto funcionamiento del cuerpo porque interviene en muchos procesos biológicos", añade.

Chiara solo desaconseja esta dieta a aquellas personas que tengan diarreas recurrentes y duraderas o a aquellas que toman diuréticos porque son gente que pierde más sodio a diario y la falta de este mineral hace que nos sintamos cansados, desorientados, que nos mareemos y nos duela la cabeza. El resto ¡a tomar sal en la justa medida y a cuidarse como venimos haciendo! Llámalo DASH, llámalo dieta mediterránea pero saborea la vida y cuídate.

Loading...