Pelis y series

Por qué se ha multiplicado el consumo de películas y series sobre contagios y virus (+ 5 consejos para mantenernos cabales durante el confinamiento)

Preguntamos a una experta sobre el porqué de esta subida del consumo de películas de contagios y nos ha dado algunos tips para mantenernos cabales en este confinamiento.

Actualizado a

PORTADA

En principio parece algo normal. Quiero decir, ante una situación tan excepcional como la que estamos viviendo, es imposible no hacer ni buscar paralelismos con el universo audiovisual: cine y películas; televisión y series.

Con solo un par de días de confinamiento, las películas de virus y contagios subieron en las diferentes plataformas a los primeros puestos de visionado. La coreana Virus fue número 1 en España varios días y se ha mantenido en los primeros puestos durante semana y media; de las más visionadas en Netflix.

Las plataformas, también se prepararon para esto y, ya viendo lo que estaba ocurriendo en China, cargaron sus catálogos con películas que se acercaban o parecían vaticinar lo estaba por venir. De hecho, nosotros en la redacción nos hicimos eco con un tema que os dejaba 7 películas y 7 series sobre contagios y virus demoledores para la raza humana.

Una conducta así en una situación como esta puede ser de lo más normal, o no. Tampoco somos antropólogos ni sabemos nadar por los mares de la razón humana. Así que nos pusimos en contacto con Beatriz Madrid, experta psicóloga y miembro de Doctoralia: una plataforma que une a profesionales sanitarios con los pacientes; y ella se encargó de despejarnos las dudas.

LAS PREGUNTAS QUE NOS HACEMOS: ALARMA PERSONAL

Una de las explicaciones que podemos dar a este tipo de consumo puede que tenga que ver con “el estado de Alarma Personal. En este estado el individuo intenta buscar opciones de cómo se puede afrontar la situación peligrosa. Y normalmente este tipo de películas tiene unos protagonistas que finalmente terminan el metraje con éxito”, explica Beatriz.

Esto es así, cuando una persona ve una película en concreto se identifica con el protagonista y sigue de cerca a su héroe hasta el final que le han escrito. De modo que “a nivel inconsciente, uno, al final de la situación problemática sale victorioso y a salvo del contagio o de aquello que vaya a terminar con la posibilidad de vida”, añade Beatriz.

“Para poder decidir si es una huida o una forma de buscar cómo afrontar la situación, sería necesario evaluar conductas concretas de personas concretas”

Esto nos haría pensar que entonces podría ser positivo el consumo de este tipo de productos audiovisuales. Una ingesta de cine apocalíptico con virus infernales que arrasan con la raza humana, podría ser bueno. Pero no es del todo así. En realidad, no es ni bueno ni malo, depende de lo que la persona busque en ellos y de cuánto se obsesione con ello.

“Puede leerse como una forma más de pasar el tiempo si la persona lo consume como algo identificado como entretenimiento. En aquellas situaciones, en las que, tras ver la película, uno se queda atrapado y empieza a sacar similitudes en plan conspiratorio o fatalista, las consecuencias pueden ser muy negativas”, apunta Beatriz Madrid.

LA FICCIÓN COMO LA SOLUCIÓN DE ESTA CRISIS

Aferrarse a que nuestro héroe de turno de nuestras ficciones de infecciones favoritas salga resuelto de su apocalipsis personal, podría ser una de las razones del porqué. Esto es así porque se podría entender como “una forma de buscar en la ficción una solución en cuestión de 2 horas aproximadas que puede durar (si se trata de una película). Para poder decidir si es una huida o una forma de buscar cómo afrontar la situación, sería necesario evaluar conductas concretas de personas concretas”, asegura Beatriz. Generalizar en estos casos es más que imprudente.

“Es fundamental asumir que en realidad las cosas ocurren por el efecto de muchos factores sobre los cuales no tenemos control”

Esta respuesta ante tal situación no es un problema psicológico concreto y tipificado. Sin embargo, sí que “podemos encontrar que haya personas con tendencias obsesivas y con necesidad de tener todo bajo control, que hagan un mayor consumo de este producto. Dicho consumo puede estar relacionado únicamente con la necesidad de tener más información”, asegura la experta. Y añade que de todas formas, para poder decir cualquier cosa relacionada con el comportamiento de las personas es necesario hablar de personas concretas con conductas concretas: “Todo lo demás es aventurar con arenas movedizas bajo nuestros pies”.

ay madre

LOS CONSEJOS DE UNA EXPERTA

En el caso de personas que se estén obsesionando con el confinamiento y la necesidad de volver a su vida “es fundamental asumir que en realidad las cosas ocurren por el efecto de muchos factores sobre los cuales no tenemos control”, afirma Baetriz.

Los consejos para estar menos en Alarma Personal serían:

  • dosificar la información
  • mantenerse ocupado con cosas de la vida cotidiana
  • entender que esto que está ocurriendo debe convertirse en una forma de vida ya que hablamos de tiempos prolongados

Porque una forma de vivirlo obsesionados con el fin de todo esto y la vuelta a la normalidad es errático. “No podemos estar todo el rato en la búsqueda de la finalización del confinamiento”, sentencia Beatriz.

consejo

CONSEJOS DE UNA EXPERTA PARA MANTENERNOS CABALES

Y una vez despejadas dudas sobre algunos de los aspectos relacionados con nuestra conducta en el encierro, le pedimos unos consejos para mantenernos a alerta y no perder el juicio en nuestra casa tras el anuncio de la prórroga del confinamiento.

Betriz Madrid nos da 5 consejos importantes:

1. Mantener una rutina de un día cotidiano. Hablamos de un día en el que me levanto, me aseo, me visto con algo que no sea el pijama, hago la cama y me pongo en marcha. “Permanecer todos los días igual sin tener esta rutina nos lleva a perder la noción del tiempo y de los días. Así, nos podemos acabar angustiando mucho”.

2. Distribuir el día en momentos. Tener un momento para cada cosa: “No tiene que haber obligación sino más bien disfrute. Dibujar, limpiar, leer, aprender a hacer punto o a construir un dron. Cualquier cosa es buena”.

3. Quedar con amigos por videollamada “para tomar un algo”. Mantener las relaciones sociales es fundamental para poder seguir adelante. “Podemos hacer juegos online con nuestra gente para pasar un rato divertido”.

4. Incorporar algo de deporte es también una buena alternativa. “Además, podemos hacer estos ejercicios con amigos, familia o vecinos, a través de la videollamada”.

5. Decidir en qué momento del día vemos noticias. “Sólo verlas durante ese momento, en ninguno más”. Ya que estar todo el rato pendiente de lo que pasa nos puede arrojar a la espera de que esto se pase.

Y precisamente esto último es lo que debemos evitar. Entrar en la obsesión de que esto pase ya cuando, aunque no nos guste, se está alargando demasiado en el tiempo.

Te puede interesar:

Psicología Coronavirus Cine series ocio
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?