6 maneras para vencer el estrés postvacacional

Don't panic! Te contamos cómo hacer frente al estrés a la vuelta de vacaciones

Actualizado el

1-6
1. PLANEA TUS PRÓXIMAS VACACIONES

1 / 6

1. PLANEA TUS PRÓXIMAS VACACIONES

Sí, puede resultar raro que nada más volver de vacaciones ya estemos pensando en las siguientes. Pero, esto es realmente una buena práctica. Comenzar a pensar en los próximos planes nos ayuda a que volver al trabajo no se haga tan pesado. Visualizar la próxima escapada de fin de semana o las próximas vacaciones hace que el regreso a la oficina se note menos y veamos tareas cotidianas como levantarnos temprano como algo que nos lleva más cerca de la recompensa. Comienza un tablero de Pinterest para coger inspiración, planea una escapada de fin de semana con amigos o comienza a mirar vuelos a lugares a los que te apetezca ir.

Un estudio de 2010 descubrió que, curiosamente, nuestros cerebros disfrutan aún más de la planificación previa al viaje de lo que realmente llegan a disfrutar cuando viajan. ¿Por qué? Porque la anticipación es dulce. Por lo tanto, para maximizar la felicidad fuera de la oficina, tan pronto como acabes unas vacaciones, comienza a planificar las próximas.

2. HAZ MÁS FÁCIL LA VUELTA

2 / 6

2. HAZ MÁS FÁCIL LA VUELTA

La mejor forma de hacer que la transición de las vacaciones al trabajo sea menos frustrante es asegurarse de que haya una transición previa. No hagas la locura de ir directamente desde el aeropuerto a la oficina con la idea de prolongar el viaje. Mejor, regresa a casa un día antes después de un largo viaje y usa el período de amortiguación para encargarte de los recados, recuperarte del jet lag y volver a la rutina poco a poco. Si tienes la posibilidad de posponer reuniones importantes, fíjalas para los próximos días para que puedas ponerte al día y no se haga todo tan cuesta arriba.

3. RESPETA TUS LÍMITES

3 / 6

3. RESPETA TUS LÍMITES

Las vacaciones son, ante todo, una mentalidad. Y la mejor manera de mantenerla mientras se trabaja es tener en cuenta los límites diarios de tu trabajo. ¿Vuelves a tu puesto inmediatamente después de comer? Por qué no te tomas un pequeño tiempo para ti antes.

No siempre es fácil hacerlo, especialmente si trabajas en un entorno de oficina que alienta el comportamiento adicto al trabajo. Pero un regreso de vacaciones es realmente el momento perfecto para reiniciar el reloj, lo importante es que cumplas con tu trabajo.

4. RECUERDA LO QUE TE ENCANTA DE TU RUTINA

4 / 6

4. RECUERDA LO QUE TE ENCANTA DE TU RUTINA

Recuérdate a ti misma los aspectos de tu rutina diaria que te reconfortan. Tal vez sea un lugar favorito para comer, un lugar por donde te gusta pasear, ver a tus amigos o simplemente dormir en tu cama.

Disfruta de las cosas que más amas de tu hogar. En la primera semana es el momento de cenar en tu restaurante favorito y contar a tus amigos esas maravillosas experiencias que has vivido durante las vacaciones. Esto te hará mantener más vivas las sensaciones que sentiste en tu viaje, los lugares y las cosas que hiciste y esto a su vez te ayudará a superar el estrés al ver la bandeja de entrada de tu correo electrónico, por ejemplo.

5. MÍMATE Y TÓMATE UN TIEMPO PARA TI

5 / 6

5. MÍMATE Y TÓMATE UN TIEMPO PARA TI

Proponte comer sano, hacer ejercicio o hacer cualquier cosa que te ayude a relajarte en la vida diaria como un masaje o una manicura. Asegurarte de sentirse descansada y con energía es la clave para enfrentar los factores de estrés que dejó en la oficina durante las vacaciones.

6. ABORDAR EL DESORDEN AFECTIVO ESTACIONAL

6 / 6

6. ABORDAR EL DESORDEN AFECTIVO ESTACIONAL

Si notas que estás más de bajón o sientes demasiada melancolía durante el periodo invernal, habla con tu médico o terapeuta acerca de lo que estás sintiendo puesto que podrías estar experimentando el trastorno afectivo estacional, un tipo de depresión provocada por el cambio en las estaciones. Entre los síntomas se encuentran la pérdida de energía, problemas para dormir, lentitud, agitación, dificultad para concentrarse, desesperanza y desinterés.

Se supone que las vacaciones son relajantes. Pero cualquiera que alguna vez haya sentido la particular ansiedad de volver al trabajo y descubrir una bandeja de entrada repleta de correos y la vuelta a la rutina laboral después de unos maravillosos días de descanso, sabe que los primeros días son un auténtico choque emocional. El estrés después de las vacaciones es un fenómeno universal, que está provocado en gran parte, por no saber cuándo volveremos a estar libres. La prisa y la emoción de estar lejos y libres rápidamente se ve ensombrecida por la rutina diaria. A largo plazo, las vacaciones han demostrado científicamente que aumentan la salud y felicidad.

Afortunadamente, la depresión invernal y el estrés post vacacional se pueden vencer. En la galería te hemos dejado seis consejos que harán que tu regreso al trabajo sea más sencillo. Esperamos que te ayuden.

Te puede interesar:

Vacaciones consejos trabajo salud
Loading...