Bienvenida al Norte

6 lugares de Irlanda que deberías conocer (y ninguno es Dublín)

Rincones imprescindibles para viajeras curiosas

1-6
Turismo-de-Irlanda-Galway. Galway

1 / 6

Galway

Situada en la conocida como “ruta costera del Atlántico” (ojito al nombre para tenerlo en cuenta en tus próximos tours) esta ciudad, capital del condado del mismo nombre, es conocida por su “ambientazo” bohemio, estudiantil y muy festivalero. Y con razón, porque sus habitantes tienen la suerte de disfrutar de eventos culturales durante todo el año así que, vayas cuando vayas, algo habrá. Pubs con música en directo, artistas callejeros en casi cada esquina y unos restaurantes en los que olvidar con mucho gusto esa manida y obsoleta frase de  “en Irlanda se come mal” son otros de los alicientes que te convencerán para darte un paseo por la siempre animada Galway. Uno de sus atractivos arquitectónicos es el llamado Arco Español. A primera vista no te parecerá gran cosa, pero el apellido “español” ayuda a que te pases un buen rato callejeando mientras lo buscas y lo encuentras. Y un último detalle que no deja de ser curioso: los souvenirs que se venden en las diferentes tiendas repartidas por la ciudad son de muy alta calidad. Si te vas a llevar un recuerdo de tu visita a Irlanda, adquiérelo aquí.

 

Cliffs of moher 1. Acantilados de Moher

2 / 6

Acantilados de Moher

A unos 75 km de Galway hacia el sur está Cliff o Moher, unos ventosos acantilados que te sonarán a primera vista (sí, salen en películas como La princesa prometida o Harry Potter y el príncipe mestizo). Con 216 metros de altura y unas paredes verticales que parecen esculpidas a cincel, este paraíso natural es todo un espectáculo en sí mismo y una de las imágenes que permanecerán en tu rutina una vez te hayas ido. Hay un centro de visitantes que merece mucho la pena, así que tómate tu tiempo para disfrutar, no solo el paradisíaco exterior, sino de las proyecciones que podrás ver en el interior del edificio principal. Eso sí, cuando te asomes al borde para contemplar cómo rompe el mar contra las rocas, cuidado de dónde pones el pie.

 

View from Tara Hill. La colina de Tara

3 / 6

La colina de Tara

Si Moher es abrupto y fiero, Tara Hill es calma y tranquilidad. Situada muy cerca del río Boyne (sede de una batalla muy popular en la historia de Irlanda) y de Navan, en el condado de Meath (donde nació Pierce Brosnan, por cierto), la colina de los reyes tiene su epicentro en la llamada Piedara en Pie, el lugar donde fueron coronados los antiguos reyes del país. En estas colinas hay también antiguos enterramientos neolíticos y diferentes “anillos” que cuentan la historia de un pasado de guerreros y caudillos. Hoy es casi un epicentro espiritual de la isla y uno de los rincones más fotografiados gracias a uno de sus mayores reclamos: dicen que, en días soleados, desde el montículo más alto de la colina se puede divisar toda Irlanda (gracias a la foto que ilustra estas líneas te harás un idea). Tendrás que ir hasta allí para comprobarlo.

Limerick-King-Johns-Castle-2012. Limerick

4 / 6

Limerick

Vaya por delante que es la tercera ciudad más poblada del país (por detrás de Dublín y Cork), lo cual ya de por sí hace casi obligatoria una visita. Aun más si tenemos en cuenta que es la cuna de Dolores O’Riordan, la cantante de The Cranberries recientemente fallecida. Si a esto le añadimos que cuenta con un mercado gastronómico para chuparse literalmente los dedos… seguro que te hemos convencido. El mercado en cuestión se llama Milk Market y hasta él llegan delicias de toda Irlanda (no te puedes ir sin probar esos huevos envueltos en carne de salchicha que son pura maravilla). Pero, además, la ciudad tiene varios museos y galerías y presume de ser cuna literaria (no en vano aquí pasó su infancia Frank McCourt, el autor de la conocida obra Las cenizas de Ángela). Y si no te quieres quedar en el centro, en las afueras encontrarás castillos y maravillosos paisajes verdes.

O´Hara Wayne. Cong

5 / 6

Cong

Sorpresa, sorpresa. Probablemente este pequeño pueblo, situado justo entre el condado de Galway y el de Mayo, no se incluya entre los tours más populares, pero si te decimos que aquí se rodó uno de los clásicos más populares del cine (El hombre tranquilo, la película protagonizada por John Wayne y Maureen O’Hara) seguro que ya te estás planteando pasarte por allí. Y harías bien. Para empezar, te recibirá una escultura de los protagonistas de la peli para recordarte dónde estás. Foto obligada. ¿El resto? Te encontrarás con un encantador pueblo irlandés que, efectivamente, parece un escenario de cine por lo típico y bonito. Por supuesto, no falta el castillo, una enorme y clásica residencia llamada Ashford Castle, situada junto a un parque natural y donde se han alojado mandatarios internacionales. Pequeño pero con mucho glamour.

Baily Lighthouse Howth 02. Howth

6 / 6

Howth

Situado muy cerca de Dublín (el billete de cercanías entre ambos puntos cuesta alrededor de 4 €, este pequeño pueblo de pescadores se convierte en toda una atracción turística los fines de semana. Podrás pasear por el puerto y tomarte algo (pinta y pescado inexcusables) en cualquiera de las terrazas con vistas a la bahía. Además, está el Howth Market, un mercado “pequeñito pero matón”, con puestos de artesanía, gastronomía, antigüedades. Si tienes tiempo, acércate al imponente faro de Baily (en la imagen), toda una institución en Irlanda, y ármate de paciencia para dar de comer a las focas que se acercan a la costa. No siempre ocurre, pero cuando sucede, es todo un espectáculo.

Actualizado el

Si las celebraciones de San Patrick, uno de los legados que Irlanda a exportado al mundo entero, te han dejado con ganas de más, estas seis ideas te llevarán por algunos de los lugares más bellos de la isla. Al margen del sur (enclave muy visitado por españoles debido principalmente a una razón de peso: los cursos de inglés), viajando a estas localidades y paisajes del centro y del oeste te harás una idea de lo que es la auténtica Irlanda: la de las verdes colinas y los agrestes acantilados, pero también la de las bulliciosas ciudades y granjas inmensas. Y si te quedas con ganas de más, ya sabes que siempre tienes los escenarios de películas: las islas Little Skellig y Skellig Michael, en el condado de Kerry (lugar de retiro de Luke Skywalker en la nueva trilogía de Star Wars) y La calzada del gigante, ya en Irlanda de Norte, uno de los “platós” más populares de Juego de Tronos. Eso sí, piensa que no vas a ser la única a la que se le ha ocurrido la idea, así que prepárate para compartir vistas con hordas de turistas deseosos de retratar alguno de los lugares más fascinantes del planeta.

Te puede interesar:

Viajes
Loading...