Sabemos dónde van de luna de miel las 'celebrities' (y tú también puedes)

Si estás planeando unas vacaciones, no te pierdas la isla de Bora Bora: inspírate en los famosos y visita el paraíso.

Actualizado el

portada
Cortesía de The St. Regis Bora Bora

Actualizado el

No es fácil llegar a Bora Bora. Primero, tienes que ir a Los Ángeles. Después de esto, te esperará un vuelo de 8 horas que te llevará a Tahití, la capital de la Polinesia Francesa. El viaje no acaba ahí, sino que tendrás que coger otro vuelo de 40 minutos para llegar a la isla. Pero cuando ya veas el monte Otemanu (el punto culminante de la isla de Bora Bora), elevándose sobre la pequeña isla del Pacífico Sur, te olvidarás de todos tus problemas. Y así, tú también, muy rápidamente, sabrás por qué todos se refieren a Bora Bora como el paraíso.

El color del océano tiene un tono azul perfecto y tan saturado que realmente parece que lo estás mirando constantemente a través de los filtros de Instagram. Y hablando de las redes sociales, créenos, es literalmente imposible hacerse ahí un mal selfie.

Las celebrities visitan la isla en busca de paz, privacidad y, obviamente, las vistas. Y si hay un complejo que ofrece todo lo mejor (y mucho más), es el The St. Regis Bora Bora. Palabra de Nicole Kidman y Keith Urban, Alyssa Milano y David Bugliari o Justin Bieber.

Sabemos que los famosos eligieron este hotel no solo por su magnífica ubicación, sino que también por sus comodidades, que hacen que la estancia en la isla parezca aún más paradis (sí, terminaréis aprendiendo un poco de francés también).

borabora
cortesía de The St. Regis Bora Bora
borabora

El complejo cuenta con 89 villas sobre el agua y en la playa, algunas de ellas con bañeras con hidromasaje y piscinas privadas. Para su luna de miel, Kidman y Urban eligieron una enorme propiedad de más de 1.000 metros cuadrados con playa privada, spa y piscina con vista al océano.

Pero si la idea de alojarte en un complejo de tres dormitorios y cuatro baños (que es diez veces más grande que tu apartamento) parece algo excesiva, inspírate en Justin Bieber y opta por una de las villas sobre el agua. El cantante eligió la Overwater Royal Otemanu, que tiene una de las piscinas suspendidas más grandes del Pacífico Sur.

borabora
cortesía de The St. Regis Bora Bora

Pero seamos honestos, ¿quién necesita una piscina cuando tienes acceso directo a las aguas de la laguna a través de una escalera en la terraza de tu habitación? Despertarte por la mañana e ir directamente a nadar será tu actividad favorita todos los días. Y con el servicio de comida a la habitación disponible las 24 horas (¿una pizza a las 2 de la madrugada? ¡Claro!) tal vez ni siquiera salgas de tu villa.

O bueno, quizás sí. Es absolutamente necesario que lo hagas para poder disfrutar de uno de los mejores restaurantes de Bora Bora y probablemente en esa parte del mundo. En Lagoon by Jean Georges podrás ver las magnificas vistas del monte Otemanu mientras pruebas sus exquisitos platos.

borabora
cortesía de The St. Regis Bora Bora


Y no será una luna de miel adecuada si no reserváis un momento para hacer cosas en pareja. Como un masaje o un tratamiento corporal en el spa Miri Miri by Clarins el día después de tu llegada. En serio, ¿se te ocurre algo mejor para vencer el jet lag? Si has contestado "sí... ¡yoga!", no te preocupes, también podrás inscribirte en una clase privada de esta disciplina o de meditación con el entrenador del resort.

borabora
cortesía de The St. Regis Bora Bora

En Bora Bora también podrás explorar muchas cosas. Si quieres conocer más sobre la historia de la isla y de la cultura local, el The St. Regis está ubicado cerca de la isla principal. Es un lugar maravilloso para una visita por la tarde. Te recomendamos que hagas una parada en Vaitape, la ciudad más grande de Bora Bora, para comprar unos souvenirs.

borabora
cortesía de The St. Regis Bora Bora

Y si eres más atrevida y prefieres probar algo loco como nadar con tiburones, ve un día por la laguna y alrededor de la isla, y ahí podrás hacerlo.

No nos gusta mucho sonar cursi, pero, realmente, lo peor del hotel The St Regis en Bora Bora es el momento en que hay que despedirse de él. Y, francamente, después de una semana de vacaciones o de una luna de miel allí, volver y ajustarse a tu vida normal requerirá un gran esfuerzo. Pero vaya, la buena noticia es que al menos podrás comenzar a contarle a todos tus amigos que has estado en el paraíso.

Te puede interesar:

Vacaciones Viajes pareja

Celebrities

Loading...