¡Nos vamos a Suiza!

4 destinos imprescindibles si eres adicta al buen queso

Prepárate para comer, beber y disfrutar

Actualizado el

1-4
pistas Appenzeller. Appenzellerland: paraíso invernal

1 / 4

Appenzellerland: paraíso invernal

Suiza es el país del queso gourmet por excelencia. Y hasta allí nos vamos para descubrir la cuna de sus mejores productos porque, sí, en pueblos pequeñitos en donde se esconden sus más preciados tesores. Para empezar, te proponemos Appenzellerland, una tierra de lagos cristalinos, valles increíbles y pueblos de ensueño es, como indica su nombre, la auténtica “madre” del delicioso queso Appenzeller®. En estos parajes podrás disfrutar de tranquilas pistas de esquí alpino sin aglomeraciones y practicar otro de los deportes más populares de la zona: el esquí de fondo. Kronberg, Hoher Kasten y Ebenalp-Schwende son algunos de los lugares ideales para disfrutar de esta actividad en familia o con amigos. Por otro lado, visitar la emblemática quesería de Stein es parada obligatoria en estas tierras. Aquí podrás descubrir el proceso de elaboración del queso típico de la zona y tendrás la oportunidad de disfrutar de los sabores refinados y fuertes de este producto artesano con más de 700 años de historia, admirar su imponente bodega –donde se almacenan hasta 12.500 ruedas de queso, lo que la convierte en todo un museo– y disfrutar de las maravillosas vistas del impresionante macizo de Alpstein.

Emmental. Emmental: un sinfín de posibilidades

2 / 4

Emmental: un sinfín de posibilidades

Esta región de majestuosos paisajes  se caracteriza por ser destino para amantes del excusionismo y de la cultura en general. Desde aquí te recomedamos visitar el Museo Franz Gertsch, el Museo de cítaras o el de Cultura popular en la Kornhaus, así como disfrutar de sus emblemáticos castillos, puentes de madera, rutas temáticas y granjas idílicas. Del bellísimo valle de Emme procede una de las variedades de queso suizo más famosas en todo el mundo: El Emmentaler AOP, que podrás saborear en la quesería Emmentaler Shaukäserei. En este increíble lugar, donde parece que se haya detenido el tiempo, tendrás la oportunidad de practicar múltiples actividades relacionadas con la elaboración del queso suizo: visitar sus instalaciones, presenciar su tradicional proceso de elaboración…  ¡y hasta realizar tu propio queso! Además, si viajas en familia, esta quesería cuenta con un pequeño zoo de cabras para que los más pequeños puedan pasarlo en grande.

 

Gruyères. Gruyères: como en un cuento

3 / 4

Gruyères: como en un cuento

Este fascinante enclave medieval, situado en el cantón de Friburgo, te transportará directamente a los paisajes de cuento que siempre has imaginado (o a los de Sonrisas y lágrimas, tú eliges). Situado en un pequeño cerro y con unas vistas increíbles, Gruyères ha mantenido su aspecto medieval hasta la actualidad y cuenta con el impresionante castillo de St. Germain, antigua residencia de condes del siglo XIII y que es ahora un museo que exhibe la arquitectura, historia y cultura regional de ocho siglos. Cuna también del famoso queso de nombre homónimo, Le Gruyère AOP, es visita obligada la quesería La Maison du Gruyère, donde podrás descubrir todos los secretos y curiosidades de Le Gruyère AOP gracias a su exposición interactiva. Y la mejor parte: degustar los sabores delicados, recios y de pronunciado aroma de esta deliciosa variedad de queso que es, además, la favorita de los suizos.

 

Jura. Jura: plena naturaleza

4 / 4

Jura: plena naturaleza

Tierra de esplendorosos paisajes, el Jura bernés es destino imprescindible para los amantes de la montaña y la naturaleza en general. Así que, si te encanta el excursionismo, no puedes perderte el altiplano de las Franches Montagnes, donde podrás disfrutar de rutas a pie, a caballo o en bicicleta. También te recomendamos las llanuras del Ajoie, enormes y de un verde espectacular, donde realizar un sinfín de actividades al aire libre, y la reserva natural de Clos du Doubsm, que se eleva entre cursos de agua y montañas, y es perfecto para los amantes de los deportes de aventura. Indispensable también visitar la Maison de la Tête de Moine, en Bellelay, mítica quesería de demostración de esta variedad tan especial. Aquí podrás conocer la curiosa historia de Tête de Moine AOP y disfrutar de su sabor y aroma inimitables así como de su llamativa presentación en forma de rosetas.

 

¿Te sientes en la gloria cada vez que catas queso? ¿Te apasiona viajar y degustar la gastronomía autóctona de cada lugar? ¿Eres, definitivamente, mucho más de montaña que de playa? ¡Estos 4 destinos queseros que te hemos propuestos te encantarán!
Desde la tierra del queso de los sibaritas y sus majestuosos paisajes, pasando por el bellísimo valle de Emme, la ciudad medieval de Gruyères y hasta el esplendoroso Jura, los 4 enclaves montañosos que aquí hemos repasado, escondidos entre los bellísimos paisajes suizos, te descubrirán, seguro, un mundo de sabores y sensaciones que harán vibrar todos y cada uno de tus sentidos. Ve preparando ya las maletas y los jerséis porque empieza tu aventura. Y, ya sabes, si te quedas con ganas de saber más o de planificar tu escapada al dedillo, en quesosdesuiza.com encontrarás un montón de información. ¡Será una experiencia inolvidable!

Te puede interesar:

Escapadas Viajes planes Alimentos sanos
Loading...