Salud

8 consejos para que el cambio de hora no afecte a tu sueño

El domingo próximo tendrá lugar el cambio de horario para aprovechar mejor las horas de sol en las estaciones frías. Te contamos qué hacer para que no afecte a tu rutina de sueño.

Actualizado a

Mujer durmiendo
Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

APÚNTATE AQUÍ A NUESTRA NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOVEDADES DE INSTYLE

En la próxima madrugada del sábado 24 de octubre se producirá el cambio de hora para adaptarnos al horario de invierno. De esta forma, a las 03:00 de la madrugada serán nuevamente las 02:00. Pero no solo se atrasan los relojes, sino que nuestro ciclo interno sufre este cambio y nuestra rutina de sueño puede verse alterada. Te contamos cómo evitar que esto suceda con 8 consejos de experta.

La farmacéutica Rocío Escalante, de Arbosana Farmacia nos explica que "la luz es un factor esencial para nuestro ritmo circadiano, una especie de reloj interno que ayuda a nuestro organismo a funcionar bien". Esto es debido a que nuestro cuerpo se sincroniza con el ritmo de la tierra y es lo que hace que se duerma mejor por la noche, cuando no hay luz, y que estemos despiertos por el día. Al reducir las horas de luz, con el cambio de hora, puede producirse un desequilibrio que afecte a la conciliación del sueño, al hambre y al estado de ánimo, nos explica la experta. Lo habitual es que el cuerpo se adapte al nuevo horario pasados unos días, pero para tratar de que no sufras las consecuencias del cambio de hora Rocío Escalante nos ha dado 8 sencillos consejos que podrás poner en práctica desde hoy mismo.

Consejos para minimizar los efectos del cambio de hora

  • Intenta acostarte antes: los días anteriores al cambio de hora, deberías intentar acostarte 10-15 minutos antes cada día, para que el cuerpo se vaya acostumbrando a la nueva hora. Dormir es importante para que nuestro sistema inmunológico funcione adecuadamente, también es esencial para la salud mental y para que la piel del rostro se mantenga luminosa y descansada.
  • Evita el consumo de bebidas estimulantes como el café, el té, el alcohol, los refrescos azucarado ya que estimulan el sistema nervioso, dificultando el sueño. Si no puedes prescindir de ellos, tómalas solo por la mañana.
  • Haz ejercicio, pero no justo antes de irte a dormir: el deporte nos ayuda a estar más cansados y por lo tanto a dormir mejor, pero no se debe practicar justo antes de dormir, porque puede producirte el efecto contrario.
  • Cena de forma ligera y al menos dos horas antes de acostarte: no podemos irnos a la cama con el estómago vacío, por eso lo mejor es optar por algunas de estas cenas ligeras y nutritivas.
  • Evita usar dispositivos electrónicos antes de irte a la cama: el móvil, la tablet, el ordenador… alteran el cerebro, y también son responsables del insomnio, según la experta.
  • Crea un ambiente relajado en tu habitación: minimiza la luz y los sonidos en tu dormitorio. El cerebro libera melatonina, la hormona que regula el sueño, con la oscuridad. Una buena idea es usar aceites esenciales en difusor para relajar aún más el ambiente.
  • Controla el estrés antes de acostarte: irte a la cama y empezar a dar vueltas a los problemas es uno de los factores que altera el sueño. Una buena costumbre antes de irte a dormir es realizar algunos ejercicios de meditación, te ayudará mucho.
  • Toma una infusión (aquí puedes informarte de la que mejor se adapta a tus necesidades) o suplementos naturales puede ayudarte también a conciliar el sueño.

Te puede interesar:

salud consejos Estilo de vida lifestyle
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?