DIY

Cómo hacer tu propio huerto urbano en casa (y que salga bien)

Busca el lugar idóneo y planta tus verduras y hortalizas favoritas para degustarlas en casa.

Actualizado a

Si eres una gran consumidora de verduras (felicidades, es la base de una alimentación saludable)te lo habrás planteado en diferentes ocasiones: tener un huerto en tu casa. Y, la verdad, no es tan complicado como piensas, solo necesitas seguir unos pasos.

Por eso, te vamos a dar esos pasos a seguir además de unas recomendaciones importantes para llevar a buen puerto tu proyecto. Así que no pierdas tiempo y toma nota de todo lo que necesitas. No es complicado pero son vitales y necesarios ciertos detalles para que lo lleves a cabo.

Comenzamos por la búsqueda de la luz.

1

1. LA LUZ QUE NECESITAN PARA TU HUERTO URBANO

Ojalá vivas en una casa con bastante luz, si no fuera así, llevar a cabo esta hazaña es bastante complicado. Sin embargo, el espacio puede variar. Puedes crear tu (pequeño) huerto en un balcón o en una ventana, pero es imprescindible que haya luz suficiente.

Las verduras y hortalizas que pretendes plantar para consumo propio necesitan al menos 6 horas de luz diarias. Esto no significa que esas seis horas deban recibir la luz directa pero no deben faltarle. Aunque también debes cuidar que no reciban demasiado sol directo, así que si la zona que eliges para el huerto recibe mucho sol, deberías cuidar que esto no suceda ya que algunas de estas plantas se pueden quemar debido a la incisión constante del sol.

Por eso, lo ideal es que estudies tu casa y tus zonas abiertas (balcones, ventanas, terrazas o patios) y no ceses hasta encontrar un lugar muy luminoso pero no demasiado agresivo para tu huerto.

2

2. BANCALES, MESAS DE CULTIVO, MACETAS Y DEMÁS RECIPIENTES PARA UN HUERTO EN CASA

Si ya has dado con el lugar adecuado para montar tu pequeño huerto es el momento de valorar los soportes que puedes y quieres utilizar. Eso sí, debes seguir unas medidas concretas, sobre todo de profundidad: con entre 7 y 12 cm de profundidad podrás plantar prácticamente todo.

¿Qué utilizar? Puedes utilizar de todo, eso sí, cada uno de los recipientes que utilices deben tener un buen drenaje, ya que las plantas que vas a utilizar en el huerto necesitan drenar.

Cuando hablamos de ‘todo’, nos referimos a recipientes de una profundidad dentro de la estimada para el buen desarrollo de la planta y alberga muchas posibilidades. Desde las ecológicas y reciclables como cajas y cajones (de cartón, madera o metal que debes forrar con plástico para acoger la tierra y que el agua no pudra el contenedor en sí), botellas de plástico, macetas o bancales. Y si tienes un terrenito en tu terraza o patio, mejor que mejor.

No olvides que el huerto vertical puede ser una buena opción de economía del espacio y de luz solar. Como este barato ejemplo que te dejamos más abajo y puedes encontrar en Amazon (48 € aprox.).

HUER VERTI

COMPRAR

Pero si eres de las que tienen el privilegio de tener un espacio exterior considerable (patio o terraza) te recomendamos una o varias mesas de cultivo como la que te mostramos (Amazon, 59 €).

MESA HUERTO

COMPRAR

Y una vez que tenemos los recipientes que queremos usar, debemos pensar en la tierra.

3. LA TIERRA QUE HAS DE UTILIZAR EN TU HUERTO CASERO

Este apartado es el más importante, así que presta atención.

Ya sabes que en la tierra están todos los nutrientes que la planta necesita. No puedes elegir una tierra desprovista de nutrientes, seca… debes intentar encontrar una tierra que se acerque lo máximo posible a la que encontraría la planta en su ecosistema de forma natural.

3

Para esto debes encontrar una tierra que sea esponjosa. Esto es bueno para que el oxígeno entre y mantenga mucho más tiempo la humedad. La mejor forma de lograrlo es mezclando diferentes tipos de sustratos y abonos. Lo ideal es mezclar la fibra de coco con el humus de lombriz.

Nosotros hemos encontrado un sustrato que ya viene mezclado ideal para tu huerto en casa (Amazon, 14,95 €)

COMPRAR

4

4. LOS BROTES Y LAS SEMILLAS

Si no eres una experta en jardinería y nunca te has decidido a plantar, estarás en un mar de dudas con un sesudo dilema: ¿qué debo plantar en mi huerto: semillas o brotes?

La respuesta es más sencilla de lo que parece aunque depende de varios factores: tu experiencia y el tipo de cultivo que vas a llevar a cabo.

Si no tienes demasiada experiencia y te quieres asegurar un alto porcentaje de que la planta salga adelante, comprar la planta (en brote o plantel) y trasplantarla en tu futuro huerto es la mejor opción. Pero no es necesario hacerlo con todas las especies, ya que algunas crecen prácticamente solas desde la semilla como las judías, los guisantes, las lechugas, la albahaca, el cebollino, o las distintas remolachas. De estas últimas te recomendábamos hace muy poco 10 platos. Están en plena temporada

Sin embargo, recomendamos plantar desde brote las fresas, las berenjenas, los pimientos o los tomates. Todas ellas para plantar en primavera.

Y tienes de todo tipo en el mercado. Incluso cajas mixtas con diferentes variedades como la que te mostramos aquí. (Amazon, 23,20 €).

5

COMPRAR

5. AGUA Y FERTILIZANTES

El tema del agua es un poco espinoso porque no todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua ni se utiliza la misma forma de regarlas. Algunas querrán secarse antes de recibir otro riego contundente. A otras les gusta recibir el agua en sus hoja y, sin embargo, otras se podrían estropear con este sistema de riego.

Por eso es importante que te informes bien del agua que necesita cada una de ellas.

También cambia mucho con respecto a la estación del año en la que estamos. Este invierno, os dejábamos un artículo sobre cómo regar en invierno a tus plantas. Dependiendo de la humedad en el ambiente, la necesidad de agua en las plantas varía.

Pero no solo de agua viven las plantas, no. Es necesario enriquecer su alimentación con fertilizantes como este (Amazon, 22 €).

4

COMPRAR

Las plantas recogen de la tierra nitrógeno, fósforo y potasio. Pues bien, los ferctilizantes que debes usar son los fertilizantes balanceados, que valen tanto para las flores como para todo tipo de vegetal; y son conocidos como abonos NPK y contienen en sus envases estos tres elementos indispensables para la vida de las plantas.

6

6. LOS VISITANTES DE TU HUERTO

Debes estar atenta a los insectos que pronto se acercarán por tu huerto. Si se trata de avispas, abejas o mariquitas, no te preocupes por ellas, a tus planatas les van a venir bien. De hecho, las mariquitas se alimentan de algunas plagas que amenazan la vida de tus plantas. ¡BIENVENIDAS SEAN!

Sin embargo, con el pulgón debes tener cuidado y buscar el tratamiento adecuado según el tipo de plaga que amenace la suerte de tu huerto. Una solución también puede ser plantar cerca ciertas flores y hiervas aromáticas que espantan a muchas de estas plagas.

Como ves, no es tán difícil tener en casa tu pequeño huerto para surtirte de verdaderas hortalizas y verduras de la forma más ecológica y sostenible posible.

¡ANÍMATE!

Te puede interesar:

lifestyle salud Alimentos sanos
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?