Salud

'Cheat meal' o por qué saltarte la dieta es bueno (y con qué comida hacerlo)

Si estás siguiendo un duro régimen de dieta y ejercicio, la estrategia del 'cheat meal' puede ayudarte en tan ardua tarea. Solo debes elegir bien el momento y el alimento con el que hacer trampa.

Actualizado a

El cheat meal ha ido recogiendo adeptos, y como bien indica su propio nombre se trata de esa comida con la que le pones los cuernos a tu dieta.

La técnica nació en ese universo de personas que siguen una dieta estricta combinada con ejercicios de musculación. Pero los buenos resultados y sus beneficios han hecho que se extienda como una estrategia de apoyo para cualquier régimen nutricional combinado con ejercicio.

Es gratificante eso de tomar un respiro de la estricta dieta que sigues. Esa dieta ideal que finalmente has empezado. Tener la ilusión de poder romperla un par de momentos a la semana para disfrutar de un bocado prohibido, hace que la dieta se haga mucho más llevadera. Y, además, de esta forma, tanto tu mente como tu organismo descansan.

Pero hacer cheat meal no significa romper con todo ni comerse una fast food embrutecida. Hay muchas formas de hacer cheat meal y nosotros os dejamos unos consejos y alimentos que pueden servirte para ser infiel a tu dieta de la forma más correcta.

1-10

1 / 10

UN MOMENTO DEL DÍA, NO EL DÍA ENTERO

Debes elegir un día de la semana. O quizás dos. Pero presta atención: no hagas un día cheat meal completo, más bien se trata de un momento, una comida trampa. Hacer trampas el día completo supone romper la dieta, y esto no es lo que queremos. Así que elige el día y la comida que vas a saltarte: desayuno, almuerzo, comida, merienda o cena.

2 / 10

DI NO A LOS ATRACONES

Tenemos que quitar el velo que envuelve a esta técnica. Hacer un cheat meal no es pegarse un atracón de aquí te espero y acabar empachada, con mala digestión y triste por haber sido tan gocha. Tienes que ser consciente que es un pequeño respiro en la dieta, pero que está integrado dentro de ella. En resumen, se trata de darte un gusto, no un empacho.

3 / 10

ELIGE UN DÍA QUE HAGAS EJERCICIO

Se trata de integrar esta técnica dentro de tu régimen. No significa tirar el día por la borda. Ya que vas a ser infiel a tu dieta, es recomendable que el día elegido sea uno de los que haces ejercicio durante la semana. De esta forma, tu organismo absorberá mejor esta comida y aprovechará todos sus nutrientes.

4 / 10

EL FIN ÚLTIMO: LA FAST FOOD

La imagen es inevitable. Cuando seguimos un régimen estricto, la comida basura gana espacio y tiempo en tu imaginario. En tu cabecita de dieta. Aprovecha, claro, alguno de esos días para darte el gusto de una hamburguesa o una pizza. Degústalo y disfrútalo. Pero con una ingesta moderada.

5 / 10

TOMAR UNAS CERVEZAS

En cualquier buena dieta efectiva, el alcohol se retira completamente. A lo mejor decides saltarte la dieta tomando un par de cervezas con los tuyos. Sé moderada, pero es una de las opciones, y en verano aún más.

6 / 10

UN DULCE A TIEMPO NO HACE DAÑO

Tú, que eres de tartas, te mueres de ilusión con la posibilidad. Tal vez ese día, los cuernos a tu dieta tenga un nombre como Red Velvet o Carrot Cake. Sigue tu dieta normal y espera con ilusión el momento de tu dulce favorito. Y recuerda que una porción no es la tarta entera ;-)

7 / 10

UN POCO DE HELADO Y NI TAN MAL

Es uno de los alimentos que más se recomienda a la hora de elegir un placer con el que poner los cuernos a tu dieta. No es tan nocivo como muchos de los alimentos que acuden a tu cabeza para saltar la dieta, y tiene beneficios como la ayuda a la digestión.

8 / 10

ROMPER EL ESTANCAMIENTO

Uno de los grandes beneficios de esta comida trampa, es precisamente este. Cuando sigues una dieta, la sensación de estancamiento se siente por dentro y por fuera. Romperlo por un momento activa el metabolismo y la maquinaria vuelve a ponerse en marcha, según algunos expertos.

9 / 10

LIBERADOR DE FRUSTRACIÓN Y ESTRÉS

Otro de los grandes beneficios, obviamente, viene de la mano de nuestra propia psique. Comprometerte con una dieta estricta es muy duro, deprimente en muchas ocasiones y bastante frustrante. Liberar a tu cabeza de todo esto en un espacio reducido de tiempo te llena de fuerza y vigor para seguir adelante.

10 / 10

CONSULTA CON UN EXPERTO

Pero sobre todo, y si llevas una dieta muy rígida y dirigida por algún experto, consúltalo. Hay comidas deseables que pueden venirte mejor para tu dieta. Porque no lo olvides nunca, el cheat meal es una herramienta a integrar en tu dieta. No tomes decisiones que afectan a tu cuerpo y a tu salud muy a la ligera.

Te puede interesar:

dieta salud Alimentación
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?