Próximo destino

Can Lluc: agroturismo de lujo en Ibiza

Viajamos hasta la isla para conocer el hotel del que todo el mundo habla.

Can Lluc
Can Lluc Boutique Hotel Country & Villas Ibiza
Chus Salido
Chus Salido

Redactora Jefe

Actualizado a

La historia de Can Lluc Boutique Country Hotel & Villas es la historia de un sueño, el de Lucas Prats, empeñado en darle otra vida (y de paso, compartirla con el mundo) a la casa de su abuelo agricultor, situada en un entorno rural ubicado prácticamente en el epicentro de Ibiza, a tiro de piedra de todo. Con un tesón inusitado, el propósito de rehabilitar una propiedad con más de 300 años de historia se convirtió en realidad durante los primeros años del siglo XXI, cuando el hotel tomó forma tal y como lo conocemos.

Can Lluc
Can Lluc Boutique Hotel Country & Villas Ibiza

La primera casa que hubo en la finca, restaurada y convertida en alojamiento dentro del complejo.

Hoy, Can Lluc representa el agroturismo de lujo en Ibiza. Otro concepto de experiencia, alejada de la música electrónica, los Djs estrella y las fiestas interminables. Lo que encontrarás en este hotel es relax, tranquilidad máxima y una conexión total con esa naturaleza que rodea al establecimiento y donde mandan los bosques de pinos, los algarrobos, los olivos e incluso las vides. Te lo decimos porque lo hemos probado: pasar aunque solo sea un fin de semana allí es una de esas experiencias que te dejan como nueva/nuevo; un ‘chute’ de calma perfecto para recargar pilas. A esa sensación de bienestar contribuye el trato personalísimo de los propietarios de Can Lluc, Lucas y Tina, que reciben a sus huéspedes como amigos de toda la vida e incluso comparten su tiempo con ellos. No te sentirás como un cliente más sino parte de su familia. Y no te preocupes de nada, pero tampoco por nada: cualquier problema que surja durante tu estancia es rápidamente solucionado de una manera eficaz y cercana. Sabes que Lucas, Tina y el resto del personal siempre van a estar al pendiente de tus necesidades, ya sea para recomendarte un restaurante donde comer de esos que solo conocen los locales, un lugar de copas, rutas de paseo o alguna actividad cultural.

Can Lluc
Can Lluc Boutique Hotel Country & Villas Ibiza

Las villas, modernas y con todos los detalles, son el alojamiento idóneo para familias y grupos de amigos.

Situado a poco más de tres kilómetros de Sant Rafel de Sa Creu (la localidad más cercana, aunque Sant Antoni de Portmany, con sus clubs y su famoso Café del Mar tampoco queda muy lejos), el camino que lleva hasta Can Lluc –estrecho y entre vegetación– te da una idea de que aquello es otra cosa; por ponerle un nombre sería “la Ibiza auténtica”. Nada más llegar, te recibe un enorme portón y, tras él, un parking al aire libre. A partir de ahí, la primera imagen que tienes del hotel es la de un conjunto de edificaciones blancas fieles a la arquitectura que todos identificamos como ibicenca –casitas blancas, puertas y ventanas de madera…–, camas balinesas, amplios jardines donde mandan las palmeras, la buganvilla y el jazmín, cuyo aroma es ya santo y seña del establecimiento, y rincones para el descanso donde un aperitivo o un cóctel siempre son bienvenidos.

Can Lluc
Can Lluc Boutique Hotel Country & Villas Ibiza

Ducha al aire libre con espacio relax, uno de los puntos fuertes de las nuevas habitaciones.

En cuanto a las habitaciones, se distribuyen en varías categorías. La casa original, la del abuelo, está habilitada para el alojamiento de cuatro personas y llama la atención por la cantidad de detalles que guarda de tiempos pasados, desde herramientas para trabajar el campo hasta cerámicas, antiguas contraventanas y hasta una curiosa mezcla de arte autóctono que Lucas Prats ha ido recopilando en el transcurso de los años. La presencia de chimenea la hace idónea para ser disfrutada con los primeros fríos (sí, en Ibiza también bajan las temperaturas de cuando en cuando) y contribuye a crear ese “calor de hogar”, literal y figurado, que es ya marca de la casa. A partir de ahí, encontramos desde una villa para cinco personas con piscina privada y barbacoa situada a dos kilómetros de la construcción original y que atiende al nombre de Villa Can Jaume Curt, pasando por Villa Can Prats –también para cuatro huéspedes– , hasta más villas de un dormitorio y varias habitaciones de diferentes tipos que se mueven entre la doble deluxe y las superiores, con o sin jacuzzi. Las estancias más nuevas (que hemos tenido el privilegio de catar y recomendamos fervientemente) tienen, entre otras cosas, espaciosa ducha interior pero también exterior (con zona de relax adyacente) y una terraza con tumbona doble, mesa y butacas. Todo amplísimo, comodísimo y con una decoración mediterránea cuidada con esmero. Un lujo que no querrías abandonar nunca, haznos caso.

Can Lluc
Can Lluc Boutique Hotel Country & Villas Ibiza

La piscina, con sus tumbonas y camas balinesas, epicentro de las zonas comunes del htoel.

Y por lo que respecto a las zonas comunes, apunta: Can Lluc cuenta con un restaurante donde manda la cocina mediterránea y el producto de proximidad, preparado con un mimo que se percibe ya desde el desayuno (nota: no olvides probar la greixonera, dulce a base de trozos de ensaimada y croissant bañados con caramelo que aquí cocinan al modo casero y les sale buenísimo); una piscina que dispone de tuumbonas, camas balinesas, jacuzzi, servicio de bar y pérgola donde se realizan masajes al aire libre; un pequeño gimnasio acristalado con vistas al bosque cuya experiencia puedes rematar con sauna y ducha de hidromasaje, todo dentro de una sección wellness con vocación de crecimiento. Asimismo, la zona infantil y deportiva dispone de una caseta de juegos, mesa de ping-pong y canasta de baloncesto. En torno a ella se abren varios caminos que invitan a la práctica del senderismo aunque, para los menos habituados a largas caminatas, la propuesta de Can Lluc pasa por recorridos por la finca y subida a la pequeña atalaya o mirador que existe dentro de la propiedad y desde la que se divisa la bahía de Sant Antoni. Un punto estratégico donde contemplar una puesta de sol absolutamente única. Y si todo lo anterior está mejor que bien, habría que además añadir unas cuantas guindas: Can Lluc es un hotel pet friendly; ofrece un paquete relax para dos personas con todos los detalles posibles (a partir de 350 €); facilita el teletrabajo con una conectividad wifi excelente y su personal tiene una una amplia experiencia en la organización de reuniones corporativas y eventos. No encontrarás mejor lugar para aprovechar los primeros y soleados días del otoño, relajarte y hacer realidad eso a lo que todas aspiramos: que nos traten como las reinas que somos.

Can Lluc
Can Lluc Boutique Hotel Country & Villas Ibiza

Desde el mirador puedes contemplar unas vistas únicas de la isla.

Cómo llegar

Vueling vuela a Ibiza desde Madrid y Barcelona con frecuencia diaria. De hecho, en temporada alta hay días en las que hay hasta 18 vueltos, mientras que de la Ciudad Condal a Ibiza puede rondar los 13 (la frecuencia se reduce aproximadamente a la mitad en temporada baja). Los precios van fluctuando, pero son muy competitivos y asequibles. Por supuesto, existe la posibilidad de, por un importe algo mayor (desde 10 € más), contratar asientos con mayor espacio y la posibilidad de llevar dos bultos en cabina (maleta y bolso de mano). El propósito de la aerolínea es garantizar la comodidad de los pasajeros así como la puntualidad, tanto de salida como de llegada. Una vez en el aeropuerto de Ibiza puedes recurrir a un transfer del hotel o alquilar un coche, que luego aprovecharás mucho para tus paseos por la isla. El aeropuerto se halla a 16 kilómetros del establecimiento: solo tienes que llegar a Sant Rafel y tomar dirección a Santa Agnés. Pronto verás los carteles indicativos de Can Lluc.

Reserva tu estancia

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?