Come sano

6 recetas fáciles de tupper para comer sano este otoño en la oficina

Te damos, con la ayuda de los expertos de la app de recetas Nooddle, algunas ideas para comer sano en la oficina.

Actualizado a

Ahora que ya sabes qué cinco batidos detox puedes prepararte para cada día de la semana y conoces las recetas más ricas y sanas que funcionan como alternativas a esos dulces que arruinan nuestra figura y nuestra salud, solo te queda saber qué platos fáciles puedes preparar si quieres comer sano también en la oficina. Si eres vegana te recomendamos que eches un vistazo a las recetas que te presentamos en su día. Si no, estas que te vamos a enseñar a continuación te van a encantar. Los expertos de la app de recetas Nooddle, que nos enseña a comer bien con solo los ingredientes que tenemos en la nevera, han sido quienes nos han revelado cada una de las recetas. Las compartimos contigo a continuación ¿Lista?

1-6
Tupper oficina

1 / 6

Arroz de coliflor con zanahoria y guisantes

Para hacer esta receta solo necesitas 120 gramos de coliflor, 50 gramos de zanahoria, media cebolla, 50 gramos de guisantes en conserva, dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharadita de sal y media cucharadita de jengibre en polvo.

Todo lo que tienes que hacer es lavar la coliflor y pícala con tu procesador de alimentos hasta lograr que quede como si fuese un arroz. Si no tienes procesador de alimentos puedes hacerlo con un cuchillo, aunque te llevará un poquito más de tiempo. En cualquier caso, la coliflor debe quedar hecha migas. Escurre los guisantes de su bote, pásalos por debajo de agua y reserva. Pela y corta en trozos muy pequeños la zanahoria, y pica media cebolla. En ambos pasos también puedes ayudarte de tu procesador de alimentos. En una sartén amplia echa el aceite de oliva. Cuando se caliente vierte a la vez la cebolla, la zanahoria y los guisantes, y saltea a fuego medio durante cuatro o cinco minutos. Pasado ese tiempo añade a la sartén la coliflor picada. Saltea durante tres minutos. Añade ahora la sal y el jengibre en polvo, y saltea durante cinco minutos más. Comprueba el punto de sal y si es el correcto, apaga el fuego, sirve en un recipiente.

Para terminar, complementa el plato con trocitos de tortilla. Para ello bate dos huevos con una pizca de sal y, en una sartén distinta a la que has empleado en la receta, cocina el huevo en forma de tortilla. Luego, sobre una tabla, corta la tortilla en trocitos pequeños y añádelos al arroz de coliflor con verduras. Revuelve con una cuchara y a la mesa. Un plato más que completo. También puedes sustituir la sal por tres cucharadas de salsa de soja, le dará un sabor muy rico al plato.

Cortesía de Nooddle
Cortesía de Nooddle

2 / 6

Frittata de calabaza y champiñones

Para hacer esta receta para dos personas solo necesitas una cebolla, 250 gramos de calabaza, seis champiñones, cuatro huevos, dos pizcas de sal y dos cucharadas de aceite de oliva.

Todo lo que tienes que hacer es cortar la cebolla en tiras, pelar la calabaza y córtala en trozos pequeños o bien rállala, como más te guste. Por último, lava y corta los champiñones en láminas. En una sartén pon un chorrito de aceite y sofríe la cebolla junto con la calabaza y los champiñones a fuego medio durante ocho o diez minutos, hasta que veas que la calabaza está casi cocida. Echa un poco de sal a las verduras. Mientras, bate los huevos con una pizca de sal. En un recipiente mezcla los huevos batidos con las verduras de la sartén. En la misma sartén donde has cocinado las verduras, con apenas unas gotitas de aceite, vierte la mezcla y deja que se cocine.

Para terminar, cuando la mezcla por ese lado esté cuajada, dale la vuelta para que se termine de cuajar por el otro lado (como si fuera una tortilla de patata). Retira y sirve. Si te animas puedes añadir dos puñados de queso rallado. Agrégalo al recipiente que contiene el huevo batido con las verduras ya cocinadas.

Cortesía de Nooddle

3 / 6

Salteado de tofu con champiñones, brócoli y pimientos

Para hacer esta receta solo necesitas 220 gramos de tofu, 200 gramos de champiñones, un pimiento rojo, 120 gramos de brócoli, media cebolla, dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal.

Todo lo que tienes que hacer es cortar el tofu en dados tamaño medio y saltéalo en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Lava el brócoli y córtalo en trozos pequeñitos. También lava y corta en tiras o láminas el pimiento, los champiñones y la cebolla. En una sartén amplia (o wok si tuvieras) echa un poquito de aceite de oliva. Cuando esté muy caliente vierte todas las verduras y saltéalas a fuego alto sin parar de remover. Échales un poquito de sal. Cuando las verduras estén en el punto de cocción que a ti te gusta (más crujientes, más hechas...), añade los dados de tofu a la sartén y una pizca de sal, mezcla y saltea apenas un par de minuto más. Apaga y sirve.

Para terminar añade un puñado de anacardos cuando saltees las verduras.

Tupper oficina

4 / 6

Salteado de Batata, garbanzos y arroz

Para preparar esta receta solo necesitas 200 gramos de champiñones, dos dientes de ajo, dos tazas de agua, media batata (o boniato), una taza de arroz, 150 gramos de garbanzo en conserva y dos cucharaditas de sal.

Todo lo que tienes que hacer es echar una cucharada de aceite de oliva en una olla y, cuando esté caliente, agregar un diente de ajo en láminas. Cuando empiece a coger color, agrega el arroz. Da unas vueltas un par de minutos y añade el agua caliente y una cucharadita de sal. Cocina a fuego alto durante siete minutos y después baja el fuego y hazlo a fuego lento ocho minutos más. Si en este tiempo ha absorbido todo el agua y aún sigue duro, añade un poco más de agua. Déjalo reposar. Mientras se hace el arroz, pela media batata (si es pequeña empléala entera). Córtala en dados pequeños y cuécelos en una olla con agua durante 10 minutos aproximadamente. Pasado ese tiempo comprueba pinchando con un tenedor que están cocidos, escúrrelos y reserva. Escurre los garbanzos de su bote y pásalos por agua. Lava y corta los champiñones. En una sartén sofríe un diente de ajo cortado en trozos muy pequeños. Cuando el aceite haya adquirido el sabor del ajo incorpora los champiñones. Saltea un par de minutos y, a continuación, añade los garbanzos, los cubos de batata y un poco de sal. Saltea durante ocho o 10 minutos a fuego medio.

Termina añadiendo cinco o seis cucharadas de arroz, revuelve los ingredientes, deja en el fuego apenas uno o dos minutos más y sirve en un plato. Puedes añadir alguna especia al gusto, por ejemplo, un poco de comino, curry o cúrcuma.

Cortesía de Nooddle
Tupper 3

5 / 6

Quinoa con espinacas, zanahoria y pavo

Para hacer esta receta para dos personas solo necesitas 150 espinacas, dos zanahorias, una pechuga de pavo, medio diente de ajo, dos tazas de agua, una taza de quinua, dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal.

Todo lo que tienes que hacer es lavar la quinua debajo del chorro del agua. En una olla, pon dos tazas de agua. Cuando hierva el agua, vierte la quinua y la dejas cocinar durante 20 minutos aproximadamente, hasta que la semilla se abra. Retira, escurre y reserva. Sobre una tabla coloca la pechuga de pavo. Córtala en cubos o dados tamaño medio y échale un poquito de sal. Pela y ralla las zanahorias. También lava las hojas de espinaca y córtalas en tiras. En una sartén amplia echa un poco de aceite de oliva. Corta el ajo en trozos muy pequeñitos y sofríelo a fuego medio con cuidado de que no se te queme. Añade a la sartén los trozos de pavo y saltéalos varios minutos hasta que se doren por fuera y se cocinen por dentro. Una vez estén hechos, colócalos en un plato y resérvalos, los emplearás más adelante. En esa misma sartén y sin necesidad de lavarla, echa un poquito más de aceite de oliva. Cuando esté caliente añade la zanahoria rallada y saltéala a fuego medio durante tres o cuatro  minutos. A continuación añade varias cucharadas de quinua (unas cinco o seis, o la cantidad de quinua que vas a querer comer) y revuelve para que se integre con la zanahoria. Echa las hojas de espinaca a la sartén, verás que el volumen de las espinacas se reduce considerablemente al poco tiempo, y echa un poquito de sal a todo. Como paso opcional puedes añadir un poquito de salsa de soja en vez de sal y un poquito de jengibre rallado a la sartén.

Termina añadiendo los trozos de pavo que tienes reservados a la sartén. Revuelve y cocina a fuego medio o suave durante varios minutos, moviendo de vez en cuando para que todos los sabores se integren. Sirve en tu plato. Puedes añadir salsa de soja y jengibre al salteado porque a este plato ambos ingredientes combinan genial.

Cortesía de Nooddle
Cortesía de Nooddle

6 / 6

Noodles de calabacín con pollo y almendras

Para hacer esta receta para dos personas, solo necesitas un calabacín, una pechuga de pollo, medio limón, un diente de ajo, dos cucharadas de aceite, dos pizcas de sal y una cucharada de almendras.

Todo lo que tienes que hacer es lavar y cortar el calabacín con una mandolina de manera que te queden espaguetis de calabacín. Si no tienes mandolina o un aparato que te ayude, puedes tratar de hacerlo manualmente con un cuchillo o pelador aunque seguramente te costará un poco. En una tabla coloca la pechuga de pollo y córtala en tiras. Échale un poquito de sal. Vierte un poco de aceite de oliva en una sartén. Cuando esté caliente sofríe el diente de ajo muy picadito. Cuando el aceite haya adquirido el sabor del ajo agrega los espaguetis de calabacín a la sartén y saltéalos durante cinco minutos. Añade una pizca de sal a los mismos y media cucharadita de la piel del limón rallada. Saltea un par de minutos más y apaga el fuego. Coloca los espaguetis de calabacín en un plato. En la misma sartén donde has cocinado el calabacín cocina las tiras de pollo. Para ello añade un poco más de aceite de oliva si lo ves necesario, vierte las tiras de pollo y saltea durante un par de minutos. Añade ahora una cucharada de zumo de limón y un poco de sal. Saltea hasta que el pollo se dore.En la misma sartén saltea apenas un par de minutos las almendras y, si tienes, un puñado de semillas de sésamo o ajonjolí. Cuando estén doradas apaga el fuego. Coloca en un plato los espaguetis de calabacín y el pollo.

Termina esparciendo por encima las almendras y, en su caso, las semillas de sésamo o ajonjolí. Si añades un poco de queso de cabra desmenuzado por encima del plato te quedará aún más rico. Si tienes semillas de sésamo o ajonjolí no lo dudes y añádelas a la receta porque dan un toque espectacular al plato.

Te puede interesar:

Alimentación nutrición salud dieta
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?