Bon appetit

5 brunchs que te sorprenderán… ¡y no solo por su comida!

Puede sonar demasiado cool, pero lo cierto es que hemos incorporado la rutina brunch a nuestra planificación de fin de semana, como si nunca antes lo hubiéramos llamado almuerzo. Pero ya no basta con desayunarcomer... Los nuevos brunchs traen mucho más que buena comida.

Actualizado a

1-5

1 / 5

El hipódromo: brunch entre caballos y apuestas

Dicho así suena un poco raro, pero es la verdad. La oferta de domingo del madrileño hipódromo de la Zarzuela incluye las indispensables carreras de caballos, “adornadas” además por un montón de actividades y opciones de ocio. Entre ellas, música en directo, foodtrucks con diferentes propuestas gastronómicas, una barra para compartir cócteles y demás “bebedizos” y, aquí viene lo bueno, un brunch, preparado por Pastelería Mallorca, que se aloja bajo la Tribuna Central y  es tan goloso como variado. Un planazo al que los menores de 18 años entran gratis (hipodromodelazarzuel.es).

2 / 5

Crazy Brunch. La propuesta más loca

Recién salida del horno  (empieza el 12 de mayo) llega esta gran y alocada ideal del Gran Hotel Inglés (Echegaray 8, Madrid). Junto con Yllana Producciones, autores de algunos de los espectáculos más alucinantes de la capital, este especialísimo brunch de los domingos acompaña la comida con teatro de improvisación, música y cócteles. Todo muy gamberro e irreverente. El espectáculo tendrá dos pases, en paralelo al brunch, liderados por tres actrices, Alicia Lobo, Coria del Castillo y Estefanía Rocamora, que acompañarán a los comensales mientras estos degustan huevos benedictine o sándwich de pastrami homemade entre otras delicias. Si quieres asistir, reserva en granhotelingles.com (35 € por persona; primer pase a las 12:30 y segundo a las 15:00).

 

3 / 5

Table Brunch en Can Bordoy

En el centro de Palma de Mallorca, en un antiguo palacete a pocos pasos de la catedral, se alza Can Bordoy Grand House & Garden, un cinco estrellas con un maravilloso jardín secreto que es el orgullo del establecimiento y casi diríamos que de la ciudad. Ahora, el restaurante Botánic del hotel organiza este peculiar Table Brunch en el muy romántico y peculiar jardín, un menú compuesto por bollería tradicional de la isla y cuatro combos que obedecen a los nombres de saludable, vegetariano, isleño e internacional Desde 35 € por persona (reservas en canbordoy.com/es/restaurante).

4 / 5

El brunch de Casa Rafols, una antigua ferretería reconvertida en restaurante.

Casa Rafols (en el número 74 de ronda Sant Per) fue una de las ferreterías más emblemáticas de Barcelona durante un siglo. En la Guerra Civil, incluso, llegó a albergar en los sótanos un restaurante clandestino donde se escuchaba jazz y al que acudía la high class de la ciudad. Todo un icono que, tiempo atrás, soñó con reinventarse en restaurante y que lo consiguió en los albores del siglo XXI gracias a su cocina non stop y al brunch de domingo, que sirve de escaparate para las creaciones más cool de la carta, incluidas propuestas muy saludables. No perdones la tosta gigante de salmón y aguacate y el vermut con aperitivo.

 

5 / 5

Café Comercial: el más castizo

Otro local con solera que abraza el brunch del domingo. La terraza estilo parisino del muy madrileño Café Comercial opta por la diversificación culinaria en la que tienen cabida desde la bollería francesa al clásico desayuno inglés (atención a los huevos Benedictine) pasando por la burrata o el carpaccio y los maravillosos puncakes. Y sí, también hay cócteles tempraneros y, como no podía ser menos dado el espíritu del local, tirando a clásicos aunque siempre deliciosos: bloody mary, mojito, pisco sour, mimosa… Todo un menú deluxe para uno de los cafés con más solera del centro de Madrid.

Te puede interesar:

ocio gastronomía
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?