A la carta

4 recetas facilísimas y riquísimas para preparar en tu Thermomix

Atrévete con un menú rápido que te salvará de muchos apuros.

Recetas Thermomix
D.R.
Chus Salido
Chus Salido

Redactora Jefe

Actualizado a

Con la pandemia, quien más quien menos aprovechó el tiempo para meterse entre fogones y convertir panes, mermeladas y otras cosas del comer en protagonistas indiscutibles de un nuevo hobby. Pero, como dirían las abuelas, “pasó el día, pasó la romería” y muchos de los otrora chefs han vuelto a encontrar la pereza perdida y a lamentarse de que con la vida que llevamos, uno no saca tiempo para nada y menos para hacer carrera como cocinillas. No les falta razón. Y es aquí donde los robots de cocina recuperan el trono perdido.

A la cabeza de ellos, su majestad la Thermomix, el aparato que abrió camino y sigue resistiendo en la encimera ante robots más asequibles económicamente pero, a lo mejor, ni tan duraderos ni tan fiables como aquel que les precedió. A ver, que una Thermomix no te va a convertir de la noche a la mañana en cocinera/o mediática/o, pero sí te solucionará bastante la vida. De hecho, es un secreto a voces que la Thermomix es un imprescindible en las cocinas de los restaurantes más prestigiosos porque, entre otras cosas, resulta imbatible –y rápida– a la hora de emulsionar. Quien haya probado a hacer con ella un simple merengue sabe de lo que hablamos. Pero no solo de emulsionar vive el robot: nuestra compañera de fatiga bate, guisa, pica, cocina al vapor y hasta hace yogures.

En pocos minutos, por ejemplo, te prepara un arroz perfecto o una crema fantástica. Además, ella solita vale por gran parte de esa cacharrería de cocina que inunda los cajones; el que tenga un robot de cocina nos dará la razón. Y ojo con los nuevos modelos, porque vienen sacando pecho e incluyen funciones que hasta ahora eran aspiracionales (como, por ejemplo, caramelizar o cocinar al vacío), una lustrosa pantalla táctil, conexión wifi y la posibilidad, mediante app, de organizar un menú semanal o incluso hacer la lista de la compra porque te explica cuáles son las cantidades exactas de todo lo que necesitas. ¿Qué tiene un precio que hay que pensárselo (algo más de mil euros)? Sí. ¿Que lo amortizas? También. Pero dale tiempo. Porque aunque puedas llegar a elaborar platos de alta cocina (palabra), lo mejor es que alternes robot y fogones para poder desarrollar todas las mañas. No excluyas y complementa. Si eres de las que cuenta con Thermomix en casa o planeas hacerte con una, aquí tienes un menú sencillo y resultón para empezar. Si no, atenta, porque te contamos un ‘aperitivo’ de lo mucho y bueno que puedes preparar en casa sabiendo lo justo de cocina.

¿Empezamos?

Recetas Thermomix
Gtresonline

Gazpacho. Pocos primeros platos tan sencillos esconden en realidad tanta enjundia. Eso sí, te garantizamos que, vía Thermomix, te saldrá divino. Para empezar, hazte con 1 kilo de tomates (maduros); 2 dientes de ajo; 50 gramos de pimientos verdes (tipo italiano); 40 gramos de cebolla; 60 gramos de pepino (un poco menos si te gusta poco ‘apepinado’); 30 gramos de vinagre; una cucharadita de sal; 50 gramos de aceite de oliva y 200 ml de agua. Comienza quitándoles la piel a los tomates, los ajos, el pepino y la cebolla y partiéndolos en trocitos. Hecho lo cual, colócalo todo junto en el vaso de la Thermomix acompañado del vinagre, la sal y el agua (si quieres que el gazpacho te quede tirando a espeso, suma un trocito de pan sin corteza). Tritura 30 segundos a velocidad 5. Después, bate 3 minutos a velocidad 10. Es el momento de añadir el aceite y batir 2 segundos a velocidad 7. El resultado será un gazpacho superlativo y primorosamente emulsionado.

Estofado de carne. Te sale estupendo empleando 3 dientes de ajo; 500 gramos de carne de ternera (cortada en trozos); una cebolla; 3 patatas; 1 tomate; 500 ml de agua; 2 hojas de laurel; 30 gramos de aceite de oliva; 2 zanahorias; 1 chorrito de vino blanco; sal y pimienta (lo que gustes). Una vez reunidos los ingredientes, pela cebolla, patatas, ajo, tomate y zanahoria. Incorpóralos al vaso (salvo las patatas) y suma el aceite. Programa velocidad 5/5 segundos. Después, programa de nuevo velocidad 2, temperatura 100º, 10 minutos. A continuación, añade la carne (salpimentada). Velocidad 1, temperatura 100º, 5 minutos. Luego, vierte el vino, el agua, el laurel, las patatas, sal y pimienta y programa velocidad cuchara, giro a la izquierda, temperatura 100º, 30 minutos.

Bizcocho de limón. Necesitas tres huevos; 200 gramos de azúcar; la ralladura de un limón; un yogur (también sabor limón); 100 gramos de aceite de girasol; un sobre de levadura en polvo para postres estilo Royal; 200 gramos de harina y una pizquita de sal. Una vez reunidos todos los ingredientes (nota: puedes pesar las cantidades en el propio robot; maravilla), comienza vertiendo el azúcar y la ralladura del limón en el vaso de la Thermomix. Pulveriza 10 segundos a una velocidad progresiva 5-10. Después, añade los huevos y programa 2 minutos a velocidad 4. En el tercer paso, echa el aceite y el yogur y mezcla 5 segundos a velocidad 3. Una vez finalizado, añade la harina, la levadura y la sal y programa 3 segundos a velocidad 4. Vierte la mezcla en un molde previamente untado con mantequilla o aceite, mételo en el horno durante unos 35 minutos a 180 º y ya tendrás en el bizcocho perfecto.

Recetas Thermomix
Gtresonline

Y para acabar, un bonus track, la masa de pizza ‘a la Thermomix’ que luego podrás completar con ingredientes a tu gusto. Comienza echando mano de 200 ml de agua; 50 gr de aceite de oliva; 20 gr de levadura fresca; 400 gr de harina de fuerza y una pizca de sal. Lo primero que debes hacer es poner el agua en el vaso de la Thermomix y después el aceite. Programa 30 segundos a 37º y velocidad 1. Acto seguido, añade la levadura desmenuzada y programa 5 segundos a velocidad 4. Incorpora la harina mezclada con la sal y programa 1 minuto a velocidad espiga. Ya tendrás la masa. Sácala de la Thermomix y colócala en un recipiente previamente untado de sal. Cúbrela con un trapo de cocina y déjala reposar alrededor de 30 minutos o hasta que doble su volumen. Pasado ese tiempo, estira la masa con un rodillo, dale forma, añade los ingredientes que desees y mete la pizza en el horno precalentado a 250º. En 10 minutos estará lista.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?