Entrevista

Paz Vega, la mujer de moda más allá de las tendencias

Paz Vega atraviesa uno de sus mejores momentos vitales. Atrás ha quedado su vida en Los Ángeles. Ahora, la actriz continúa su carrera desde España... ¡hacia el mundo!

1-8
paz-vega-fugitiva-entrevista. Paz Vega, una fugitiva

1 / 8

Paz Vega, una fugitiva

Paz Vega ha sido la estrella de la presentación de la nueva serie de Televisión Española Fugitivas, creada por Joaquín Oristell y que protagoniza. Un thriller definido por la propia actriz como “una historia muy fuerte” y en el que da vida a Magda. Paz acudió al estreno con un conjunto de top y pantalón de jacquard cuadrado color burdeos, de 2nd LAB by The 2nd Skin Co. Los zapatos son de Mascaró.

INSTYLE  PAZ VEGA F06 052. Portada de InStyle

2 / 8

Portada de InStyle

Espléndida, dicharachera, simpática, muy a gusto consigo misma y a pleno rendimiento profesional, Paz Vega ha vuelto a ser portada de INSTYLE en nuestro número de marzo (y ya van cuatro). Y con ese motivo la entrevistamos:

¿Qué sientes al volver convertida ya en una estrella internacional? Cuando llevas tanto tiempo trabajando en esta profesión te acostumbras prácticamente a todo. Pero creo que lo importante es aprender a relativizar las cosas y darles la importancia justa.

Paz, con vestido corto con cinturón y mangas XL de Carmen March. Sandalias con tira transparente de Gianvito Rossi. El cuadro se titula 'One Minute' y es de Jon Mikel Euba.
INSTYLE  PAZ VEGA F07 064. Una mujer maltratada

3 / 8

Una mujer maltratada

Tu papel en la serie Fugitivas es psicológicamente muy complejo e intenso... Así es. Magda, mi personaje en esta serie que empezamos a rodar en noviembre del año pasado, es la protagonista de una historia muy fuerte: la de una mujer que sufre abuso físico y psicológico por parte de su marido. Y se ve obligada a tomar una decisión muy difícil.

Sudadera de manga larga, con paillettes doradas y plateadas, y falda plisada en gasa de colores. Todo de Gucci.
INSTYLE  PAZ VEGA F03 039. Su papel en 'The OA'...

4 / 8

Su papel en 'The OA'...

Siguiendo con la tele, ya hay confirmada segunda parte de The OA, la serie de ciencia-ficción para Netflix (producida por Brad Pitt). ¡Uy! Sobre The OA no te puedo contar nada todavía. Solo me dejan adelantar que se rodará entre Los Ángeles y San Francisco. ¡Pero la historia es increíble!

Vestido blanco en macramé con detalle de ondas bordadas en la cintura de Emporio Armani. Pendiente XL con forma de gota, dorado y esmaltado, de Aurélie Bidermann.
INSTYLE  PAZ VEGA F01 025. Relación con la moda

5 / 8

Relación con la moda

¿Cómo definirías tu relación con la moda? Siempre me ha gustado, porque de alguna manera lo que vistes proyecta una parte de ti que está oculta. Y cuando eres consciente de esto, la moda es un medio de expresión. Pero lo importante es que siempre seas tú misma. Que no te disfracen. A veces trabajo con estilistas maravillosos que aportan ideas fantásticas, pero siempre la decisión final es mía. Y aunque he vivido fuera muchos años y he colaborado con diseñadores internacionales, también he apoyado siempre la moda española.

Mono corto multicolor brillante, botas altas en ante, pendiente dorado con triángulo invertido y brazalete dorado y negro (mano derecha), todo de Saint Laurent. Instalación 'Colored Songs', de Eugenio
INSTYLE  PAZ VEGA F05 009. Cuestión de estilo

6 / 8

Cuestión de estilo

¿En cuestión de estilo también has madurado? Quizás antes era más influenciable y me dejaba llevar por las tendencias sin darme cuenta de que no todo me sentaba bien. Pero he disfrutado mucho y he experimentado mucho también. La cuestión es encontrar tu propio estilo, al margen de la moda. Y eso te llega con el tiempo. Además, cuando yo comenzaba, había más libertad, y tenía muchas ganas de divertirme y de experimentar. Eso te lleva a probar, a sobrepasar lo ‘políticamente correcto’. Entonces no se trataba tanto de gustar a todo el mundo sino de una provocación divertida.

Vestido en raso rosa, con elásticos a rayas, de Sportmax. Pendientes, anillo y brazalete en plata, de Hermès.
INSTYLE  PAZ VEGA F04 049. ¿Fashion victim?

7 / 8

¿Fashion victim?

¿Hay algo –prenda, accesorio, tendencia...– que nunca llevarías? Creo que en la moda es mejor eso de "nunca digas nunca jamás". Lo que hoy no me pondría, quizás me lo ponga en unos años. Las tendencias se van y vuelven cíclicamente. El estilo es lo que queda y lo que te marca por encima de las modas.

Traje de camisa y pantalón en algodón a rayas, de Philosophy di Lorenzo Serafini. Gafas tipo aviador con montura dorada, de Céline.
INSTYLE  PAZ VEGA F02 127. Bella por fuera y por dentro

8 / 8

Bella por fuera y por dentro

¿Te llevas bien contigo misma? ¡Me llevo mejor que nunca! Desde que tuve a mi primer hijo (2007) dejé de ser tan estricta conmigo misma. Todo lo que veía como un defecto dejó de serlo y se convirtió en una virtud que me hacía diferente. Y cuanto más tiempo pasa, más feliz estoy en mi piel y, sobre todo, en mi mente.

Maquillaje Neverending, de Sensilis, proporciona 18 horas de cobertura y beneficios antiedad desde la primera aplicación.

Actualizado el

Madrid, un domingo por la mañana del mes de enero. Las calles del castizo barrio de Lavapies están desiertas. Hace mucho frío, pero Paz Vega (Sevilla, 1976) llega puntual y muy abrigada –con jersey de lana y cuello alto– a su cita con InStyle en la galería de arte Moisés Pérez de Albéniz, abierta hoy solo para nosotros. A la puerta de cristal que da a la calle se van asomando algunos curiosos que reconocen a una Paz más guapa que nunca. Su rostro emana serenidad y satisfacción a partes iguales. “Me llevo conmigo misma mejor que nunca”, reconoce. “Antes entrenaba casi de manera obsesiva; pero ahora hago solo lo que necesito, y no es mucho”.

La mujer de moda

La intérprete, que sigue luciendo su ya característico corte de pelo a lo garçon, regresó hace tres años de EE UU para recuperar su espacio en el país que la vio nacer y triunfar. Y vaya si lo ha conseguido... Tras más de una década viviendo –y trabajando mucho– en Los Ángeles, Paz y familia decidieron volver a casa para que sus hijos siguieran aquí su educación. Y, de paso, retomar el protagonismo en nuestra escena artística.

Porque si algo ha hecho la actriz sevillana en los últimos años –han pasado ya casi dos décadas desde aquel punto de inflexión llamado Lucía y el sexo (2001), con Goya a Mejor Actriz Revelación incluido– ha sido trabajar. En cine, en ‘tele’, en publicidad... Ha sido reclamada por directores de todas las generaciones y estilos. De Vicente Aranda a Pedro Almodóvar, pasando por Alfonso Albacete y David Menkes, Mateo Gil, Ray Loriga, Julio Medem, Emilio Martínez Lázaro....

Más allá de las tendencias

Atesora una filmografía de casi 30 películas (con mayor o menor presencia, claro está), a las que hay que sumar series de TV –7 vidas o Menudo es mi padre–, de la época en la que, como ella ha reconocido en alguna entrevista, “un actor de ‘tele’ era considerado de segunda” y, también, de ahora, de la nueva era de la televisión: la de las series de culto creadas por y para grandes plataformas. Como Netflix, productora de la extraña y exitosa serie The OA, de la que ya se prepara segunda temporada, con Paz Vega otra vez en su elenco. O Fugitivas, de TVE, que acaba de ser presentada.

Tras más de una década viviendo y trabajando en EE.UU. conoces bien la industria del cine de allí. ¿Qué opinas sobre movimientos como #TimesUp, tan ligados al cine y al feminismo? Como mujer, me siento profundamente orgullosa de lo que está pasando. Hemos encontrado una voz común que nos une en la lucha por la igualdad, y esto es solo el comienzo.

¿Has sufrido alguna vez abusos en tu profesión? Claro que me he tenido que enfrentar a hombres que han abusado de su poder o de una 'hombría' mal entendida. Pero siempre he sabido salir airosa de cada situación. ¡No es no! Y tener esto claro es muy importante. Mi instinto me ha guiado y he sabido reconocer al instante a la gente tóxica. Aunque aún queda mucha lucha. Mientras haya más líderes masculinos que femeninos, niñas casadas a la fuerza o que sufren la ablación... Mientras las mujeres no tengan una labor más significativa en las religiones que dominan el mundo... Mientras siga ocurriendo todo esto, habrá que luchar y hablar mucho de feminismo.

Bastan diez minutos de conversación contigo para darse cuenta de que eres una mujer segura, valiente, tenaz, positiva. ¿Cómo te definirías tú? Me cuesta bastante autodefinirme. Pero digamos que soy una persona que aprende de los errores, que sabe escuchar y que da gracias cada día por la suerte que tiene.

Y aunque te lo hayan preguntado mil veces, ¿cómo es trabajar mano a mano, y después de tantos años, con tu marido y representante, Orson Salazar? ¡Trabajar con Orson es una maravilla! Todo el que le conoce lo sabe.

¿Habéis tenido algún conflicto serio alguna vez por esta relación tan intensa, también en lo profesional? ¡Nunca! Claro que tenemos disparidad de criterios, pero yo creo que es lo normal en una relación como la nuestra. Pero también opino que eso es lo fantástico porque, cuando al fin nos encontramos en un punto común, llegamos a soluciones muy interesantes.

¿Cuál es entonces la razón de vuestro éxito como pareja sentimental y profesional? Yo creo que es una cuestión de equilibrio y confianza.

Sois padres de tres hijos: Orson (nacido en 2007), Ava (2009) y Lenon (2010). ¿Quién se parece más a ti? Físicamente, el pequeño, Lenon; es igualito a mí. Pero si hablamos de personalidad, cada uno tiene su carácter. Los tres son muy diferentes.

Decías que desde que tuviste tu primer hijo empezaste a ser menos estricta contigo misma. ¿Seguimos siendo las mujeres las peor paradas ante la dictadura del físico perfecto? Las mujeres seguimos sometidas a muchas dictaduras, desde el maquillaje hasta los tacones, pasando por un ideal de belleza que solo premia un modelo concreto de mujer. Esto tiene que acabar y la única manera es educando a nuestras hijas en que todas somos bellas, perfectas en la imperfección, únicas e irrepetibles. También es cierto que los actores y actrices tenemos que estar en forma porque trabajamos con nuestro cuerpo. Me gusta sentirme fuerte y por eso hago ejercicio. Ya no lo hago todos los días, pero sí dos veces por semana.

¿Has llegado a estar obsesionada con tu cuerpo? Es verdad que antes entrenaba muchísimo más, casi de manera obsesiva. Ahora hago solo lo que necesito. A veces una simple caminata, unos largos en la piscina o unos estiramientos en casa son más que suficientes.

Loading...