La era de las etiquetas

Las casas de la moda, con sus propuestas bianuales, fomentan la persecución de un canon estético que hace daño muchas veces. Como contrapunto a éste, nacen nuevas tendencias que lejos de hacernos sentirnos mejor, nos diversifican todavía más. Gordibuena, ‘curvy’, ‘skinny-fit’… ¿Y si dejamos de categorizar los tipos de cuerpos, qué tal? Hablamos del tema (artículo, abajo) y repasamos con la galería algunas de las 'celebrities' que soportan cada día las consecuencia de un tema aún candente en pleno siglo XXI.

Actualizado el

1-10
Ashley Graham

1 / 10

Ashley Graham

Su belleza es exquisita y deslumbró en una de las galas amfAR con este diseño totalmente negro. Está bastante hasta de que la llamen ‘curvy’, ella afirma que es simplemente modelo.

Cara Delevingne

2 / 10

Cara Delevingne

Rebelde, con personalidad y que lucha por vivir la vida como quiere, siendo quien es. La admiramos.

Sarah Jessica Parker

3 / 10

Sarah Jessica Parker

Su altura nunca ha sido problema para ella, subido o no a unos ‘Manolos’ derrocha estilo por los cuatro costados.

Keira Knightley

4 / 10

Keira Knightley

Acusada (y harta) de ‘estás demasiado delgada, ¿estás enferma? Dice que el cuerpo de las mujeres parece un campo de batalla y se niega a hacerse sesiones de fotos con retoques.

Robyn Lawley

5 / 10

Robyn Lawley

Catalogada, según la industria de la moda, como modelo ‘curvy’ por medir 1,88 y no encajar (evidentemente) en una talla 36. Se supone que por eso es una top de talla grande. Alucina.

Cindy Crawford

6 / 10

Cindy Crawford

El ejemplo de una de las mujeres más bellas del mundo que apunta serlo hasta la eternidad.

Kim Kardashian

7 / 10

Kim Kardashian

Rompe el canon estético más típico de las famosas y luce sus curvas como le apetece. Con cirugía o sin ella (decisión personal y respetable) hace lo que quiere con su cuerpo.

Diane Kruger

8 / 10

Diane Kruger

En el punto de mira ahora mismo por haber perdido peso tras la ruptura con Joshua Jackson. Sí, en los duelos también hay críticas.

Monica Bellucci

9 / 10

Monica Bellucci

Con 50, con 40, o con 30. Un ejemplo claro de que la edad es sólo un número que no está reñido con el atractivo.

Kelly Brook

10 / 10

Kelly Brook

Sinuosa y con una sonrisa que encandila a quien esté mirándola. Le encanta ser como es.

Hartas. Ésta es la palabra que nos define a la mayoría de nosotras ante esta situación. Cada mujer es un mundo, única, con sus proporciones y su propio atractivo. La mayoría de nosotras no vivimos de nuestra imagen ni tenemos que tener una figura de modelo por exigencias del guión. Somos madres, estudiantes, trabajadoras, amas de casa, y sí, todas queremos gustarnos y gustar. Eso es una realidad innegable.

La mujer desnuda

Basándonos en los conceptos antropológicos de una de las lecturas obligatoria de Desmond Morris, encontramos muchas respuestas a nuestras ganas de atraer y de sentirnos bellas a día de hoy. Pero es cierto que no todo reside en nuestro ADN puramente primitivo y que, por suerte, las cosas han cambiado, ¿a mejor?

La 'evolución' de la belleza

Con todas estas nuevas nomenclaturas, no se fomenta otra cosa que la necesidad de encajar en un ideal estético que sea socialmente reconocido como tendencia o categoría aceptada. Hablamos de las curvies, las skinny-fit, las gordibuenas o los fofisanos (porque a ellos también les toca). Entonces nos preguntamos, ¿comentaremos algún día el atractivo de una mujer sin la necesidad de ‘archivarla’ por talla, altura, edad o tamaño de sujetador?

Todas recibimos

‘Estás demasiado delgada, ¿no comes mucho, verdad?’

‘Sería elegante si no tuviese tanto pecho’

‘Qué mona estaría esta chica con diez kilos menos’

‘Siendo tan bajita, no sé cómo va en zapato plano’

‘Qué complicado tiene que ser encontrar pareja siendo tan alta, ¿no?’

‘De cintura para arriba está bien, pero las caderas la estropean’

‘No está mal para la edad que tiene’

El primer paso está en mirarse a una misma, ser lo mejor que se pueda o se quiera, y al fin y al cabo: estar a gusto en la piel que habitas. El resto: saber ver la belleza en todo tipo de curvas o ausencia de ellas. También en las arrugas, en los lunares, en una cicatriz y en una peca.

Loading...