25 aniversario de la muerte de Audrey Hepburn

Recordamos a la eterna Audrey a través de sus cientos de lecciones morales y, por supuesto, de estilo.

1-8
Little Black Dress

1 / 8

Little Black Dress

Gracias a Givenchy (y a Coco Chanel), adoramos un vestido negro para cualquier ocasión. 

Gtresonline
Pantalones y bailarinas

2 / 8

Pantalones y bailarinas

También fue Audrey la que popularizó el uso de pantalones piratas o tipo capri en combinación con zapatos planos. 

Gtresonline
Devoción por los accesorios capilares

3 / 8

Devoción por los accesorios capilares

Concretamente por tocados como este y, sobre todo, grandes sombreros blancos y negros. 

Gtresonline
El dúo imbatible

4 / 8

El dúo imbatible

Grandes pestañas y labios rojos, ¿hace falta algo más? Audrey sabía que no. 

Gtresonline
Una novia de película

5 / 8

Una novia de película

En su boda con el italiano Andrea Dotti, Audrey dio toda una lección de estilo y atrevimiento (en aquella época) con un vestido de novia mini. 

Gtresonline
Del nuevo siglo

6 / 8

Del nuevo siglo

Sin nada que envidiarle a las it-girls contemporáneas, Audrey ya llevaba la chaqueta a los hombros al más puro estilo neoyorquino. 

Gtresonline
¿Flequillo? Siempre

7 / 8

¿Flequillo? Siempre

Y pensar que el corte (aparentemente) menos favorecedor fuese su mejor aliado durante muchos años... La estructura de su rostro hacía que le favoreciese muchísimo más. 

El rostro más solidario de Hollywood

8 / 8

El rostro más solidario de Hollywood

La actriz dedicó su retirada profesional a ayudar a UNICEF en sus labores contra el hambre en el mundo, viajando a numerosos destinos como Turquía, Vietnam o Somalia. Esa fue su vocación hasta el día de su muerte. 

Actualizado el

Musa de directores y del mismísimo Hubert de Givenchy, Audrey Hepburn murió hace exactamente 25 años (el 20 de enero de 1993) de un terrible cáncer de colon. Ese mismo día, la mismísima Elizabeth Taylor dijo que "Dios estará contento de tener un ángel como Audrey con él". Por eso hoy celebramos que la actriz y bailarina fue mucho más que consejos de estilo lo que nos enseñó y que su legado permanece intacto un cuarto de siglo más tarde. Repasamos su vida y todas las cosas que (aun hoy) amamos de ella.

Aunque la conozcamos como Audrey Hepburn, lo cierto es que la actriz nació llamándose Audrey Kathleen Ruston. Y no solo eso, si no que para ocultar sus orígenes ingleses durante la Segunda Guerra Mundial, su madre la llamaba Edda Van Heemstra (como ella).

La mujer que se convertiría en la "tercera mayor leyenda femenina del cine americano" tuvo que esperar a que finalizara el terrible conflicto bélico para hacer sus primeros pinitos en la televisión holandesa. Más tarde, comenzaría a hacer pequeños papeles y obras teatrales. Pero fue Vacaciones en Roma (11953), junto a Gregory Peck, la película que le dio el impulso estelar. El director, William Wyler, la eligió a ella frente a Elisabeth Taylor porque aseguraba que Audrey tenía todo lo que él buscaba: "encanto, inocencia y talento".

Y así fue desarrollando su vida profesional como una estrella de Hollywood, gracias taquillazos de la talla de Sabrina, Desayuno con diamantes o My fair lady. Una vez retirada de los focos y las cámaras, la actriz se dedicó en cuerpo y alma a labores humanitarias con Unicef. Aunque, hizo una última aparición cinematográfica de la mano de Spielberg en Always (1988), en la que hacía de ángel. Cinco años más tarde, fallecía de una terrible enfermedad y se convertía en un ángel de los de verdad.

Celebrities

Loading...