BLOG

VIVIR TU DESCUBRIR, por Xenia Tostado

POR Xenia Tostado

Historias para dormir

Vivir tu descubrir: No me vengas con cuentos

Libros para los más pequeños que sí despiertan valores

Cuentos de dragones y princesas y castillos encantados…de lobos feroces que se comen a tiernas abuelitas… No me aterrorices ni me entristezcas con historias de patitos feos a los que su propia mamá rechaza por ser distintos a sus hermanos… No me hagas creer que los chicos no lloran y las niñas aprenden a coser…No me hables de brujas que envenenan por envidia ni del beso de los dulces labios de un guapo caballero…

El tema de la lectura me preocupa. Elijes ese libro que leerás con tu [email protected] en la cama, justo antes de dormir. Las imágenes que creen conducirán sus sueños y provocarán sensaciones que pueden marcar su vida. Nuestras conexiones cerebrales se forman desde muy temprana edad, los mensajes que recibimos construyen nuestro mundo y así crecemos y percibimos lo que nos rodea.

Vivir tu descubrir: No me vengas con cuentos
Katia Klein

Estamos como las maracas de Machín. No quiero decir que sea solo por los cuentos que nos leyeron en la infancia, pero puede que algo haya de eso. Nos pasamos la vida temiendo que venga el Coco, que el caballero nunca llegue y forcemos la aparición del amor, que la princesa no espere dormida…El rechazo de los demás, el qué dirán, juzgamos al que es distinto…

Y qué pasaría si nuestros hijos se empaparan de historias donde no hay diferenciación sexual, donde no se habla de ganadores o vencidos, de castigos, donde los personajes interpretan el mundo a través del amor y el respeto, donde todos y cada uno de ellos son especiales por ser como son… ¿Cambiaría algo el mundo? Uf, por qué no intentarlo…

Empecé y encontré libros que despiertan valores como la amistad y el respeto, el instinto de superación, el trabajo en equipo, el respeto por la naturaleza, la capacidad de comunicación…

Yo elegí algunos de ellos para empezar. Son estos:

No me vengas con cuentos
D.R. ¿A qué sabe la luna?, de Michael Grejbec.

¿A qué sabe la Luna? Michael Grejniec.

Me parece un cuento fresco y divertido para que los más pequeños aprendan a diferenciar distintos animales. Fomenta valores como la amistad, el trabajo en equipo y la lucha por lo que deseamos. Les conecta con la naturaleza y los misterios de la vida.

No me vengas con cuentos
D.R. Mamá, de Marian Ruiz Johnson.

MAMÁ. Mariana Ruiz Johnson.

Esta preciosidad de libro me lo regaló una amiga a la que se lo agradezco mucho (gracias R.I.N). Me emociona como madre. Sus ilustraciones son preciosas y muy potentes. Es un canto al amor y a la vida, una oda maravillosa a la maternidad. Sin duda, uno de mis favoritos.

No me vengas con cuentos
D.R. Adivina cuánto te quiero, de Sam McBratney.

Adivina cuánto te quiero. Sam McBratney.

¿Cómo se mide la intensidad del amor? Un bonito libro donde sus dos protagonistas, una liebre mamá y su hijo, intentan explicarse cuánto se quieren. Ameno y divertido, constituye un excelente juego para aprender a expresar emociones.

Estos son solo tres ejemplos de los libros que he ido hallando; una larga lista nos espera en la estantería del salón. Mi niña es muy pequeña, así que nos queda un largo y bonito camino por recorrer descubriendo la lectura. Espero que juntos encontremos muchos libros más.

Loading...