BLOG

Más que Yoga

POR Carla Sánchez

Grecia también es blanca

Alejada de la imagen de casitas de estilo cicládico y atardeceres en el mar, si estás pensando en visitar Atenas en invierno, te sorprenderá descubrir la otra cara de Grecia: montañas blancas, bucólicos paisajes con cabañas de madera en medio del bosque y la calidez del fuego invitando al recogimiento.

Actualizado el

carla

A tan solo 2 horas y media en coche de la capital ateniense se encuentra el monte Parnassos, zona de esquí y escapada oficial en los meses de frío. No son las montañas más altas, ni el destino de nieve por excelencia, pero esta otra cara del mediterráneo tiene un encanto indescriptible.

Después de casi tres años viviendo en este país y teniendo en cuenta lo amable y soleado que es el invierno, no deja de ser un tanto insólito y de lo más refrescante el cambio de escenario.

El destino elegido fue Elatos Resort-Health Club. A la hora de viajar y desde hace algún tiempo me decanto por lugares donde, además de disfrutar de actividades deportivas de temporada, encuentre un entorno propicio para la práctica de yoga y el descanso.

Cuando llegué a Elatos encontré un silencioso paraje blanco salpicado de enormes abetos y cabañas de madera oscura, ¡qué ilusión!

El precioso edificio central acoge un salón enorme con una hipnótica chimenea roja de la que no querrías separarte nunca, zona de desayuno, spa, gym.

carla

La cabaña básica tiene capacidad para seis personas y dispone también de chimenea, cocina y todo lo necesario para disfrutar de un escondite único en el bosque, con el detalle de poder pedir comida a la carta durante todo el día, un lujo.

Elatos es un complejo orientado al turismo deportivo y familiar, un plan perfecto para ir con amigos, con niños y también con tu mascota ya que es pet friendly, ¡a esto le doy cinco likes!

carla
carla

En la estación de esquí hubo niebla y agua nieve ese fin de semana, así que nos decantamos por trekking de alta montaña como alternativa, mucho spa y yoga; no seré yo quien se queje.

Después de una jornada en la nieve, ya sea bajando pistas, haciendo esquí de fondo o paseando por el monte, el cuerpo está sobrecargado y entumecido por el frío. Yoga en calorcito y humedad, y nadar en agua templada es una receta complementaria que te deja nueva y lista para caer en la cama y dormir como un oso.

La razón por la que quise conocer este hotel es ¡su maravillosa piscina climatizada bajo un altísimo techo de madera! Me hacía mucha ilusión practicar yoga en ese sitio.

carla
carla

No sé a vosotros, pero cuando voy a la montaña mi biorritmo cambia por completo y se alinea con la naturaleza de inmediato. En cuanto cae el sol mi sistema desploma con él y empiezo a bostezar a las ocho de la tarde, una sensación que no suelo experimentar en la ciudad y que me encanta.

Para cerrar mi escapada invernal de la mejor manera, hice una visita al spa oficial de Apivita, una de mis marcas cosméticas griegas preferidas. He de decir que Grecia en cosmética natural es insuperable, basan sus productos en flores, plantas medicinales mediterráneas y productos relacionados con la miel, como el propóleo o la jalea y el resultado es un verdadero placer para los sentidos.

carla

Cerca de Parnassos también podrás visitar el templo de Delfos, el bonito pueblo de montaña Arachova y comer en alguna de las riquísimas tabernas tradicionales de la zona.

Te invito a darte una vuelta por la web de Elatos www.elatosresort.gr y ya sabes, si no eres una yonkie del verano y te gustaría visitar Atenas en una época menos masificada, en invierno también tienes opciones alternativas para completar tu viaje y que te dejarán un sabor de boca maravilloso.

Te puede interesar:

yoga spa Hoteles Viajes Escapadas

Celebrities

Loading...