BLOG

Más que Yoga

POR Carla Sánchez

Las mujeres y el yoga

La imagen habitual que tenemos en occidente de una clase de yoga está asociada a un bonito espacio lleno de féminas en leggins de colores y pocos o ningún chico. Pero si llevamos la mirada a India, cuna de esta disciplina, ni el espacio es ideal, las esterillas están lejos de estar impecables y lo que verás son sobre todo hombres.

Actualizado el

Imagen 1

Pese a ser una ciencia milenaria, no llegó a Europa hasta los años 60 donde la meditación y la práctica de asanas empezaron a hacerse populares comenzando así la era de la modernización del yoga.

En los últimos cien años este arte ha experimentado un salto evolutivo hasta hacerse parte indispensable de la oferta básica de cuidado del cuerpo de cualquier gimnasio. Proliferan estudios, escuelas de formación de profesores, canales online, planes de vacaciones wellness, las redes sociales están llenas de gente guapa haciendo posturas imposibles … podría decirse que estamos viviendo un “Yoga Boom”.

El yoga fue creado por y para los hombres hace más de 2000 años, hombres ascéticos dedicados a la vida espiritual que preparaban su cuerpo y su mente para el recogimiento y la abstracción de meditar.

La mujer se ha abierto camino en este método masculino para llenarlo de emoción, empatía, sensibilidad y movimiento, cualidades que favorecen una mayor habilidad para absorber e integrar las enseñanzas del yoga dentro del frenético ritmo de vida urbano.

Imagen 2

Del yoga enfocado en la objetivo último de preparar el cuerpo para la meditación, la sociedad occidental ha abrazado una expresión orientada al aspecto más físico, la práctica de asanas, siendo también la liga femenina quien lidera esta tendencia. Pensar que el yoga siempre ha sido igual y que los ejercicios que encontramos en las clases de cualquier centro son los de hace mil años sería una ingenuidad.

También en India ha evolucionado hacia algo a medio camino entre los dos mundos y se puede encontrar una amplia oferta de experiencias para saciar la inquietud de practicar yoga de un modo más tradicional.

Imagen 3

Lo que está claro es que la transformación y el desarrollo que está viviendo este sistema de salud se ha convertido en una herramienta útil y eficiente que nos ayuda a tener buena forma física y proporciona equilibrio mental, emocional, expandiendo nuestra conciencia.

Cada vez que una mujer pisa una esterilla de yoga hace una declaración de intenciones. El yoga ya no es para los hombres, es para todos, y el hombre occidental se haría un gran favor acercándose a esta disciplina para conectar con su lado femenino, desarrollar su intuición y mejorar su flexibilidad en la faceta más metafórica de la palabra.

El próximo 8 de Marzo te invito a celebrar el día Internacional de la Mujer poniendo tus pies sobre una esterilla de yoga. Porque hay muchas formas de manifestarse, proclamar igualdad, de sacudir conciencias y tomar una postura firme en la sociedad.

Secret yoga club

En Secret Yoga Club estamos preparando un taller muy especial, “Luna Dominante”. La Luna ejerce una fuerte influencia sobre nosotros y a su vez, la inspiración del astro Lunar está muy presente en el Yoga desde saludos a la Luna, posturas que reflejan sus fases, a periodos en los que no se realiza práctica física debido a su intenso influjo.

En la práctica exploraremos la intensidad y la dulzura de la Luna a través de asanas, respiración, ejercicios de voz y meditación. La astróloga Julia Almagro será la invitada especial para descubrirnos todos sus misterios con 30' de taller en el que aprenderemos a reconocer de qué forma influyen las fases lunares, cómo afecta la Luna a nuestro signo y cuál es nuestra Luna natal.

Hazte con tu plaza enviando un email a [email protected]

Namaste.

Te puede interesar:

deporte yoga Vida sana ejercicio Mujeres
Loading...