BLOG

Más que Yoga

POR Carla Sánchez

Drishti, la mirada en el yoga

Toda postura de yoga requiere concentración y cultivar la presencia. El foco en la mirada es parte esencial de la práctica, tanto externa como internamente. Trabajando con tus ojos aprenderás a distraerte menos y a profundizar cada vez más en tus clases.

Drishti, la mirada en el yoga

La traducción literal de la palabra Drishti es visión o punto de vista; se traduce también como inteligencia o sabiduría. Dentro del Yoga esta mirada se aborda desde el aspecto físico así como el mental, el punto en el que los ojos descansan y a la vez se centran, y la mirada hacia adentro o atención interna.

La vista es nuestro sentido dominante, somos visuales por naturaleza y eso hace que sea fácil distraerse durante la práctica ya sea porque estás mirándote los pies comprobando tu propia postura, fijándote en los colores del top de la chica que está delante, o te abstraes con la luz que entra por la ventana. Allí donde van tus ojos se dirigirá tu atención.

Los ojos son parte activa del asana y enfocarlos adecuadamente en determinados puntos es una forma efectiva de alejarte de las distracciones que dispersan tu pensamiento y tu energía, para concentrarte en aspectos como la respiración o la escucha del cuerpo.

Drishti, la mirada en el yoga

En cada asana podemos aplicar al menos dos focos de atención.

Algunos de los Drishtis principales son:

Urdhva o Antara Drishti: Mirada al cielo o hacia arriba

Broomadhya o Ajna Chakra Drishti: Entrecejo

Nasagrai Drishti: Punta de la nariz

Parsva Drishti: Hacia atrás, por encima del hombro

Angustha Ma Dyai: Dedo Pulgar de las manos

Hastagrai: Mano

Nabi Chakra: Ombligo

Padhayoragrai: Dedo gordo de los pies

También existen métodos específicos de meditación y limpieza visual que implican un trabajo activo con los ojos dentro del yoga; los beneficios de esos ejercicios tienen un efecto notorio que favorece el cuidado y la salud de la vista.

En el aspecto más sutil de esta disciplina, uno de los objetivos es educarnos en trascender nuestra visión de la vida condicionada por la influencia cultural, los prejuicios, las emociones y la escasa información que nos dan las apariencias, hacia una visión más realista, abierta e intuitiva. El yogi aspira a ver el mundo tal cual es aceptándolo y reconociendo el aspecto divino en todas las cosas.

Descubre los Drishtis y los múltiples beneficios de esta técnica asistiendo a mi próximo taller de Secret Yoga Club, el 3 de Febrero a las 10:30 pm. Reserva tu plaza escribiendo a [email protected]

Secret Yoga

¡Nos vemos sobre la esterilla!

Te puede interesar:

yoga cuerpo mente
Loading...