BLOG

EL MUNDO DE ADRIANA, por Adriana Ugarte

POR Adriana Ugarte

Echándote de menos

Delante de ti

Te necesito, te quiero y te temo

Actualizado el

El mundo de Adriana: Delante de ti

Delante de ti soy de verdad yo.
Conozco tu capacidad para crear vidas y para destruirlas. Me abrazas y me escupes. Adoro estar dentro de ti, pero tiemblo porque sé que eres fuerte e imprevisible aunque no por eso caprichoso.
Desde que era muy pequeña me he puesto delante de ti y te he escuchado en toda tu violencia armónica. Me he empapado de ti y te he llevado conmigo durante todo el día: tu olor, tu sabor, el misterio que encierras.
Te respeto. Y nunca voy a ir más allá a menos que tú me invites, que me indiques que puedo hacerlo. Tus leyes son distintas a las de los demás, tus secretos enterrados e incognoscibles y por eso me gustas, por eso me gustas tantísimo.
Porque eres tremendo, porque no tratas de agradarme, eres salvaje y existes entregado a tu danza, a tu música.

El mundo de Adriana: Delante de ti

A veces me engañas, lo sé. Me enseñas una calma que no es cierta. No me parece que sea una trampa, sino que necesitas tus momentos de descanso, como los alientos que toman los cantantes entre verso y verso.
Y yo me quiero engañar y aprovechar esos “tiempos muertos” para entregarme e introducirme entre tus capas. Pero me equivoco porque, por dentro, la vibración nunca cesa y hay un motor preparado para estallar en cualquier momento.
No te adivino y me encanta.
Me haces sentir segura y mínima.

Te necesito, te quiero y te temo. Pero creo que hemos encontrado un buen equilibrio. Me parece que con los años he aprendido a escucharte.

A veces estás demasiado lejos, pero si miro hacia el cielo –que lo tengo en todas partes–, te puedo sentir en cierto modo. Y cuando llega la lluvia imagino que te bebo y me impregno de ti.
Y cuando el tráfico, el fluir de automóviles es constante y abundante, cierro los ojos y puedo escuchar algo parecido a ti: me ayuda a no echarte tanto de menos.
Mi mar, el mar.

Loading...