Lo hemos probado
CONTENIDO PATROCINADO

Belleza

La máscara de pestañas que añade hasta un 200% de volumen extra

Es de la firma YSL Beauté y tiene un cepillo de 10,5 mm de diámetro para densificar incluso las pestañas más cortas.

Máscara de pestañas YSL Beauty
Danniel Rojas

Hay máscaras y máscaras. Y cuando se tiene en las manos este ‘capricho’ de Yves Saint Laurent Beauté una se da cuenta de que no tiene que ver con ninguna otra. Por fuera viene vestida de negro haute couture y con el famoso logo Cassandra de la firma en dorado, envolviendo el envase. En su interior, descubrirás un cepillo de 10,5 mm de diámetro para aportar el máximo volumen incluso a las pestañas más cortas y una fórmula densa y cremosa, altamente pigmentada, que se adhiere a cada pelo a la perfección engrosando capa a capa.

La promesa

Pues es, ni más ni menos, que añadir a las pestañas hasta un 200% de volumen adicional en cinco pasadas. Para conseguirlo, la fórmula (junto al cepillo, pendiente de patente) incluye potenciadores de fijación que evitan que el producto se emborrone (algo que resulta incomodísimo conforme pasan las horas) y extracto de iris florentina, que ayuda a estimular las proteínas cutáneas y, de este modo, salvaguardar la elasticidad. La elevada tasa de óxido de hierro proporciona una tintura negra que permanece inalterable 24 horas.

El experto

“Recomiendo la máscara Lash Clash para las amantes de las pestañas extra largas y con mucho volumen”, empieza contando el maquillador Miguel Ángel Álvarez, quien asegura que la aplicación resulta muy sencilla y el efecto es impactante de forma inmediata. “El ‘antes’ y el ‘después’ en las pestañas es realmente sorprendente, tanto que algunas de las personas a las que se la he aplicado han hecho una foto de su mirada previa y posteriormente para compartir el resultado. Además, su fórmula ultra negra y enriquecida con extracto de iris deja unas pestañas más flexibles y cuidadas. ¡Es una máscara verdaderamente revolucionaria!”, comparte el experto.

El veredicto

Su gran formato la diferencia de otras máscaras (además del lujoso logo de YSL). Al abrirla, encuentras un cepillo XL que abarca todas las pestañas, hasta las más cortitas cercanas al lagrimal, y las de la parte externa del ojo. Cuando la aplicas, el efecto que proporciona es similar al de un rizador: separa muy bien las pestañas, no deja grumos (al contrario, peina y maquilla de forma delicada) y una pasada resulta suficiente para notar mayor volumen. A partir de aquí puedes ir subiendo la intensidad. Al cabo de las horas permanece intacta, sin las incómodas 'motitas' que a veces caen sobre la zona de la ojera.

Lash Clash Extreme Volume Mascara, de YSL Beauté.

COMPRAR

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?