Consigue el look

Los maquillajes ‘powerful’ de Lola Indigo para el verano

Llena estadios y le gusta alzar su voz. El carisma de la cantante y coreógrafa, embajadora de Maybelline NY, se expresa en estos cuatro ‘looks’.

Maquillaje Lola Índigo

Fotografía: Daniel Scheel. Realización: Francesca Rinciari.

María Elvira
María Elvira

Editora de belleza

Actualizado a

Lola Índigo (Madrid, 1992) acaba de graduarse: el megaconcierto que ofreció el pasado 15 de mayo en el Palau Sant Jordi ha supuesto el paso de La Niña a La Niña XXL, como la propia artista bautizó el show. Y es que la de Huétor Tájar, el pueblo de Granada en el que se crio y que venera aunque naciese en la capital, lleva cuatro años regalando espectáculo a lo grande. Ahora, un documental de Prime Video –también titulado La Niña– recoge su vida: sus sueños de pequeña (cuando era Miriam Doblas, ‘Mimi’, antes que Lola), su familia postiza (“trabajo con mis amigos”, se enorgullece) o la ansiedad y los trastornos alimenticios que ha padecido: “Quería decir las cosas de verdad y que se viera cómo me he sentido en mi adolescencia y en mi edad adulta. Es algo que nunca había contado y puede haber alguien a quien le sirva porque está pasando por lo mismo”, afirma la cantante, bailarina, coreógrafa y embajadora de Maybelline NY.

Daniel Scheel

Las cejas se definen y rellenan con el stick Tatoo Brow Lift, en el tono 02 Soft Brown, de Maybelline NY.

Los de tu generación sois conscientes de la responsabilidad en lo psicológico como personajes públicos. Sí, lo hemos normalizado. La cabeza no está programada para procesar tantos estímulos como recibimos a diario por redes sociales y tenemos que estar preparados para dar importancia a lo importante. El psicólogo es el primer paso.

En el documental te sinceras sobre tus problemas alimenticios. ¿Es otro deber? Siento que hay cosas de las que mis fans saben poco, como el TCA (trastorno de la conducta alimenticia), que he contado por encima. Lo padecí a los 23. A mí lo que me sirvió fue empezar a trabajar por quién era yo y no por un canon de belleza. Ahora el mundo del baile está cambiando, pero hubo una época en la que ser delgada era un must. Y tener una silueta en la que sentara bien el body. Cuando comencé a ser Lola Índigo empecé a esforzarme por la música que hacía y no por ajustarme a lo establecido.

Volviendo a Internet, la velocidad a la que va todo hace que se busquen lugares ‘seguros’. ¿Cuál es el tuyo? Huétor Tájar. Cuando tengo un finde libre hago plan con mis amigos del pueblo, pillamos una casa rural y compramos un montón de comida. Los chicos cocinan, les encanta, y nosotras tomamos el sol. Tengo una pandilla muy ‘chachi’, y cada vez que vuelvo con ellos me doy cuenta de que viven estupendamente y que si alguna vez me agobio puedo regresar a eso y es una vida muy feliz. Siempre me va a venir bien volver a casa.

Daniel Scheel

El efecto bronceado se logra con lo polvos bronceadores City Bronzer, mientras que los labios lucen jugosos gracias a Lifter Gloss. Ambos, de Maybelline NY,

Sujetador y blusa de gasa con volante, de House of CB.

¿Qué momento de tu vida recuperarías? Un concierto en Starlite Marbella al que vinieron todos mis  amigos por primera vez. Fue el año de la pandemia. Llevábamos un montón sin juntarnos y que estuvieran allí fue muy especial para mí.

¿Cuál borrarías? Tuve una relación que me quitó mucha energía, fue un tipo de maltrato, no sé... nunca me había sentido manipulada o tan inferior. Ahora, con perspectiva, pienso: “Guau, no sé cómo no me di cuenta de que estaba ahí”. Cuando digo que perdí mucho el tiempo, la gente responde: “No, pero aprendiste”. Aprendí a no perderlo, a nada más. Hay que estar con los ojos bien abiertos en las relaciones y si ves que hay muchas red flags (banderas rojas) decir “vuelo de aquí y que te vaya muy bien”.

Si tuvieras un superpoder, ¿para qué lo utilizarías? Me gustaría poder curar a la gente. Con las manos, con la mente, como fuera, quitar la enfermedad, quitar el dolor. No me gusta ver a las personas sufrir.

Y con el que ya tienes, ¿qué te gusta hacer? Hablar de lo que es importante, aunque a veces me meta en follones. Es mi forma de ser: deseo visibilizar cosas que me duelen.

“A las mujeres se nos exige reinventarnos continuamente”, has dicho. ¿Tú lo haces? Me gusta, no lo hago por obligación social ni porque nadie lo espere de mí. Me aburro de llevar el mismo pelo, de la misma música, del escenario... Una vez me echaron las cartas: “Eres nómada, tu cabeza y tu cuerpo lo son y necesitas cambiar”, me dijeron. Pero también veo que es una especie de imperativo. Para ellos todo vale: pueden tirar de playback, hacer un vídeo delante de un Lamborghini que has visto 80.000 veces y no pasa nada. Si yo hago lo mismo se van a percatar.

Daniel Scheel

La boca se erige en protagonista con el rojo vibrante SuperStay Vinyl Ink (tono 025 Red Hot), de Maybelline NY, aplicado en doble capa para aportar mayor cobertura.

Otra de tus frases: “Estoy aquí por trabajo, no por un golpe de suerte”. Sí, pero existe el dicho en inglés Don’t Work Hard, Work Smart. No es tanto matarte a trabajar, no dormir y no ver a tus amigos sino estar en el lugar adecuado y que cuenten contigo. Y conocer gente. Por eso es importante ir a por tus sueños; literal, dirigirte a ese sitio.

¿Recuerdas una decisión clave en tu carrera? Volver de China, donde estuve dos años (ganaba pasta y me iba a Los Angeles a gastármela. En clases de baile, ¿eh?, no en casinos –ríe–). Tuve que reconocer que ya no había dónde rascar y que tenía que jugármela. Ganaba unos 3.000 € al mes, trabajaba de lunes a domingo, todas las noches, pero ahorraba, y decidí volver a Madrid, empezar de cero y de repente estaba cobrando 50 ‘pavos’ en la Joy Eslava. Hay que arriesgarse y saber cuándo acaba una etapa.

Si hablamos de cuerpo, ¿eres estricta en cuidados? Mi entrenadora personal me da un poco de caña y así me olvido de hacer más. El menú cuando estoy trabajando es pan con aguacate, pan con jamón y tomate y repetir. Y me gusta mucho la carne. Con el marisco me he rayado desde que vi el documental Mi maestro el pulpo. Pensaba: “Seré vegana en otra vida, porque en mi casa somos unos salvajes y comemos mucho de todo”. Pues al ritmo que voy con los ‘traumitas’… el pulpo ya no lo puedo ni tocar.

Una bailarina neoyorquina te explicó el significado de índigo y decidiste ponértelo de ‘apellido’. (Risas) ¡Sí! Nos seguimos en Instagram. Baila contemporáneo, es una máquina. Coincidimos en Tailandia y escribimos juntas un diario. Hubo una conexión brutal.

Daniel Scheel

La mirada se define con el eyeliner gráfico Hyper Easy, de Maybelline NY. El truco para realzarlo es utilizar una sombra iridiscente.

Top corsé acharolado azul, de House of CB.

Maquillaje: Lucía Vilamalla para Maybelline NY. Peluquería: Jesús de Paula (Cool). Asistente de estilismo: Piluca Valverde. Asistente de fotografía: Sara Nieto. 

¡AQUÍ ESTÁN LOS PRODUCTOS PARA CONSEGUIR EL LOOK!

1-5
maquillaje-verano-lola-indigo-lapiz-cejas

1 / 5

Tatoo Brow Lift (9,75 €)

Stick para rellenar y fijar las cejas con un resultado natural.

COMPRAR

D.R
maquillaje-verano-lola-indigo-polvos-de-sol

2 / 5

City bronzer (8 €)

Polvos bronceadores enriquecidos con pigmentos a base de extracto de cacao.

COMPRAR

D.R
maquillaje-verano-lola-indigo-gloss

3 / 5

Lifter Gloss (9 €)

Brillo de labios con ácido hialurónico para unos labios con efecto “relleno”.

COMPRAR

D.R
maquillaje-verano-lola-indigo-rojo-labios

4 / 5

Super Stay Vinyl Ink (12 €)

Una tinta líquida para un acabado vinílico en los labios.

COMPRAR

D.R
maquillaje-verano-lola-indigo-eyeliner

5 / 5

Hypereasy (8 €)

Eyeliner en formato rotulador que proporciona un negro intenso.

COMPRAR

D.R

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?