Bienvenida, primavera

5 looks de maquillaje para triunfar en primavera, con Marta Nieto

En los ojos, oro o plata. En la piel, 'paillettes' que crean juegos de luces. En los labios, el rojo como único foco. Añadir un detalle de fantasía al maquillaje, y no perder naturalidad, es el truco ganador de Marta Nieto, estrella de los premios Goya.

Actualizado a

Venecia, en cuyo festival se alzó con el León de Oro a Mejor Actriz por Madre, fue solo la punta de lanza de lo que vendría después: ganadora del premio Forqué y nominada en los Feroz y los Goya, los premios de cine patrios de mayor calado. Sin duda, 2019 ha sido su año. Y lo que le espera en 2020.

En nuestra galería te proponemos las 5 tendencias de maquillaje de la temporada, junto a Marta Nieto y la maquilladora Natalia Belda y a continuación, hablamos con la actriz de sus trucos de maquillaje y mucho, mucho más.

1-6
marta-nieto-maquillaje-color-porciones

1 / 6

Color en porciones

"Escoge un trío de sombras mates”, aconseja la maquilladora Natalia Belda. Aplícalas sin mezclarlas: “La más clara, del lagrimal hasta la mitad del párpado, la rojiza al otro lado y la marrón, en el hueso del párpado fijo”.

Vestido de organza, de Corsicana. ​
marta-nieto-maquillaje-labio-rojo

2 / 6

Foco único: tus labios

El rojo más sensual no es ni mate ni glossy, sino cremoso y confortable. “Cuando el protagonista es un color tan rotundo, se imponen la piel y la mirada limpias”, asegura la experta. 

Un truco:  Para que el labial no se mueva (Marta lleva Rouge d'Armani), se recomienda repasar el contorno con un perfilador transparente o de color carne.

Camisa de organza, de Corsicana
marta-nieto-maquillaje-glitter

3 / 6

Juego de luces

“Distribuye las paillettes por toda la cuenca –párpado móvil y fijo– hasta sien”, aconseja Natalia Belda. A priori parecen transparentes, pero cuando les da la luz se crea un divertido efecto óptico.

Top con volante, de Anhet. Pendientes, de la actriz.
marta-nieto-maquillaje-brillo-mate

4 / 6

Maquillaje entre mate y brillo

Necesitas dos sombras: mate y metalizada. Aquí la armonía se logra con teja y dorado (Eye Tint, de Giorgio Armani Beauty, en el tono Gold Foil), pero puedes escoger otros dúos. “Deposita el tono mate en el párpado y da un toque de dorado solo en el lagrimal.”

 

Camisa de seda con mangas de tul, de Antonio García
marta-nieto-maquillaje-delineado-plata

5 / 6

Delineado en plata

Para subir un escalafón en la iluminación del lagrimal, “marca una línea plateada a ras de las pestañas inferiores. Dará un toque especial”, advierte la maquilladora. Importante hacerlo sobre una piel neutra.

Vestido de organza, de Armani. Pendientes, de la actriz.
maquillaje-armani. Consigue el look

6 / 6

Consigue el look

“Se puede aportar un toque de fantasía al maquillaje de forma sencilla, sin colores ni trazos extremos, de manera que todo el mundo pueda hacérselo para una ocasión especial”, subraya la maquilladora Natalia Belda, quien realizó los looks con los productos de Giorgio Armani Beauty. Para comenzar, maquilló la piel de Marta Nieto con la base todoterreno de la firma, Luminous Silk Foundation. ¿El truco? Utilizarla con brocha para conseguir un acabado de aerógrafo, sin peso. “En todos los maquillajes se matificó el párpado con una sombra neutra y, sobre esta, se fue aportando un detalle diferente”, cuenta Belda. Un toque de máscara, en las pestañas de arriba y de abajo, puso la guinda.

1. Máscara de pestañas

Eccentrico se adhiere a las pestañas de forma natural gracias a un polímero de unión. 34 €.

2. Base de maquillaje

Luminous Silk Foundation hidrata e ilumina la piel sin efecto “máscara”. 56 €.

3. Sombra de ojos

Muy cremosa al tacto, Eye Tint (en la imagen, tonos Gold Foil e Ice) incorpora una brocha en punta para poder utilizarla como delineador de ojos. 30 €.

4. Barra de labios

Acabado satinado y cremosidad, los beneficios de Rouge D'Armani . 34 €. Todos son de Giorgio Armani Beauty.

Pronto serán los Oscar. El año pasado estabas guapísima con aquel Delpozo blanco y los labios rojos. ¿El rojo es el color de las grandes ocasiones?

Sí (rotunda). Es el tono del poder. De sentirte atractiva, sensual y fuerte. Lo que ocurre es que en mi caso no me gusta abusar. Es más una pincelada para un momento determinado.

Defiendes los looks naturales. ¿Hasta qué punto utilizas tu imagen para forjar tu carrera?

Resulta clave. La experiencia de ir al cine y que durante dos horas estés solo y atento a esas imágenes luminosas que van saliendo en pantalla tiene que poder transformarse luego en una especie de personaje paralelo que ayude a que la gente siga soñando. En la vida normal, los actores tenemos todos los defectos del mundo, pero eso es la intimidad de verdad. Luego existe otra intimidad, que se manifiesta en las alfombras, en los premios, y que tiene que ver conseguir creando esa ilusión fantástica e inspiradora.

¿Sientes que este es tu momento?

¡Claro! Estoy conquistando lugares en los que me quiero quedar. Deseo seguir haciendo personajes como el de Madre, y trabajar con directores y equipos a los que admiro.

¿Madre puede haber sido, después de tu maternidad real, el segundo acontecimiento más importante de tu vida?

Sin lugar a dudas. Laboral y personalmente también (Marta es pareja del director de cine Rodrigo Sorogoyen –Madre, El reino...–). Hay algo muy curioso en todo esto. Mi madre me decía: ‘¿No te parece increíble que hayas ganado un León en Venecia con una película titulada Madre?’. Mi hijo se llama León. Todo está relacionado. Si yo no hubiera sido mamá, pues probablemente no hubiera interpretado así; lo habría hecho de otra manera.

¿Qué nuevo guion te gustaría que cayese en tus manos?

Uno con personajes fuertes, con peso y capacidad para mostrar las diferentes caras del poliedro. Hay directores a los que admiro y con los que me gustaría trabajar: Carlos Marqués–Marcet, Jaime Rosales, Juanjo Giménez, Belén Funes o Irene Moray, quien ha dirigido un corto llamado Suc de Síndria que me flipa. El tipo de cine que me gusta ver es el que me gustaría hacer.

Tengo oído que, además, te han dado una beca de cine.

La Academia sacó este año por primera vez unas residencias. Son nueve meses en los que sostienen el desarrollo de un guion de serie o de cine con mentorías, un poco de dinero y asesorías. Se presentaron mil proyectos, seleccionaron quince y, entre ellos, el mío. Presenté un largometraje. Me encanta la historia y estoy compaginándola con este momento de vorágine.

¿Te gustaría ponerte detrás de una cámara?

Me da la sensación de que todo es un poco lo mismo. Con Madre me he dado cuenta del cine que deseo hacer y de la responsabilidad que quiero tener en los proyectos, porque me han dejado opinar en muchas de las partes y eso no es lo normal. Pretendo seguir asumiendo esos retos; me siento capacitada para hacerlo, tengo mucho que aprender pero también mucho aprendido, y ponerme a escribir está relacionado con contar las historias como yo las quiero contar.

¿Es el momento de las mujeres?

Empieza a serlo. Hay que asumir la responsabiliad de lo que uno quiere. No puedo pedirle al mundo que escriba papeles de mujeres si yo no lo hago, que haya historias complejas femeninas si yo tampoco aporto. No digo que lo vaya a hacer bien, sino que lo voy a intentar porque tengo la motivación real de querer reflejarme en la ficción de este país ahora. Es asumir las riendas. Y puede salir genial, regular o mal, pero que lo voy a hacer, no lo dudo.

Fíjate que te formaste para ser profesora de yoga por si el cine fallaba...

Di un montón de clases, y es una herramienta que ya tengo para mí, integrada en mi profesión de actriz, porque tiene mucho que ver con la conciencia de relajación, con la concentración, con el autoconocimiento y te proporciona unas perspectivas muy prácticas para interpretar y para la vida. Es verdad que ya no estoy dando clases, pero lo practico. La meditación es algo natural del ser humano y en cuanto le pillas la hebra no tienes que hacer grandes cosas para obtener beneficios.

¿Cómo es un día en tu vida?

¡Uy! Distinto uno de otro, salvo llevar al niño al colegio a la misma hora todos los días. Y doy gracias, porque no me gusta la rutina.

¿Puedo preguntarte por tus dos tatuajes (una especie de estrella y una flecha, ambos en los antebrazos)?

El primero me lo hice hace poco con mi compañera de piso y significa magia, algo que no deseo que se me olvide. El otro es el norte, y tampoco quiero perderlo.

Te puede interesar:

maquillaje Maquillaje de labios Maquillaje de noche maquillaje de ojos Maquillaje profesional

Celebrities

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?