IM CLINIC para InStyle

Luce el pecho que siempre deseaste

La cirugía mamaria global personalizada de IM CLINIC combina distintas técnicas para conseguir el mejor resultado.

Foto branded IMC

Actualizado a

Llevas mucho tiempo pensándolo y te has decidido: es el momento de operarte el pecho. En tu mente sabes qué resultado buscas, pero no tienes claro cómo llegar a él. En IM CLINIC son especialistas en diseñar una cirugía mamaria personalizada exclusivamente para ti utilizando técnicas y prótesis que tienen en cuenta tu contorno corporal, tu estilo de vida o tu personalidad, entre otros factores.

Pensamos en una cirugía de pecho y en seguida nos viene a la mente un aumento mamario y, sin embargo, muchas mujeres acuden al cirujano plástico con otra idea en la cabeza. “La mayoría piden un pecho más bonito, más joven, más turgente, proporcionado con su cuerpo… no es solo cuestión de volumen, sino de armonía y belleza”, explica el Dr. Ivan Mañero, cirujano plástico y CEO de IM CLINIC, la clínica de cirugía plástica más avanzada de Europa.

Combinando técnicas en la cirugía de pecho

En IM CLINIC se combinan distintas técnicas que se plantean desde un estudio previo personalizado para conseguir el pecho más bonito, proporcionado, joven y natural. Esto lleva, por ejemplo, a poder plantear una reducción mamaria con prótesis, un aumento corrigiendo la forma del pecho y la areola o un lifting de mamas con implantes, aunque no se busque más volumen. “Usamos distintas técnicas que se personalizan. Cada persona es única y por ello debemos ofrecer una solución completamente adaptada a sus necesidades”, explica Mañero.

Cada situación requiere de una solución individualizada pues, lo más probable, es que, en nuestros pechos, se den más de una circunstancia que queramos corregir. “Podemos encontrarnos con unos pechos demasiado grandes y caídos, con unos pechos muy pequeños y asimétricos, con unas mamas caprinas vacías o con una forma bonita pero vacía”, sentencia el Dr. Ivan Mañero. Por todo ello, lo más probable es que se lleve a cabo una combinación de técnicas.

Cirugía de pecho, una solución personalizada

Más volumen y proyección: Cuando el pecho tiene una forma bonita, pero le falta volumen o proyección, lo mejor es un aumento de pecho donde se colocan prótesis de gel cohesionado de silicona, preferiblemente detrás del músculo. Aquí escoger la prótesis adecuada en forma, volumen y proyección que se adapte a las proporciones de la espalda, del cuello, estatura, distancia entre el pecho y el ombligo, etc. es muy importante. Pero son factores a tener en cuenta también que los implantes se adapten a la personalidad y a la actividad habitual de la mujer. Además, en IM CLINIC son pioneros en el uso de la vía axilar, que permite introducir la prótesis detrás del músculo sin tocar el pecho, dejando una minúscula cicatriz en la axila. El resultado final es muy natural.

Pechos más firmes y turgentes: La maternidad, la lactancia, los cambios de peso, el paso del tiempo, la genética… son factores que afectan la piel de los senos. La flacidez gana la batalla y las mamas adquieren un aspecto laxo y plano en el que la areola queda por debajo del surco mamario. En estos casos la mastopexia o elevación mamaria se convierte en la técnica principal. Pero como suele asociarse a una falta de volumen mamario, habitualmente también puede requerir una prótesis que repara la turgencia y la juventud perdida.

Corregir los pechos vacíos: En ocasiones, miramos nuestros pechos y los vemos caídos, pero en realidad solo están vacíos porque han sufrido una pérdida de volumen mamario, especialmente en la parte superior y tienen una forma aplatanada. Sin embargo, la mama y la areola mantienen su posición, aunque está menos turgente y la piel se aprecia laxa. En este caso, el primer objetivo es recuperar el volumen perdido por lo que la técnica a utilizar se basa en la colocación de un implante de gel cohesivo de silicona que, además, le devolverá un aspecto más turgente. En estos casos se suele usar la vía areolar (que deja una fina cicatriz alrededor de la areola, justo donde cambia de color) o axilar, dependiendo de las necesidades de cada mujer.

Menos volumen y forma más bonita: Cuando el pecho tiene un volumen excesivo, no solo se trata de un problema estético, sino que, en muchas ocasiones, también de salud. Dolores de espalda, hernias, problemas de piel… son algunos de ellos.
En estos casos el objetivo principal es reducir el volumen consiguiendo una forma y posición bonitas y proporcionadas. Para conseguirlo, muchas veces el Dr. Mañero prefiere utilizar prótesis, “paradójicamente las mamas hipertróficas sufren, debido al peso, una caída progresiva que acaba provocando una pérdida de volumen en la parte alta del pecho. Si solo utilizamos el propio tejido para restituir ese volumen perdido, la forma final no suele ser armónica y con el tiempo, volverá a caer. Un implante nos permite recuperarlo de manera más bonita, precisa y permanente”. Además, suele ser necesario también adaptar el tamaño de la areola y realizar un lifting mamario para conseguir un resultado excelente.

Corregir asimetrías: Ninguna mujer tiene dos pechos idénticos y en esas pequeñas diferencias también radica su belleza. Pero cuando las asimetrías son exageradas puede acomplejar mucho. Suele darse desde la pubertad cuando una mama se desarrolla más que la otra. En este caso, no es aconsejable corregir solo una mama, sino es mejor abordar las dos de manera global buscando la simetría natural. Por ello se usa de implantes distintos para cada mama. Si solo se pone un implante en el pecho más pequeño, con el tiempo las mamas envejecerán de manera distinta y la asimetría volverá a aparecer. Aquí la capacidad artística del cirujano es imprescindible, pues el seno asimétrico puede también sufrir caída, ser demasiado pequeño, estar vacío o todo a la vez.

Forma más bonita: Hay mujeres que desarrollan lo que se conoce como mama caprina. Esta es una malformación del pecho y requiere de una cuidadosa técnica de reconstrucción que suele combinarse con aumento, así como la corrección del tamaño y la posición de la areola (que suelen ser muy grandes). El resultado de esta corrección es un pecho redondeado, turgente y proporcionado al resto del cuerpo.

Equilibrar las proporciones de la areola: Puede parecer algo banal, pero no es así. Unas areolas desproporcionadas o asimétricas pueden dar al pecho un aspecto poco armonioso. Por ello, cuando se realiza una mastopexia, una corrección de simetrías, una reducción mamaria… el cirujano valora la posibilidad de embellecer también las areolas para dar un mayor equilibrio a todo el conjunto.

Un centro de confianza

Sin duda, lo más importante para conseguir un pecho bonito es acudir a un centro de confianza, con profesionales altamente cualificados, una larga trayectoria y la mejor tecnología. En IM CLINIC, encontrarás todo eso y mucho más. Con más de 20 años de experiencia, cuenta con los mejores cirujanos plásticos y la tecnología más puntera para conseguir los mejores resultados. Pero, además, cuidan cada detalle para velar por tu salud y tu bienestar.

Puedes encontrarlos en Madrid y Barcelona, llamando al 900 82 82 09 o poniéndote en contacto a través de su web.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?