Cuidarse desde dentro

Estos son los siete problemas digestivos más comunes y así puedes ponerles remedio

Hablamos con la nutricionista Fátima Japón y nos cuenta cuáles son las inquietudes más escuchadas en consulta.

Actualizado a

Problemas digestivos
Unsplash

La hinchazón abdominal y el estreñimiento son dos de los problemas digestivos más comunes. ¡Pero hay muchos más! Y una infusión a veces ayuda, aunque puede no ser suficiente para ponerles remedio. ¿Qué hacemos entonces? 

Hemos recurrido al consejo de la dietista nutricionista Fátima Japón. La experta nos ha contado cuáles son los problemas digestivos más comunes entre la población y cómo podemos ponerles solución. ¡Toma nota!

1-8
Abdomen-plano

1 / 8

Estreñimiento

Fátima Japón nos dice que son muchas las personas que aseguran padecer estreñimiento pero nos recuerda que solo se diagnostica este problema a pacientes que van menos de tres veces al baño a la semana. Para combatirlo recomienda llevar una alimentación sana y equilibrada y priorizar el consumo de alimentos ricos en fibra tales como fruta y verdura y cereales de grano entero, esto es, cereales 100% integrales. Además aconseja beber mucha agua y hacer ejercicio físico con regularidad.

Unsplash
Problemas-digestivos

2 / 8

Acidez

"Muchos problemas digestivos se relacionan con la acidez", dice Fátima Japón en primera instancia. Por eso recomienda "ir al [médico de] digestivo para ver si hay algo que estamos obviando". Para poner fin al problema, en caso de que este no derive de sufrir otra patología, Fátima Japón recomienda reducir el consumo de café, té y chocolate. Aconseja no hacer comidas copiosas y evitar en la medida de lo posible los rebozados y fritos. Dice asimismo que es indispensable comer despacio y cenar dos o tres horas antes de acostarse. Por otro lado aconseja no llevar ropa muy ajustada. "Son cosas básicas que no solemos hacer", apunta.

Unsplash
Vientre-plano

3 / 8

Sobrecrecimiento bacteriano

El sobrecrecimiento bacteriano, conocido como SIBO (acrónimo del inglés) es un problema más común de lo que a priori podríamos pensar. Según informan desde Mayo Clinic, se produce cuando hay un aumento anormal de toda la población bacteriana en el intestino delgado, en particular de los tipos de bacterias que no se encuentran comúnmente en esa parte del tubo digestivo. Los síntomas más frecuentes son:

  • Distención abdominal
  • Hinchazón
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Flatulencia y eructo
  • Debilidad y cansancio
  • Bajada de peso no buscada

Fátima Japón asegura que en algunos casos se trata con antibióticos y se hacen dietas particulares. Es necesario, nos recuerda, que lo diagnostique un médico digestivo para que el nutricionista pueda trazar un plan de alimentación a medida. Así, si crees que puedes padecer este problema tienes que pedir una prueba a este especialista en primera instancia. 

Unsplash
Digestión

4 / 8

Síndrome del intestino irritable

Según Mayo Clinic "el síndrome del intestino irritable es un trastorno frecuente que afecta el intestino grueso. Los signos y síntomas comprenden cólicos, dolor abdominal, hinchazón, gases y diarrea o estreñimiento, o ambos". ¿Cómo podemos controlarlo? Según Fátima Japón la dieta que generalmente se aplica es la denominada FODMAP (el término FODMAP es un acrónimo inglés, derivado de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables o hidratos de carbono fermentables).

Existe una aplicación, con el mismo nombre, (disponible para Android y Apple) que, según la especialista, es la única que tiene el 100% de fiabilidad científica. Esta nos indica qué alimentos podemos consumir y cuáles no en el marco del este plan de alimentación diseñado por expertos de la Universidad de Monashen Melburne, Australia. Ahora bien, para poner en práctica esta dieta es imprescindible contar con el asesoramiento de un experto para que no haya déficit de nutrientes. La dieta se desarrolla en tres fases: restricción, reintroducción y normalización. No conviene seguirla durante largo periodo de tiempo y por eso es fundamental que un profesional nos haga un seguimiento.

Unsplash
Nutrición

5 / 8

Infección por helicobacter pylori

"Gran parte de la población lo padece", nos confirma Fátima Japón en primer lugar. Según Mayo Clinic ocurre cuando la bacteria que da nombre a la infección afecta al estómago. Esto sucede comúnmente en la infancia, es una causa frecuente de las úlceras pépticas y puede estar presente en más de la mitad de la población mundial. Como no es causa directa de enfermedad, la mayoría de las personas que tienen esta infección no son conscientes de ello. Algunos síntomas son:

  • Dolor o ardor en el abdomen
  • Dolor abdominal más agudo con el estómago vacío
  • Náuseas
  • Pérdida de apetito
  • Eructos frecuentes
  • Hinchazón
  • Adelgazamiento involuntario

La solución que se ofrece a esta infección es una dieta blanda acompañada de tratamiento antibiótico. Fátima Japón nos recuerda que la alimentación es coadyuvante pero que no es la panacea. Sí resulta esencial llevar una dieta sana para que el tratamiento farmacéutico que se paute sea eficaz pero hay problemas que no pueden solucionarse solo y exclusivamente con un plan de alimentación adecuado.

Unsplash
Digestion

6 / 8

Hinchazón abdominal

¿Se te inflama la tripa según va pasando el día? ¡No solo te ocurre a ti! La hinchazón abdominal es un problema frecuente. Según nos cuenta Fátima Japón se debe muchas veces a una disbiosis instestinal, es decir, a un desequilibrio en nuestra microbiota o flora intestinal. Llevar un estilo de vida saludable y una correcta alimentación son claves para evitar y combatirla.

 

Unsplash
Dieta

7 / 8

Migrañas y rosácea

Aunque te cueste creerlo, muchas veces, el origen de problemas tan comunes como la migraña y la rosácea se encuentra en el intestino. De hecho, se ha demostrado que estos dos problemas derivan muchas veces de un déficit de DAO, es decir, de la enzima que metaboliza la histamina. La histamina, por su lado, está involucrada en muchas de las repuestas locales del sistema inmunitario. De ahí que tomemos antihistamínicos cuando tenemos alguna alergia, por ejemplo. Así, si por un déficit de DAO no somos capaces de metabolizarla podemos padecer, entre otras cosas, rosácea y migrañas. Por eso para combatir estos problemas se suele pautar una dietoterapia que disminuya la histamina. Una dieta entonces carente de alimentos como: 

  • Alcohol
  • Carnes y pescados fermentados o ahumados
  • Alimentos enlatados o encurtidos
Unsplash
Nutricion

8 / 8

Una puntualización importante

Para pautar una dieta cuando un paciente sufre un problema digestivo como los que hemos mencionado en este artículo, es esencial contar con un diagnóstico hecho por un médico digestivo. Es frecuente que ante una cuestión relacionada con el aparato digestivo no sepamos si acudir a un médico digestivo, a un nutricionista o a un endocrino. Pues bien, estas son las diferencias según Fátima Japón:

  • Los médicos digestivos hacen un diagnóstico
  • Los nutricionistas elaboran una dieta
  • Los endocrinos no estudian la fisiología del aparato digestivo en su conjunto sino los posibles problemas que se puedan derivar del funcionamiento del sistema endocrino, es decir, dicho muy llanamente, de nuestras hormonas.

Fátima nos dice que el abordaje de un problema digestivo se debe hacer por ambos lados (debemos contar con un médico digestivo primero y con un nutricionista después). Nos recuerda que la labor de un nutricionista no es solo hacer planes de pérdida de peso, va mucho más allá. Así que si padeces alguno de los problemas descritos en este artículo ya sabes cuáles son los pasos que tienes que dar.

Unsplash

Te puede interesar:

Alimentación Alimentos sanos nutrición salud
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?