TRATAMIENTOS VIP

Hailey Bieber y Jennifer Aniston aman los masajes linfáticos, y por una buena razón

Y expertas en este tratamiento nos lo cuentan

masaje corporal
DR
Ángela García
Ángela García

Periodista especializada en tendencias

Actualizado a

Si quieres resaltar tus pómulos o que la línea de la mandíbula esté más definida, los drenajes linfáticos pueden ayudarte a conseguir estos resultados. Hay muchos tratamientos que utilizan esta técnica para ayudarte a tener una apariencia más firme y definida como los masajes manuales de yoga facial, utilizar un jade roll frío o la Gua Sha.

Este método también puedes aplicarlo en el cuerpo. Los masajes linfáticos son un tratamiento al que recurren algunas de las famosas más VIP de Hollywood por los impresionantes resultados estéticos y de salud que brindan. Estrellas como Jennifer Aniston, Hailey Bieber, Rebel Wilson y Kim Kardashian son algunas de las que recurren a estos ellos antes de un gran evento o alguna sesión de fotos importante, y lo hacen por una buena razón.

Hablamos con tres expertas que conocen todo sobre los masajes linfáticos, desde cómo funcionan, los resultados que ofrecen, cómo hacerlos tú misma, con qué frecuencia...¡y mucho más!

¿QUÉ ES EL DRENAJE LINFÁTICO?

Antes de hablar de los masajes, tienes que comprender algunos conceptos básicos, como por ejemplo cómo funciona el sistema linfático.

"El sistema linfático es un sistema cerrado que forma parte de nuestro sistema inmunitario y funciona junto a nuestro sistema circulatorio", explica Flavia Morellato, fisioterapeuta con sede en Londres y fundadora del Método Flavia Morellato para el Drenaje Linfático. "Consiste en una extensa red de vasos, ganglios, órganos y tejido linfoides. Los vasos transportan un líquido transparente llamado linfa (agua, desechos celulares/toxinas, hormonas, lípidos, etc.) de regreso al corazón para la recirculación y eliminación a través de la orina".

Rebecca Faria, especialista licenciada en drenaje linfático y fundadora de Detox By Rebecca, explica que un masaje de drenaje linfático es un tratamiento terapéutico que se enfoca en áreas específicas de tu cuerpo para ayudar a que los fluidos linfáticos fluyan fácilmente y eliminen las toxinas de tu cuerpo.

¿CÓMO FUNCIONA UN MASAJE LINFÁTICO?

Como en cualquier tipo de masaje, el paciente se tumba sobre una mesa de masaje. El masajista usa sus manos en la zona del abdomen, las piernas y los brazos. Faria explica que al realizar una serie de movimientos de compresión rítmicos a lo largo de los vasos linfáticos, estos pueden limpiar los ganglios linfáticos congestionados en diferentes partes del cuerpo.

Para explicarlo de una manera más visual, Faria compara un masaje linfático con un lavabo. "Si fueras un fregadero, el desagüe serían tus ganglios linfáticos y la tubería sería el sistema linfático", comienza a explicar. "Si el desagüe se obstruye, el fregadero se llena de agua y basura, y nada fluirá hacia la tubería. Cuando hacemos masajes de drenaje linfático, limpiamos ese desagüe que permite que se liberen las toxinas que atascan nuestro cuerpo y así liberamos la inflamación y la retención de líquidos".

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LOS MASAJES LINFÁTICOS?

Morellato dice que los dos mayores beneficios son la reducción de la retención de líquidos y la desintoxicación del cuerpo. Faria agrega a esto que los masajes linfáticos regulares pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea, estimular el sistema digestivo y nuestro sistema inmunológico, acelerar las recuperaciones de cirugía e incluso pueden minimizar los síntomas del síndrome premenstrual, como los dolores de cabeza y dolores pélvicos.

"Los masajes linfáticos se hicieron populares por una cuestión estética" añade, "si se hacen con frecuencia, los músculos se marcan más, la piel está más tensa y la silueta parece más delgada". Morellato agrega que estos masajes también ayudan a mejorar la apariencia de la celulitis.

CÓMO DARTE UN MASAJE LINFÁTICO EN CASA:

Si quieres intentarlo tú misma, pruébalo siguiendo la técnica de Faria según la zona:

Para el abdomen:

  • Lo primero que tienes que hacer es que se abran tus ganglios linfáticos, para ello coloca los pulgares sobre el abdomen y presiona suavemente unas cinco veces.
  • Una vez que has conseguido esto, coloca una mano sobre la otra y haz movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj alrededor de tu abdomen.
  • A continuación, coloca ambas manos sobre el estómago con los pulgares apuntando hacia arriba y el dedo meñique sobre el vientre. Haz movimientos consecutivos hacia arriba y hacia abajo, desde el estómago hasta los ganglios linfáticos, dice Faria.
  • Gira hacia un lado de tu cuerpo y con ambas manos haz movimientos de empuje desde el costado hacia los ganglios linfáticos.
  • Repite los movimientos en el otro lado.
  • Ahora que has movido los líquidos y las toxinas hacia el centro del cuerpo, repite los primeros pasos para acabar de drenar los ganglios. Cada paso debe repetirse una 15 veces.

Para los brazos:

  • Lo primero siempre es estimular los ganglios linfáticos, en esta ocasión hay que estimular los que se encuentran en la zona de la axila, cerca del codo por la parte del bíceps y en la muñeca. "Con los dedos hacia atrás presiona suavemente unas cinco veces" indica Faria.
  • Desde ahí, desplázate a la parte superior del brazo. "Divide la parte superior del brazo en secciones según el ancho de tu mano y desliza la mano haca abajo desde el codo hasta la región de las axilas". Recuerda hacer movimientos siempre ascendentes unas 15 veces.
  • Para liberar el codo, Faria dice que coloques la mano en el pliegue y con la palma de la mano estira suavemente hacia arriba. Repite al menos 15 veces.
  • Cuando trabajes tu antebrazo, comienza por la muñeca estirando la piel hacia el codo, vuelve a repetir el movimiento 15 veces.
  • Para terminar el masaje, "Toma las yemas de los dedos y ejerce un poco de presión entre los huesos de los dedos para que el líquido se mueva hacia la muñeca", concluye Faria.

Para las piernas:

  • Primero, coloca los pies sobre una silla. "Tienes que abrir los ganglios linfáticos de la ingle: presiona con las manos y alisa", dice Faria. Haz esto cinco veces.
  • Luego, toma tu aceite corporal favorito y aplícalo en tus piernas. Haga esto mientras mueve el aceite desde la parte inferior de sus piernas hacia arriba.
  • "Divide mentalmente tus muslos en dos partes", dice Faria. "Toma la primera 'mitad' de la pierna con los dedos envolviéndolos alrededor del muslo y tira de ellos hacia los ganglios linfáticos".
  • Repite el mismo proceso en la otra mitad. Para mover el agua y las toxinas desde la parte exterior de los muslos hacia el interior, haz los mismos movimientos de tracción desde los lados hacia adentro.
  • Repite el paso tres en la otra pierna.
  • "Después de eso, abre la segunda área linfática debajo de las rodillas. Estira la pierna sobre la silla y presiona la parte posterior cinco veces, después con ambas manos, haz movimientos de tracción desde la parte frontal de la rodilla hacia la parte posterior". Repite lo que hiciste en tus muslos en las pantorrillas, al menos 20 veces.

Otra opción es buscar un especialista para que te haga el masaje linfático. Morellato recomienda busca un terapeuta que comprenda el sistema linfático, su anatomía y la psicología del mismo. Además, ella recuerda que este nunca debe ser doloroso, si lo es, prueba con una persona diferente. Hay lugares como Body Roll Studio en Nueva York que trabajan los masajes mecánicos con rodillos de madera en sus clientes.

¿CUANTAS SESIONES DE MASAJE SON NECESARIOS PARA VER RESULTADOS?

La clave es la constancia dice Ashley LaCambria, manager general de Body Roll Studio. Ella recomienda de dos a tres sesiones a la semana durante seis semanas para obtener los mejores resultados.

Y para potenciar los efectos, Faria recomienda mantener una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios. LaCambria subraya la importancia de la hidratación, "La linfa es agua en un 95% por eso es fácil que se mueva por el cuerpo, debes mantenerte muy hidratada antes, durante y después de la sesión", nos explica.

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?