Operación bikini

Reducir cintura y conseguir un vientre plano nunca fue tan fácil

Una entrenadora diseña en exclusiva para InStyle la tabla de ejercicios definitiva para reducir cintura.

Actualizado a

Si pensabas que este verano te había pillado el toro con eso de la operación bikini, te equivocabas. Todavía estás a tiempo de definir tus facciones, tonificar brazos, reducir celulitis y seguir los consejos de la entrenadora de las famosas para llevar una vida activa y saludable. Pero si estás leyendo esto es porque lo que de verdad (de la buena) te preocupa es reducir cintura y lucir en la playa un vientre plano. ¡Qué no cunda el pánico! Esto también lo puedes conseguir. 

Nos hemos puesto en contacto con Silvia Zaldívar Martínez, instructora de clases colectivas de step, aerobic,body pump, pilates y otras disciplinas y ha diseñado una tabla de ejercicios para nosotras. Si te has propuesto hacer del mes de junio el principio de un nuevo estilo de vida, esta es una nueva forma de empezar. Los ejercicios que te vamos a mostrar puedes hacerlos en casa. Solo necesitas una esterilla o colchoneta para no resbalarte y estar más cómoda durante la realización de algunos movimientos. ¡No hay excusas! ¡A por ello!

1-6

1 / 6

¿Cómo reducir cintura con ejercicio?

Silvia Zaldívar Martínez nos dice en primer lugar que "para reducir cintura se requieren tres cosas fundamentales: ejercicios, respiraciones y alimentación". A continuación te vamos a mostrar los cinco ejercicios que nos ha propuesto. Dos de ellos son rápidos dinámicos, otros dos isómetricos y el último hipopresivo. ¿Estás preparada?

2 / 6

Un primer ejercicio para una cintura de envidia

Para hacer el primer ejercicio, nos colocaremos de pie con las piernas abiertas, las rodillas siempre en dirección a los dedos de los pies, los codos flexionados a la altura de los hombros con las manos hacia arriba (como enmarcando nuestra cabeza) y tratamos de tocar codo con cadera de forma dinámica

3 / 6

Que no falten las planchas

Según nos explica Silvia, la plancha se puede hacer con los brazos estirados o bien con los codos flexionados apoyando el antebrazo en la colchoneta. "Nos pondríamos en una boca abajo y subiríamos el cuerpo manténiendonos elevados y apoyándonos en los brazos y las puntas de los pies", nos dice la instructora. Podemos apoyar las rodillas en el suelo si nos cuesta mucho pero es importante tener siempre recogido el abdomen durante todo el ejercicio para fortalecer su musculatura. Silvia nos advierte que, de no hacerlo así, estaríamos cargando el peso en la espalda y podríamos provocar lesiones. Aguantaremos controlando la respiración entre 30 segundos y un minuto.

4 / 6

Más planchas para una cintura de avispa

El cuarto ejercicio que Silvia nos propone es la plancha lateral. Nos pondríamos en la colchoneta y elevaríamos todo el cuerpo sosteniéndonos solo con los pies (colocados uno sobre otro) y el brazo que corresponda. El otro estará extendido tratando de tocar el techo. Si la postura nos resulta muy incómoda, podemos apoyar las rodillas. Tendremos que aguantar, controlando la respiración, entre 30 segundos y un minuto. 

5 / 6

Los hipopresivos son esenciales

Como nos cuenta Silvia, con la respiración hipopresiva no solo conseguimos reducir cintura, sino que además logramos que el conjunto de órganos del suelo pélvico vuelvan a su lugar de origen, ya que con el paso de tiempo la vejiga va descolgándose trayendo problemas de salud. Te contamos qué ejercicios hipooresivos nos ha recomendado la experta.

6 / 6

Un último esfuerzo

Para el primer ejercicio que Zaldívar nos pauta, túmbate sobre una colchoneta con las rodillas semiflexionadas y la pelvis basculada (reduciendo la curvatura lumbar, esto es, trata de rotar la pelvis hacia delante). Desde esta posición, entrena la respiración que deberás practicar en todos los ejercicios hipopresivos: inspira por la nariz y suelta el aire por la boca como si apagaras una vela. Al exhalar cuenta hasta 6 (te ayudará a hacerlo más lento). Debes notar como el vientre se pone duro. Haz tres respiraciones de este tipo y en la tercera, cuando hayas soltado todo el aire, realiza una apnea y aguanta ocho segundos sin coger aire, con la lengua pegada al paladar y notando cómo se abren tus costillas. La instructora nos recomienda practicar este ejercicio cinco o seis veces.

 

Te puede interesar:

Adelgazar deporte ejercicio Gimnasio
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?