Para matar el gusanillo

8 aperitivos o meriendas que llenan y no engordan

Si sientes hambre entre horas y te gustaría picar algo que no engordase, aquí tienes ocho recetas rápidas y fáciles que te van a gustar.

Actualizado a

1-9
8 snacks saludables. 8 meriendas o aperitivos que llenan mucho y no engordan nada

1 / 9

8 meriendas o aperitivos que llenan mucho y no engordan nada

Si eres de esas personas a las que les entra el hambre a media mañana y te encantó por eso conocer nuestras recetas de hummus saludable o descubrir que hay cenas ligeras que no engordan y son fáciles de preparar, este artículo está hecho a tu medida. ¿Nos acompañas? 

Crudités. Crudités para picar y no engordar

2 / 9

Crudités para picar y no engordar

Las verduras crudas cortadas en bastones y mojadas en queso fresco de cabra u oveja son un tentempié estupendo. Sobre todo si tenemos invitados y queremos ofrecer algo saludable. Corta apio y zanahoria y agrega al queso un poquito de orégano.

Nueces. Nueces para adelgazar

3 / 9

Nueces para adelgazar

Hace ya tiempo que te contamos que los frutos secos, tomados en cantidades moderadas, nos pueden ayudar a adelgazar porque contienen muchas grasas saludables a pesar de tener un alto contenido calórico. Las nueces además contienen mucho Omega 3, que es una grasa que ayuda a mejorar la salud de nuestro corazón y a regular nuestro colesterol. ¿Hay snack mejor? Eso sí, cuando las nuces entran en contacto con la luz solar, se oxidan y su contenido de Omega 3 disminuye considerablemente. Por eso SIEMPRE es mejor comprarlas CON CÁSCARA. 

Chocolate negro. Chocolate negro, para los más golosos

4 / 9

Chocolate negro, para los más golosos

A partir de un 85 por ciento de cacao, los chocolates se consideran saludables porque tienen menos azúcares añadidos. Recurre a ellos para aquellos momentos en los que te apetezca un dulce.

Tostada de trigo sarraceno con queso fresco y fresas

5 / 9

Tostada de trigo sarraceno con queso fresco y fresas

La tostada de trigo sarraceno (que si no la has probado, es crujiente y tiene sabor a gusanitos), queda genial con ingredientes como el queso y las fresas. No tiene un sabor muy fuerte así que concede todo el protagonismo de las tostadas que te hagas a los alimentos que le pongas encima. Aunque no somos partidarias de agregar miel, si tienes un día más goloso puedes ponerla encima del queso para hacer tus snacks más dulces. Si no, aprovéchate de la fructosa de la fruta y mata el gusanillo a media tarde con este aperitivo o merienda saludable. 

Manzana con canela

6 / 9

Manzana con canela

Una de nuestras meriendas favoritas es la manzana con canela. Y, aunque parezca mentira, no resulta nada complicada de preparar. Basta con pelar la manzana y meterla troceada en un vaso de cristal para calentarla en el micro 10 minutos. Agrega después canela y a disfrutar. Asegúrate de que tu canela es "Ceylan". Esta, y no otras, es la que tiene el sabor más dulce para tus meriendas más golosas.

Pátano. Meriendas que no llenan para coger energía

7 / 9

Meriendas que no llenan para coger energía

Si haces deporte por la mañana, un plátano es genial como tentempié de medio día. También puedes tomarlo por la tarde. Si necesitas un extra de energía, mezcla medio plátano con unos trocitos de chocolate negro (92% por ejemplo) y un par de nueces picadas. 

Zumo de tomate. Zumo de tomate, el aperitivo que más llena

8 / 9

Zumo de tomate, el aperitivo que más llena

¿Sabes que el zumo de tomate, como el huevo, es uno de los alimentos con mayor índice saciante? Además ¡casi no tiene calorías y es la alternativa perfecta a los refrescos! Ponle sal, tabasco y pimienta y disfrútalo a cualquier hora del día. 

Tortitas de arroz. Tortitas de arroz con...

9 / 9

Tortitas de arroz con...

¡Aguacate! No podía ser de otra manera. El aguacate es una grasa buena que nos ayuda a mejorar nuestro tránsito intestinal y, como consecuencia, también a adelgazar. Las tortitas de arroz complementan genial su sabor y no tienen apenas carga calórica. Aunque recuerda que este no es el dato más importante de la información nutricional de un alimento. ¡Lo esencial es fijarnos en qué cosas puede aportar al organismo!

Decir que haya que hacer cinco comidas al día es tan FALSO como que afirmar que picar entre horas engorda. Son de hecho afirmaciones que podríamos agregar a nuestra lista de mitos de nutrición que todos habríamos querido saber antes. Lo que tenemos que hacer es escuchar a nuestro cuerpo y aprender a diferenciar el hambre emocional del hambre real. Muchas veces comemos por ansiedad, por aburrimiento, por inercia... Si picamos entre horas porque de verdad lo necesitamos y comemos en pequeñas cantidades, no tenemos por qué engordar.

Es cierto en cambio que el ayuno intermitente nos puede ayudar también a reducir la cantidad de veces que sentimos necesidad de comer a lo largo del día. Reduce además el estrés y la ansiedad. Por eso, también es una práctica importante y positiva para nuestro organismo que, como te contábamos en palabras de los expertos a los que entrevistábamos hace unos días, es cada vez más popular porque con el paso de los años se prueban con más certeza y rigor sus beneficios.

Por eso, recuerda: come cuando tengas hambre real y, cuando no la tengas, no te fuerces. Tu cuerpo sabe lo que necesita. Conéctalo con tu mente y dale solo lo que te pide intentando siempre ofrecerle únicamente opciones saludables. La frecuencia de las comidas es algo que no tiene por qué estar reglado.

Te puede interesar:

Alimentación Alimentos sanos recetas de cocina nutrición
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?