Cremas hidratantes para pieles grasas

¿Pensabas que las pieles con tendencia grasa o mixta no necesitaban hidratación diaria? ¡Error! Te damos las claves para que cuides tu cutis correctamente si te sientes identificada.

Actualizado el

1-10
Chanel

1 / 10

Chanel

Hydra beauty micro crème (83 €).

Dior

2 / 10

Dior

Crema hidratante con efecto refrescante, de la línea Dior Hydralife (49,95 €, en Sephora).

Clarins

3 / 10

Clarins

Gel iluminador de día (26,25 €).

Sisley

4 / 10

Sisley

Crema hidratante con pepino (134 €).

Avene

5 / 10

Avene

Emulsión hidratante UV (15 €).

Biotherm

6 / 10

Biotherm

Gel hidratante Aquasource (47,90 €).

Clinique

7 / 10

Clinique

Dramatically Different hidratante en gel (29 €/50 ml).

Glamglow

8 / 10

Glamglow

Hidratante Volcasmic matte glow (49,90 €).

Estée Lauder

9 / 10

Estée Lauder

Day Wear Matte, crema en gel control de grasa y anti-oxidante (44 €).

Shiseido

10 / 10

Shiseido

Loción fresca de la línea Waso (23,10 €, en Primor).

Es un error muy común pensar que las pieles grasas no requieren de cuidados hidratantes o, al menos, no a diario. Pero lo cierto es que la piel no es grasa al completo, sino que puede tener ciertas zonas más secas que sí necesiten un plus de hidratación. La clave de todo este proceso es establecer una rutina ineludible, con un paso a paso sencillo pero correcto para las pieles de este tipo.

Para empezar, lo ideal sería hacer una limpieza en profundidad. Preferiblemente, con limpiadores en formato espuma y luego con un tónico limpiador para arrasar con el resto de partículas impuras que puedan haberse quedado. Es importante no aplicar ninguna hidratante antes de llevar a cabo esta limpieza, pues el efecto deseado carecería de resultados visibles.

Tengo la piel grasa, ¿qué crema me compro?

Es cierto que las hidratantes nos suelen llamar la atención a personas como tú, que tienen la piel grasa o mixta y con tendencia al acné. No obstante, tienes que saber que con el tipo de crema adecuada, esto no solo no perjudicará a tu piel, sino que notarás una mejoría sorprendente.

Lo primero que tienes que hacer es fijarte en el prospecto o en la etiqueta, que asegure que está 'libre de aceites'. La clave es que su componente más alto sea el agua y tú misma puedes comprobarlo en la parte posterior de la etiqueta. Por otro lado y si no quieres arriesgarte, siempre puedes optar por las texturas en gel. ¿Por qué en gel? Porque tiene la capacidad hidratante de una suntuosa crema (que usaría personas con la piel seca), la frescura propia que aporta el agua y el efecto matificante imprescindible de unos polvos. Además, las siliconas son algo positivo para ti. Y es que los productos que las contienen (cremas en textura gel, sérums...) son los más indicados para tu piel.

¿Cada cuánto me la hidrato?

Aunque lo recomendable es hacerlo dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, lo cierto es que hacerlo por la noche será más que suficiente. A esta hora del día, con la piel totalmente limpia, la hidratante hará su trabajo mientras tu dermis se regenera al dormir y los resultados serán potencialmente mejores.

Te puede interesar:

Cremas cremas hidratantes piel rostro tratamientos de belleza
Loading...