InStyle para Rochas

María León, Elena Rivera y Manuela Velasco rinden homenaje a sus madres recreando una foto icónica de su juventud

Un gesto, un lunar o mancha fruto de un antojo, una frase cientos de veces repetida o esa manera tan especial de perfumarse. María, Elena y Manuela rescatan, para reinterpretarlo, el mejor ‘look’ retro de sus progenitoras y hablan de las herencias maternas que más han calado en sus vidas.

De Carmina Barrios, María León (Sevilla, 1984) ha heredado la forma de echarse la mano a la frente cuando algo le preocupa o le “ocupa”. Elena Rivera (Zaragoza, 1992) tiene la misma manía que su madre, Ana Villajos, de colocarse el pelo constantemente detrás de la oreja. Manuela Velasco (Vigo, 1975) cuenta que comparte con su progenitora, Mache Díez, la manera de quedarse “embobada” observando las cosas. O que, como ella, sonríe automáticamente cuando le van a hacer una foto. Las tres se miran al espejo y las ven a ellas, a sus madres: “En todo. Soy igual”, dice María. “En los labios, sobre todo en el piquito de arriba -señala Elena-, y en los ojos, grandes como los suyos”. “Los hombros, las caderas, tenemos un aire”, apunta Manuela. El trío de intérpretes ha querido celebrar los más de cincuenta años de Eau de Rochas con un emotivo short film en el que desvelan supersticiones, recetas, rutinas, gestos compartidos y un sinfín de herencias maternas que les despiertan una sonrisa. ¿El estilo? También se lo deben a sus madres, como demuestran las imágenes a continuación, a través de las cuales les rinden un homenaje que quedará para el recuerdo.

Carmina Barrios y María León: sin miedo a arriesgar

Madres e hijas Rochas
Carmina Barrios, ejerciendo de madrina en la boda de su hermano Antonio, en 1972.

Tras revisar muchas imágenes de su madre, María se decidió por ésta, donde Carmina ejerce de madrina de boda de su hermano. “Había muchas, pero en todas se la veía de ‘mamá’ (con esa edad, unos 20 años, ya tenía dos niños pequeños) y yo quería mostrar a la mujer ‘individual’”. Cuenta que su madre era muy moderna y tanto o más presumida: “Aunque fuese madre jovencísima, estaba súper actualizada”. “¿Que si me identifico con su estilo? En la modernura sí. He arriesgado muchísimo y ella me ha dado libertad para hacerlo. Tenía 15 años y recuerdo que me acompañaba a comprarme pantalones imposibles: turquesas, con palmeras verdes... Tengo una madre bastante peculiar”, ríe María.

Madres e hijas Rochas
María León lleva vestido y sombrero ‘vintage’ y guantes largos en satén de Guante Varadé (varade.com).

La sencillez de madre (Ana Villajos) e hija (Elena Rivera)

Madres e hijas Rochas
Ana Villajos, madre de Elena Rivera, de turismo por Barcelona (1984).

En cuestión de estilo, tratar de no llamar la atención es el mantra de Elena Rivera y de su madre, Ana Villajos. “Cuanto más sencillo y menos, mejor. Lo de llevar un montón de lazos, flores o estampados no nos va. Cuando era una cría y nos íbamos de tiendas por Zaragoza nos entendíamos muy bien. En ese sentido somos iguales”, rememora la actriz. Rescatar una imagen en la que Ana apareciese sola no fue fácil, según cuenta Elena: “En la época, casi mediados de los ochenta, había más costumbre de hacerse fotos todos juntos, con familia, amigos... Le dije que eligiese una con la que se sintiese a gusto y escogió ésta de cuando fue a Barcelona con mi padre siendo novios para visitar a una prima hermana suya. Fue la excusa para visitar el zoo, el parque Güell...”. La imagen encierra, ademas, una historia generacional porque la blusa que luce su madre se la hizo su abuela.

Madres e hijas Rochas
Elena Rivera, con camiseta de Sfera (sfera.com), pantalón de El Corte Inglés (elcorteingles.es) y bailarinas de Pretty Ballerinas (prettyballerinas.es).

El espíritu cosmopolita de Maché (madre de Manuela Velasco)

Madres e hijas Rochas
Maché Díez, madre de Manuela Velasco, en San Francisco en 1980.

“Compraba ropa en todo el mundo e iba vestida que era un escándalo. Yo lo pasaba mal porque la gente se giraba. Iba muy atrevida y esa sensualidad, en la época, no se entendía. Le decía: ‘Pero ¡mamá! ¿No puedes ser como las otras madres?’. ‘¿Y eso cómo es?’, preguntaba. ‘¡Normal!’, ríe Manuela, que asegura haber salido todo lo contrario que su progenitora: “Siempre le pedía tallas XXL. Mi adolescencia la pasé como metida en un saco porque no quería marcar nada”. En la imagen, Maché Diez, entonces modelo, posa en las calles de San Francisco en el año 1980. “Había un peluquero mítico, Durán, que hacía shows de peluquería por todo el mundo. Al final se convertía en un viaje de amigas porque siempre iban a desfilar las mismas”, cuenta su hija.

Madres e hijas Rochas
Manuela, con sudadera blanca con logo de Perfect Moment (perfectmoment.com) y maxi gafas de sol de Givenchy (givenchy.com).

Un perfume de herencia

Eau de Rochas fue la primera agua de colonia creada para mujeres. Su jugo, a base de cítricos y flores como el jazmín, el narciso y la rosa, sigue transmitiéndose de generación en generación cincuenta años después de su nacimiento.

Madres e hijas Rochas

Estuche de regalo Eau de Toilette Eau de Rochas (48 €, incluye eau de toilette vaporizador de 100 ml, miniatura de 20 ml y loción corporal de 100 ml).

COMPRAR

Te puede interesar:

Perfumes Día de la Madre Actrices
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?